Diputación inaugura en Perú un hogar para adolescentes víctimas de violencia y abandono

La apertura del centro ha sido posible gracias a la cooperación internacional

El presidente de la Diputación en la inauguración del Hogar 'Señor de los Milagros

La ciudad de Puerto Maldonado, en el Departamento de Madre de Dios, Perú,cuenta con un nuevo hogar para niñas adolescentes en riesgo de exclusión social. El presidente de la Diputación de Huelva, Ignacio Caraballo, ha inaugurado el Hogar ‘Señor de los Milagros’, en cuya apertura la institución provincial ha venido colaborando a través de un proyecto de cooperación internacional.

Acompañado por representantes del Ministerio de la Mujer, de Cáritas, de los Hermanos Maristas y del poder judicial, Caraballo ha visitado las instalaciones de la Casa-hogar, que acogerá a 15 adolescentes de edades comprendidas entre los 10 y los 17 años, en proceso de investigación tutelar por sufrir presuntamente situaciones de violencia física, sexual, orfandad o abandono.

El presidente de la Diputación ha destacado la “gran y necesaria labor” de la Asociación Santa Marta de ayuda a la infancia del Perú, contraparte del proyecto de cooperación, que lleva años trabajando para abrir esta casa-hogar, “que por fin podrá ofrecer una atención completa en salud, educación, apoyo psicológico y alimentación equilibrada a las beneficiarias directas de este proyecto”

Caraballo ha subrayado que el centro “contribuirá a rehacer sus proyectos de vida y se brindará una experiencia de vida de familia que podrán después reproducir”. Esta experiencia redunda en el objetivo de la protección y la atención integral de las niñas y adolescentes en situación de exclusión social.

El departamento de Madre de Dios -cuya capital es Puerto Maldonado- es una de las 25 regiones que componen la República del Perú. Este departamento ubicado en la amazonía suroeste del país, tiene una población estimada de unos 137.300 habitantes. Una alta cantidad de niñas y adolescentes de la capital se halla en una situación de abandono material y moral, encontrándose numerosos casos de interrupción o abandono de los estudios, embarazos precoces, víctimas de violencia y abuso en el interior de sus hogares, tráfico y explotación sexual, principalmente orientado hacia las zonas de minería ilegal del oro.

Desintegración familiar

Este problema es originado por factores como la desintegración de las familias, causada principalmente y el maltrato y abuso a niñas y adolescentes en el seno de sus propias familias. Maltrato que aumenta por circunstancias como el hacinamiento en las viviendas -donde varias familias comparten una única vivienda, muchas veces de una sola habitación- y la promiscuidad sexual que se vive en el interior de las familias numerosas, con varios hermanastros, y otros familiares, inclusive padrastros.

La deficiente o nula presencia efectiva de instituciones de Derechos Humanos y el temor a denunciar hechos de violación, debido a la cultura de silencio, son otros indicadores que explican la realidad que se vive en la región. A ello se suma la escasa capacidad de acoger a niñas y adolescentes en riesgo debida a que los espacios existentes se hallan saturados, y que el Estado no invierte en construir orfanatos y casa de acogida.

La Diputación de Huelva ha colaborado con el proyecto Hogar ‘Señor de los Milagros’ con 27.000 euros para ultimar la reforma y remodelación del centro, su equipamiento básico y puesta en marcha. El proyecto  se ha abierto a la participación de los municipios de la provincia, con el objetivo de que estos financien total o parcialmente becas para las adolescentes, recibiendo información puntual sobre ella y su evolución personal y escolar. Las becas están estimadas en torno a unos 2.000 euros anuales, en concepto de material escolar, ropa y calzado de vestir y de deporte, manutención, aportación para transporte escolar, complemento para asistencia médica y pediátrica y apoyo psicológico.

Visita al Hogar Ana Almendro para niños

El presidente de la Diputación de Huelva ha visitado también en Puerto Maldonado la Casa-hogar ‘Ana Almendro Rodríguez’ que, con los mismos sectores y zona de intervención que el nuevo centro,  ha constituido el eje principal de trabajo de la Asociación Santa Marta durante los últimos 10 años.

En marzo de 2006 la Asociación abrió las puertas del Hogar ‘Ana Almendro Rodríguez’, anteriormente llamado ‘Santa Marta’ y que cambió de nombre como homenaje la voluntaria onubense del mismo nombre fallecida tras su paso por el centro. La finalidad de este centro es dar acogida a menores en proceso de investigación tutelar por sufrir presuntas situaciones familiares de claro riesgo (abandono, orfandad, abusos sexuales, maltrato, etc.) en el contexto de Puerto Maldonado, en la amazonía peruana cercana a la frontera, es decir, en una zona prácticamente abandonada por el Estado y sometida a fuertes presiones extractivas ilícitas que mercantilizan todo, hasta la persona humana, especialmente la mujer y más aún a las niñas y adolescentes.

En la provincia de Huelva, antiguos voluntarios del programa de voluntariado internacional de la Diputación que han pasado por el hogar Ana Almendro, animados por la labor que realiza esta organización, han decidido constituirse en delegación en Huelva y apoyar la labor de sensibilización y de difusión en nuestra provincia.

Con la Asociación Santa Marta también colabora la Hermandad del Rocío de Hinojos, a través de las actividades del mercadillo solidario que durante las navidades organiza el Ayuntamiento de esta localidad.

Sé el primero en comentar...

Escribe una respuesta

Tu dirección de correo no será publicada.


*


LinkedIn Auto Publish Powered By : XYZScripts.com