Sanz aboga por la coordinación entre administraciones y las políticas de prevención en la lucha contra los incendios

El Estado aporta 1.215 efectivos y 5 medios aéreos para la campaña de verano

El delegado del Gobierno en Andalucía junto a los subdelegados de las ocho provincias andaluzas

El delegado del Gobierno en Andalucía, Antonio Sanz, ha pedido hoy en Huelva “mantener el esfuerzo de coordinación” entre administraciones y “profundizar en las políticas de prevención” para luchar contra los incendios forestales en Andalucía, al tiempo que ha destacado que el Estado ha movilizado un total de 1.215 agentes de las unidades del Seprona y los equipos Roca de la Guardia Civil, especialistas de la Unidad Militar de Emergencias (UME), personal del organismo autónomo de Parques Naturales y funcionarios del Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente (MAGRAMA) para colaborar, como cada año, con los efectivos que despliega la comunidad autónoma dentro del plan Infoca.

En una comparecencia ante los medios durante la Comisión Territorial de Asistencia al Delegado, celebrada en la capital onubense y en la que han participado los ocho subdelegados del Gobierno para analizar y coordinar diferentes asuntos, Sanz ha destacado “la importancia de la coordinación entre la Junta de Andalucía y el Ejecutivo central” para combatir los cuatro incendios forestales que se han producido en los últimos veinte días en los términos municipales de La Línea de la Concepción (Cádiz), Gibraleón (Huelva), Cantillana (Sevilla) y San Roque (Cádiz).

En este sentido, ha afirmado que el incendio más preocupante hasta la fecha se ha originado precisamente esta semana, el pasado martes, 12 de julio, en la localidad gaditana de la Línea de la Concepción y, “afortunadamente, a media mañana de ayer pudo estabilizarse y desactivarse el nivel de emergencias 1”. Para la extinción del mismo, ha precisado el delegado, el MAGRAMA movilizó 3 medios aéreos, en concreto, 3 aviones anfibios con una capacidad total de descarga de agua entre los tres que alcanza los 16.500 litros. “Uno de esto anfibios es el mismo que operó hasta que se controló otro incendio en la localidad onubense de Gibraleón, y los otros 2 anfibios son los que tienen su base en Málaga”, ha agregado.

Incendios en Gibraleón

El segundo de los incendios en los que ha participado el Estado es el que se declaró también el pasado 12 de julio en Gibraleón y para el que el MAGRAMA envió 1 avión anfibio que se desplazó desde la base de Talavera la Real en Badajoz, con capacidad de descarga de agua de 5.500 litros y, que posteriormente se redirigió a La Línea, ha detallado Sanz, quien ha lamentado que este fuego, que quedó estabilizado ayer, ha devastado 40 hectáreas de pasto y matorral.

Sanz ha precisado que este es el segundo año en que se aplica el Plan Estatal de Protección Civil para Emergencias por Incendios Forestales que, como se comprobó el pasado año, “mejora significativamente el nivel de coordinación entre administraciones”, estableciendo tres fases operativas en función de la gravedad potencial de un incendio forestal: la fase de alerta y seguimiento; la fase de gestión operativa y la fase de emergencia de interés nacional.

Junto a la importancia de la colaboración institucional en una temporada con alto riesgo de incendios, debido a las altas temperaturas que la Agencia Estatal de Meteorología (AEMET) prevé para el mes de julio, Sanz ha destacado “la función primordial de la colaboración ciudadana”, pues “la mejor estrategia para actuar contra los incendios forestales es, sin duda, evitar que se produzcan”, según ha dicho.

Medios aéreos y terrestres

El Estado está presente en la campaña contra incendios de este verano a través de los Ministerios del Interior, Defensa y MAGRAMA. Este último aporta 5 medios aéreos con sede en Andalucía, que podrán actuar de forma inmediata para apoyar a la Comunidad Autónoma en el momento que se alerte de un incendio. Estos aviones y helicópteros cuentan con capacidades de descarga de agua que van desde 5.500 litros de los dos anfibios que tienen sede en Málaga, hasta los 4.500 litros de los helicópteros Kamov, ubicados en La Almoraima de Cádiz y Huelma de Jaén, o los 3.100 litros de capacidad del avión de carga en Tierra con base en Niebla, Huelva.

Un momento de la Comisión Territorial de Asistencia al Delegado celebrada en Huelva
Un momento de la Comisión Territorial de Asistencia al Delegado celebrada en Huelva

El Estado cuenta además con 2 unidades móviles de Meteorología y Observación que tienen sentadas  sus bases en Huelva y Granada. Se trata de vehículos todoterreno dotados de una estación meteorológica automática, equipo de comunicaciones radio en banda aérea y terrestre y unidad de recepción de imágenes enviadas desde ACO, cuya labor principal es la de servir de apoyo al Director de Extinción de la Comunidad Autónoma en los grandes incendios.

Medios Humanos

Durante la campaña de verano de 2016, 491 agentes de la Guardia Civil participan en el dispositivo de lucha contra incendios, entre ellos, 317 agentes del Seprona distribuidos en 92 patrullas, destacamentos o equipos de investigación. A éstos hay que sumar los 25 equipos Roca de la Guardia Civil, que suman 100 agentes, y un refuerzo de 74 agentes de la Brigada de Seguridad Ciudadana.

El delegado del Gobierno se ha referido a “la labor de vigilancia preventiva que realizan los agentes de la Guardia Civil, especialmente en zonas de alto valor ecológico”, donde los agentes de Seprona controlan la entrada de vehículos, caravanas y excursionistas, impidiendo que se realicen barbacoas en época de especial riesgo de incendios. Además, ha mencionado “el gran trabajo” que realizan los agentes en la investigación de las causas de los siniestros. Así, durante 2015, la Guardia Civil consiguió aclarar 95 de los 314 incendios producidos, lo que equivale a un 30 por ciento de esclarecimientos y un 2% más que en 2014. Dicha labor se saldó el año pasado con 20 imputados y, durante los incendios, un total de 752 personas y 73 viviendas evacuadas. Sanz ha señalado que la mayor parte de los fuegos se originan por la mano del hombre y solo el 4%, obedecen a causas naturales.

UME

El 20 por ciento de los efectivos nacionales de la UME se concentra en el II Batallón que la UME tiene de Morón de la Frontera, que tiene activadas desde junio 6 secciones, integradas por un total de 625 militares, cuatro helicópteros COUGAR y 161 vehículos. Estos medios ofrecen soporte en la lucha contra los incendios forestales de Andalucía, Canarias y las ciudades autónomas de Melilla y Ceuta.

En el momento en que se requiere la presencia de la UME en un incendio, acude una unidad de intervención compuesta por 50 militares, así como 6 vehículos autobombas y 2 nodrizas. La dotación va en aumento en función de la evolución del incendio, hasta un total de 300 efectivos. Junto a ellos, una de las Brigadas contra Incendios Forestales (BRIF), con base en Extremadura y especializada en el combate de grandes incendios, tendrá Andalucía como zona preferente de actuación. Este BRIF está compuesto por 3 equipos de 1 técnico, 2 capataces y 14 brigadistas. Además, el organismo autónomo de Parques Nacionales cuenta en Andalucía con otras 48 personas destinadas en el dispositivo contra incendios del Centro Montes Nuevo Selladores-Contaderos en la provincia de Jaén.

Por su parte, la Dirección General de Tráfico (DGT) controla el territorio andaluz con el helicóptero PEGASUS y emite alerta en caso de conato de incendio. Asimismo, emite anuncios dirigidos a los conductores, en los que se les recuerda la necesidad de extremar las precauciones por alto riesgo de incendio.

La Agencia Estatal de Meteorología (AEMET) participa en el dispositivo suministrando puntualmente información sobre el peligro de incendios, a través de boletines y mapas de riesgo meteorológico y de incendio, que clasifican el riesgo en cinco estratos (bajo, moderado, alto, muy alto y extremo).

 

Sé el primero en comentar...

Escribe una respuesta

Tu dirección de correo no será publicada.


*