Grandes hoteles y apartamentos, camping y campos de golf no generan más empleo ni en temporada de verano

El turismo no asume en Huelva el empleo que debiera en los meses de verano y de eso deberían hablar Patronato y sindicatos.

Mientras en España baja en el tercer trimestre del 2016 , según la Encuesta de Población Activa (EPA), el número desempleados, en Huelva provincia, que se encuentra en los meses de temporada alta en el turismo, resulta que aumentan y nos situamos en la cuarta peor de todo el país, con un 29,64% y 70.300 personas sin empleo. La conclusión no puede ser más clara, la actividad turística no genera más empleo por parte de no más de veinte grandes hoteles y apartamentos, los siete camping y los seis campos de golf. Sin embargo, desde hace semana nada más que vemos fotos y fotos de reuniones de representantes del Patronato de Turismo y de una llamada Secretaría Técnica de Turismo del Plan Estratégico que, a decir verdad, nadie concreta de qué organismo cuelga, con qué presupuesto cuenta y qué es eso del Plan Estratégico y cuál es la finalidad del mismo, manteniendo reuniones sólo y exclusivamente con este reducido grupo de empresas, que como asociaciones cuenta con la misma persona de secretario general que quien luego se presenta como Secretaría Técnica de Turismo, al cual se le entrega, además, las llaves de una oficina en el vivero de empresas que está pensando para emprendedores pero nunca se ha dicho que también pudieran estar en el mismo asociaciones de un grupo de empresas que semanas antes han recibido una subvención directa de 30.000 euros.

El fondo de todo ello gira en torno al Plan Horizonte 2020 que está dotado con 524 millones de euros. Y nos parece muy bien que se haga una apuesta por seguir creciendo en turistas porque en otras provincias es quien está tirando del empleo y de la balanza de pagos. Pero en Huelva no ocurre lo mismo. Es necesario, si se quiere hacer bien el diagnóstico y en manos de técnicos imparciales (es decir que no estén sentados en ambos lados de la mesa que trabaja este Plan), la participación de otros sectores empresariales que se ven afectados por un mal planteamiento de lo que Huelva puede ser en materia turística. Hacer un coto cerrado de una cuestión tan crucial, que ya evidencia, por el poco empleo que genera, que requiere de un nuevo planteamiento, es un error grave que los gobernantes no se pueden permitir. Oiga, que estamos hablando de 70.300 desempleados en los meses en los que Huelva está en temporada alta. ¿Qué sería en temporada baja sino fuera por la actividad de las explotaciones agrarias?

Con estos datos tan crueles no se puede montar todo un Plan Estratégico, y menos cuando está subvencionado, sobre la base de ubicar acomodo a unas determinadas personas por mucha vinculación profesional que pueda tener con algunas de las empresas que son una mínima parte de lo se entiende por un sector turístico.Hay que escuchar la opinión de los bares, discotecas, pub y restaurantes del litoral que andan muy cabreado porque, con el “todo incluido” de la pulserita, el turista apenas sale de los establecimientos hoteleros. Porque la hostelería es algo más que diez o quince restaurantes de la capital y contados de la provincia. Hay más de 2.000 empresas con esta actividad censadas en Huelva. También los comerciantes puede explicar lo que están padeciendo. Y el transporte. Las agencias de publicidad. Las que organizan eventos. Los bodegueros y cooperativas de vino. Las gasolineras. Y hasta a los agricultores y ganaderos que a mayor población más productos de sus explotaciones podrían vender.

Si se sigue entendiendo que el turismo como actividad económica está en base a no más de 150 empresas, mal vamos. Podrán tirarse muchas fotos en reuniones para configurar el Plan Estratégico y organizarle promociones a la carta -porque luego hay justificar determinadas partidas- pero eso no irradia, entre otros motivos porque el empleo que genera es muy escaso y centrado en unas fechas muy concretas. Los sindicatos, que conocen las muchas posibilidades del Turismo -con mayúsculas en Huelva- tendrían que ser más exigentes. Como lo deben ser otras asociaciones empresariales que dependen de esta actividad productiva. Urge corregir lo que se está haciendo mal y, sobre todo, que se dé a conocer los distintos planes que están ya dotados económicamente en Huelva para hacer crecer el turismo de una manera global y que debe llegar también a los municipios, como ya ocurre con Almonte o Aracena.

Hay, por tanto, muchas actuaciones que planificar. Y baste un dato y un hecho contrastado. El aeropuerto de Faro ya ha celebrado los 7 millones de pasajeros hasta septiembre. En Huelva, los trenes malos que nos trajeron del norte para llevarse los buenos Alvia hay días en que ni arrancan. El pasado domingo, como explicó nuestro periódico digital, el tren de las 16:00 de la tarde a Madrid no pudo salir y los pasajeros tuvieron que irse en el de las 17:50, eso sí saltando por las vías y cruzando el tren averiado en la estación que no había querido arrancar. Tercemundismo puro. Y no se han escuchado muchas voces sobre este incidente, que por repetido ya genera una absoluta desconfianza en quien se viene para pasar un fin de semana en Huelva. Y esto también es turismo.

Sé el primero en comentar...

Escribe una respuesta

Tu dirección de correo no será publicada.


*