Bodegas Cinco Jotas obtiene la ‘Q’ de calidad por su alto interés turístico

La empresa invita a descubrir los secretos del jamón de Jabugo

Cinco Jotas es una marca con más de 130 años de experiencia en conservar la pureza y autenticidad

El Instituto para la Calidad Turística Española (ICTE) ha otorgado este jueves la máxima certificación del sector turístico, la ‘Q’ de Calidad Turística, a la Bodega Cinco Jotas, que se convierte así en la primera de su categoría en recibirla, según ha informado la empresa en un comunicado.

La distinción reconoce el alto interés turístico y premia la calidad de experiencia de la Bodega Cinco Jotas, que abrió sus puertas al público el pasado año, por primera vez desde su fundación en 1879. El ICTE es un organismo privado e independiente que reconoce a las mejores destinaciones turísticas de España.

Bodega Cinco Jotas ha invitado a sus visitantes a vivir “un recorrido único”, descubriendo el proceso de elaboración un producto “de excepción” en sus bodegas, situadas a más de 700 metros de altitud. El visitante, asegura la empresa, “puede descubrir todos los secretos del jamón ibérico Cinco Jotas de la mano de los artesanos que intervienen en la creación de un proceso que se ha mantenido intacto, siendo seña de identidad de la marca y de Jabugo desde 1879”. La visita finaliza con un pequeño taller de corte, de la mano de un maestro cortador, donde degustar el mejor jamón.

Grupo Osborne

La ‘Q’ de calidad de Cinco Jotas es un paso más del grupo Osborne en el proceso de garantizar la “excelencia de su oferta turística”. Esta certificación se une a las ya obtenidas por Osborne para sus bodegas en Malpica de Tajo (Toledo) y en Fuenmayor y Navarrete (La Rioja).

Según destaca la empresa, Cinco Jotas es una marca con más de 130 años de experiencia en conservar la “pureza y autenticidad de los mejores productos del cerdo de bellota ibérico del mundo. Una de las claves de su éxito, asegura, es que “desde siempre ha criado a sus cerdos en libertad”.

La Dehesa es el espacio natural en el que el cerdo ibérico consigue toda su calidad. Sin su geografía particular, no se conseguiría esa distinguida casta. El pueblo de Jabugo es un enclave único para la curación del jamón de bellota ibérico, ya que está situado a una altitud de 658 metros en el Parque Natural de Sierra Aracena y Picos de Aroche que fue declarado Reserva de la Biosfera Dehesas de Sierra Morena por la Unesco.

Sé el primero en comentar...

Escribe una respuesta

Tu dirección de correo no será publicada.


*