La industria analiza en unas jornadas de la UHU la repercusión de la responsabilidad social en las empresas

Los ponentes coinciden en que la RSC es una cuestión que atañe a todos

Agüera ha abordado el alcance de la RSC de la industria química en Huelva

La gran repercusión que tiene en las empresas la responsabilidad social hoy en día ha sido destacada por todos los participantes en las Segundas Jornadas Internacionales sobre Responsabilidad Social Corporativa que se han celebrado este jueves en la Facultad de Ciencias del Trabajo de la Universidad de Huelva y que han contado con la presencia de representantes de la industria química, la minería y profesores de la Onubense.

Esta iniciativa está promovida por la Cátedra Cepsa y, bajo el lema ‘Haciendo industria de manera responsable’, persigue sensibilizar acerca de la importancia que tiene en las empresas la responsabilidad social y promover un debate y una mejora de un indicador diferenciador que aporta valor y calidad. Las jornadas han sido inauguradas por el alcalde de Huelva, Gabriel Cruz; el rector de la Universidad, Francisco Ruiz; el director de Cepsa Refinería La Rábida, José Antonio Agüera; el director de la Cátedra Cepsa, Agustín Galán; y la decana de la Facultad de Ciencias del Trabajo, Pilar Marín.

El primer bloque de las jornadas ha debatido sobre la evolución de la responsabilidad social, así como las medidas puestas en marcha en el entorno legislativo para configurarla como un elemento necesario en el desarrollo de las actividades empresariales, gracias a las intervenciones de los profesores Rosa María Vaca, Agustín Galán y Roberto Fernández.

Un momento de la inauguración de las Jornadas celebradas en la UHU
Un momento de la inauguración de las Jornadas celebradas en la UHU

En este mismo bloque, Antonio Agüera ha analizado el papel que juega este concepto en la industria química de Huelva, dejando claro que la responsabilidad social “es parte del valor de una empresa” y se ha mostrado convencido de que se trata de un elemento necesario para la industria, en especial para la química. Agüera ha explicado en un aforo lleno de universitarios, que el nacimiento en 1986 de la Asociación de Industrias Químicas, Básicas y Energéticas de Huelva (Aiqbe) “es la primera semilla de la responsabilidad social en Huelva”. En su exposición, ha señalado que Aiqbe “ha mantenido siempre unos objetivos medioambientales muy exigentes” y ha añadido que “nuestro compromiso con la sostenibilidad y el medio ambiente está muy por encima de la normativa”.

La profesionalización en la industria es cada día más exigente, porque eso es sinónimo de competitividad

Pero Agüera también se ha referido a otros aspectos de la responsabilidad social, como el relativo a la plantilla, destacando el “empleo indefinido y de alta calidad” de la industria química en Huelva, de la que viven 9.000 personas. Un plantilla en la que el 80% no llega a los 40 años, según ha constatado. Se apuesta por la juventud, pero también por la profesionalización, que según ha indicado, “en la industria es cada día más exigente, porque eso es sinónimo de competitividad. Si una empresa deja de ser competitiva, desaparece”. En cuanto a la seguridad, el objetivo, ha dicho, es cero accidentes al año, algo que ya ha conseguido la Refinería de La Rábida. “Ha llegado el momento de hablar bien de la industria química de Huelva”; una industria, ha manifestado, “que goza de una gran salud y se siente muy vinculada a la ciudad”.

Los asistentes han conocido de primera mano la importancia de este concepto
Los asistentes han conocido de primera mano la importancia de este concepto

Por su parte, el director general de la Federación Empresarial de la Industrias Química Española (FEIQUE), Juan Antonio Labat, ha abordado la repercusión de la responsabilidad social no sólo en la industria química, sino también en la energética. Según ha expuesto, lo primero de la responsabilidad social es crear empleo y estabilidad laboral. En este sentido, ha señalado que el 95% de los contratos de este sector industrial es indefinido. “No nos interesa perder trabajadores porque invertimos mucho en su formación, unos 260 euros al año por trabajador”, ha puntualizado.

También ha destacado el tema de la igualdad, argumentando que el 80% de las empresas químicas tienen planes de igualdad, con especial atención a las medidas de conciliación, y que el 40% de los trabajadores son mujeres. En cuanto a la seguridad, ha indicado que en los últimos años se han reducido hasta un 70% los accidentes den la industria química española. En el aspecto medioambiental, ha destacado la continua reducción de emisiones, alegando que desde 2001 se han reducido el 54% de emisiones.

Segundo sector industrial del país

En el ámbito de la responsabilidad social, Labat también se ha referido al aspecto económico, indicando que el de la química es el segundo sector industrial del país, con una facturación en 2015 de 58.000 millones de euros. “Es el único sector, junto al de la alimentación, que ha crecido pese a la crisis”, ha señalado. Por último, se ha referido a la innovación, explicando que el sector químico es el que tiene más empresas innovadoras. “Tenemos una gran masa científica con grupos de investigación muy avanzados”, ha concluido.

Fernández Villarino, de Gaudia Consulting
Roberto Fernández, de Gaudia Consulting

Otro de los participantes en estas jornadas ha sido la jefa de Responsabilidad Social Corporativa de Cepsa, Belén Candenas, quien ha asegurado que la sostenibilidad “es un compromiso que Cepsa ha adquirido con la sociedad para producir energía segura y limpia”. Durante su exposición, ha insistido en que la responsabilidad social afecta a toda la empresa y en ella tienen que estar implicados todos los trabajadores. Aunque ha calificado a la RSC de una “disciplina muy nueva”, ha señalado que se viene aplicando desde hace muchos años y ha asegurado que el gran reto está ahora en trasladar la RSC  a la cadena de valor.

La última intervención de la mañana ha corrido a cargo del delegado consejero de Atalaya Mining, Alberto Lavandeira,  que ha analizado la repercusión de la responsabilidad social desde el punto de vista de una empresa minera. En su opinión, la empresa responsable es “la que es capaz de escuchar a todos los sectores y agentes sociales” y ha añadido que la RSC es “hacer las cosas con sentido común”. Además, ha señalado que la mejor RSC es la empresa que es rentable y ha abogado por el sentido de pertenencia de los trabajadores a su empresa.

El turno de la tarde se ha empleado para analizar la ‘Implementación de los objetivos de Desarrollo Sostenible y la Responsabilidad Social Empresarial en las políticas públicas del Estado Peruano’ gracias a la intervención de la directora ejecutiva del programa nacional Impulsa Perú, Rossana Pilar Taquía, a la que ha seguido una mesa redonda con la participación de los alcaldes de Puebla de Guzmán y Palos de la Frontera, Antonio Beltrán y Carmelo Romero, respectivamente; el presidente de la Federación Onubense de Empresarios (FOE), José Luis García Palacios; y el director de Agenda de la Empresa andaluza, Manuel Bellido. Las jornadas han sido clausuradas por la viceconsejera de Empleo. Consejería Empleo, Empresa y Comercio de la Junta de Andalucía, María José Asensio.

Sé el primero en comentar...

Escribe una respuesta

Tu dirección de correo no será publicada.


*


LinkedIn Auto Publish Powered By : XYZScripts.com