La digitalización reduce el número de locales comerciales y oficinas de bancos

Este año han cerrado más de 2.600 tiendas de las principales calles del Reino Unido

Cada vez más usuarios se están acostumbrando a realizar todo tipo de gestiones online

La tendencia creciente a las compras online y a la realización de gestiones financieras a través de internet está generando el cierre de una gran cantidad de tiendas, incluso en las calles comerciales más visitadas de las ciudades, y de sucursales bancarias. Dos estudios publicados recientemente por la consultora PWC y por el Banco Central Europeo constatan los cierres de locales en sendos sectores.

Cada vez más usuarios se están acostumbrando a realizar todo tipo de gestiones online. La red ofrece una oferta más amplía y especializada y permite comparar servicios y productos de una forma rápida. Los clientes introducen en su buscador de internet el nombre del producto que quieren adquirir y multitud de portales online les ofrecen ese producto y otros similares para que pueda comparar hasta el último detalle.

En el primer semestre de 2016 han cerrado más de 2.600 tiendas situadas en las calles comerciales principales del Reino Unido, mientras que las aperturas de nueva apenas han llegado a las 503. Así lo revela un estudio de PwC, que indica que las tiendas de moda y las oficinas bancarias son las que más están cerrando a consecuencia de la digitalización en sus respectivos sectores.

Recientemente el Banco Central Europeo ha publicado otro informe sobre la eficiencia de los bancos de la zona euro que revela que pese a los fuertes ajustes de los últimos 4 años, España continua teniendo el ratio más alto de sucursales bancarias de toda la zona euro. Al cierre de 2015, España contaba con una sucursal bancaria por cada 1.493 habitantes. Otros países como Francia tienen 1.770 habitantes por cada sucursal, o Alemania 2.397. Para el Banco Central Europeo el ratio de oficinas por habitante es determinante a la hora de calcular la eficiencia del sistema bancario porque está relacionado con el uso de la tecnología en la relación diaria con los clientes. El informe señala que España cuenta con uno de los sistemas menos eficientes de la Europa del euro, solo por delante de Malta, Estonia y Chipre.

Fuerte crecimiento del crowdlending

La utilización de la tecnología permite alcanzar una mayor eficiencia en el sector financiero. Cada vez más los clientes realizan sus trámites bancarios online y buscan unas mejores condiciones para su dinero también a través de la red. Los bajos tipos de interés están llevando a muchos ahorradores a buscar en la red modelos de negocio alternativos a los tradicionales depósitos bancarios. Uno de los que más éxito está demostrando es el crowdlending, ya que permite sus inversores online conseguir rentabilidades cercanas al 7%. Mediante una plataforma online, el crowdlending pone en contacto directo a personas o empresas que solicitan préstamos con otras personas que están dispuestas a prestarles dinero a cambio de un interés. Las plataformas de crowdlending encuentran a ambas partes, evalúan el riesgo de las operaciones y se ocupan de canalizar el dinero en los dos sentidos.

Sé el primero en comentar...

Escribe una respuesta

Tu dirección de correo no será publicada.


*


LinkedIn Auto Publish Powered By : XYZScripts.com