CCOO y Comité de Empresa de la Fundación SAMU ponen fin al conflicto laboral

El acuerdo es fruto de dos años de lucha sindical y jurídica

El acuerdo incluye el reconocimiento de la categoría como Auxiliar Técnico Educativo

El sindicato de Enseñanza de CCOO Huelva, el Comité de Empresa y Fundación SAMU, han firmado un acuerdo que pone fin a un conflicto que se venía alargando desde hace cuatros años, al no reconocer la empresa las condiciones laborales de sus trabajadores como están contempladas en el Convenio Colectivo

Los términos principales del acuerdo que se han pactado incluye el reconocimiento de la categoría como Auxiliar Técnico Educativo en Centros Educativos sin concierto, así como el mantenimiento de la antigüedad. Igualmente, el acuerdo recoge la aplicación de las tablas salariales correspondientes al XIV Convenio Colectivo General de Centros y Servicios de Atención a Personas con Discapacidad, desempeñando su trabajo en centros públicos de la Junta de Andalucía de Huelva y provincia, contratadas por empresas privadas.

Para Ana Hernández, responsable del sector de Enseñanza Privada y Socioeducativo del sindicato provincial de Enseñanza de CCOO Huelva, este acuerdo “supone un paso adelante en la mejora de las condiciones laborales de este colectivo de trabajadores, del cual cerca del 90% son mujeres, y en el reconocimiento de los derechos derivados de la negociación colectiva”. La sindicalista ha querido recalcar que el acuerdo “ha sido fruto de la movilización sostenida en el tiempo de estos trabajadores, que han demostrado gran valentía y perseverancia en lo justo de la reivindicación defendida, y finalmente han conseguido que se vieran reconocidos sus derechos laborales”.

Externalización del servicio

En lo que se refiere a la externalización del servicio, CCOO ha insistido en que la posición del sindicato se mantiene firme en la necesidad de que la Junta de Andalucía “revierta las prestaciones de estos servicios para que sean prestados de manera directa por la Consejería que dirige Adelaida de la Calle”. Mientras que en lo que se refiere al acuerdo en sí con la Fundación SAMU  “debe servir a la Consejería de Educación como un aviso a navegantes, para la inclusión de cláusulas sociales en las licitaciones de estos servicios, que nunca debieron ser externalizados”.

Este conflicto tuvo su origen en que SAMU, al igual que la anterior adjudicataria, no  reconocía a sus trabajadores sus condiciones laborales tal y como vienen recogidas en el Convenio Colectivo, a la vez que en los pliegos de licitación del servicio. Ello ha motivado llevar a cabo varias jornadas de huelga durante los dos últimos cursos escolares, de las más de 100 trabajadoras de la plantilla, que ha afectado al alumnado de Educación Especial de buena parte de los colegios e institutos de la provincia de Huelva.

Sé el primero en comentar...

Escribe una respuesta

Tu dirección de correo no será publicada.


*