Rufián, Bildu, Podemos y las confesiones del auténtico Pedro Sánchez liberan al PSOE de una pesada carga

Rufián publica en twitter el discurso completo y se lo devuelven lleno de correcciones y con un 4 de nota.

Gabriel Rufián, el provocador orador de Ezquerra Republicana, publicó en twitter el texto completo contra el PSOE que no terminó de leer porque se le agotó el tiempo de intervención y se lo han devuelto corregido con la nota de un cuatro en gramática, lo que a su edad y status se correspondería con un analfabeto del castellano. Podría quedar en una simple anécdota, que denota hasta qué extremo puede llegar en el futuro la comunicación entre catalanes y sus principales clientes en el resto de España porque llegará el día en que no se hable un mismo idioma y eso hace imposible el mantenimiento de relaciones comerciales, sino fuera porque comentó la portavoz de Coalición Canaria, Ana Oramas, de “dónde han salido estos chicos tan jóvenes pero con tanto odio como el que desprenden”.

A su intervención siguió la de Oskar Matute, de Bildu, que quiso escribir la historia de su vida olvidando las más de mil muertes inocentes que ETA se ha llevado por delante, niños, mujeres, hombres, políticos, catedráticos y miembros de las Fuerzas de Seguridad de España y del País Vasco y del Ejército.

Afortunadamente pudimos ver a casi  2/3 de los diputados del Congreso de los Diputados  (PP, PSOE y Ciudadanos) en pie contra tanta sinrazón, mientras los dirigentes de Podemos y sus confluencias, lo que queda de IU y separatistas permanecían sentados en sus asientos (imagen que quedará en la retina de muchos votantes) como si con las palabras no se pudiera ofender y hasta herir a quienes, como le recordó el portavoz del PSOE, durante muchos años fueran perseguidos y lucharon porque hoy puedan en democracia estar sentados ellos en la Cámara de representación de la soberanía popular.

Mientras esto ocurría el sábado, al día siguiente, Jordi Evola en ‘Salvados’, en la Sexta, la cadena que actúa de caja de resonancia del populismo más sectario, lograba desnudar, como el político más torpe del mundo, al auténtico Pedro Sánchez, que de no frenarlo en seco por una parte mayoritaria del Comité Federal habría seguido con el PSOE los mismos pasos de Alberto Garzón.

No sabe el PSOE el peso que se ha quitado de encima porque, por fin,  todos han enseñado las cartas a jugar en la legislatura que comienza y las verdades intenciones que albergan las fuerzas separatistas y de extrema izquierda. Y eso que todavían no han mostrado su ferviente republicanismo pero no ha de tardar a que también comiencen los ataques y la provocación a la Corona.

Queda a la Gestora y al Comité Federal marcar unas nuevas líneas en su relación con el Partido Socialista Catalán. Carece de toda lógica política, que puedan contar con voz y voto en las decisiones del PSOE, siendo dos partidos distintos, y que el resto del socialismo español no tenga ni voz ni voto en las decisiones de los socialistas catalanes. No se trata de ninguna ruptura, como ya se quiere vender desde Cataluña sino de un elemental principio de igualdad entre dos partidos que puede unirse en algunas cuestiones pero que, como ya practican los catalanes, no se puede “estar en misa y repicando a la vez”, por muy bailarín que sea Iceta; mejor ,”cada uno en su casa, y Dios (o el socialismo) en la de todos”.  Cerrada esta negra etapa ya puede comenzar el PSOE no a la refundación, sino a repensar su posicionamiento ideológico y político ante el nuevo marco político que ha conllevado la crisis económica y la fractura social que se ha dado al debilitarse la moderada y centrada clase media en España. Cuando en las organizaciones hay quienes se dedican a poner palos en las ruedas y a obstaculizar de manera permanente, haciendo perder un tiempo precioso, pero agotador, al resto del colectivo, lo mejor es cortar por lo sano. Y visto lo visto, pocas dudas quedan de la necesidad de una intervención del socialismo que gobierna instituciones aunque la batalla librada haya sido dura, complicada y alarmante en sus momentos más críticos. Los que tenían información de primera mano sabían bien del riesgo que corría el centenario PSOE estando en manos de dirigentes como Pedro Sanchez.

Sé el primero en comentar...

Escribe una respuesta

Tu dirección de correo no será publicada.


*


LinkedIn Auto Publish Powered By : XYZScripts.com