Manifiesto Andaluz a favor de la Moda y los Desfiles Saludables como activos en salud  

Pretende promover un debate social sobre la aceptación de la diversidad corporal

Foto de familia de integrantes del desfile saludable

La Consejería de Salud de la Junta de Andalucía ha presentado el ‘Manifiesto Andaluz a favor de la Moda y los Desfiles Saludables como activos en salud’, con el que se pretende promover un debate social a favor de valores y acciones favorecedores de la aceptación de la diversidad corporal, la autoestima y la satisfacción con el propio cuerpo, entre otros objetivos. Este documento ha sido enunciado en el marco de la celebración en Sevilla de las ‘I Jornadas Autonómicas Imagen y Salud’, un foro de encuentro que ha contado con distintas entidades, asociaciones y colectivos, así como con profesionales de los distintos sectores implicados y ciudadanía en general.

La secretaria general de Salud Pública y Consumo, Josefa Ruiz, ha inaugurado este acto, durante el cual ha resaltado que el Manifiesto ha sido elaborado, consensuado y aprobado por 40 de las entidades adheridas a la iniciativa ‘Imagen y Salud’, pertenecientes al sector de la moda, la salud, el deporte, la mujer, la universidad, entre otros, y por asociaciones de familiares y pacientes, consumidores y usuarios.

Así, el documento resultante pretende favorecer las alianzas con el sector de la moda con objeto de incorporar valores relacionados con la salud desde las propuestas, discursos e influencia que tiene este ámbito. Además, busca sensibilizar a corrientes de opinión y agentes de influencia, favoreciendo la convergencia intersectorial, frente a aquellas propuestas y modelos que ponen en riesgo la salud, especialmente la infanto-juvenil, y los principios de igualdad de género.

Con ello, persigue también promover actitudes  y conocimientos entre la población, especialmente entre los niños, los jóvenes y las mujeres, que permitan afrontar con éxito las presiones y situaciones que ponen en riesgo la salud y perjudican el desarrollo personal y social. Junto a ello, se busca generar reflexiones y documentación que, desde la evidencia, aporten recursos a acciones legislativas que pudieran desarrollarse en este ámbito. Plantea asimismo la necesidad de establecer una alianza intersectorial e interdisciplinar para impulsar hábitos de alimentación saludable y comportamientos adecuados ante riesgos en la conducta alimentaria.

En el Manifiesto se recoge que en la construcción de la imagen corporal y en la satisfacción que se tiene con la misma intervienen múltiples factores, dentro de los cuales el mundo de la moda (diseño, elaboración, presentación, exposición, publicidad, venta, etc) desempeña un papel muy importante, por su construcción de modelos ideales corporales y estéticos, que suelen ir asociados a cuerpos irreales que generan insatisfacción, frustración y conductas de riesgo para la salud física y mental.

Junto a ello, resalta la influencia que también ejerce la publicidad y los medios de comunicación, especialmente en menores y jóvenes, en la creación y comunicación de propuestas estereotipadas e irreales, así como la que se ejerce desde las redes 2.0 con la creación de tendencias y conductas relacionadas con la salud.

En este sentido, se denuncia expresamente “la imposición que se ejerce sobre la mujer, tanto por su propia aceptación como por influencias externas, para que satisfaga y se someta a modelos que ponen en riesgo su salud física, psíquica y social”.

El Manifiesto señala asimismo la necesidad de que se cumplan aquellos criterios constitucionales que prohíben la generación de situaciones de desigualdad, como el acceso discriminativo al mercado laboral por razones basadas en la imagen corporal, o la exigencia para la contratación de determinados parámetros corporales que pueden comprometer la salud de trabajadoras y trabajadores.

También propone la creación de un Observatorio o Comisión de Seguimiento que promueva, evalúe y difunda la evolución de las propuestas presentadas en el Manifiesto.

Coordinar esfuerzos

El Manifiesto Andaluz a favor de la Moda y los Desfiles Saludables plantea que deben coordinarse los esfuerzos entre los diversos sectores con objeto de incrementar la eficacia de las actuaciones y la eficiencia de los esfuerzos e inversiones, ya que entiende que cualquier actuación orientada a promover el potencial de la moda como “activo para la salud” debe ser llevada a cabo desde un enfoque intersectorial y cooperativo, en el cual se hace preciso considerar a la ciudadanía y sus modelos organizativos.

Así, propone que se coordinen las acciones de todas las entidades adheridas a la Iniciativa Imagen y Salud, con el fin de que las campañas impacten en la población con más eficacia que con acciones dispersas.

Moda y desfiles saludables

En el ámbito de la moda, el Manifiesto impulsa el establecimiento del identificativo “Desfile Saludable”, que supone que las personas que desfilan se encuentran en un rango de IMC entre 18’5 y 25. Para ello, se llevarán a cabo dos evaluaciones, un mes y dos días antes del desfile, y se creará un grupo de trabajo intersectorial para la redacción del protocolo de concesión del distintivo.

Junto a ello, se aboga por que las administraciones que ceden espacios para los desfiles demanden de las entidades organizadoras de estos eventos la acreditación de que su actividad es considerada “Desfiles Saludables”.

Asimismo, plantea el desarrollo de medidas de control y autocontrol en los que se establezcan acuerdos éticos que impidan el tratamiento cosificado y deshumanizado de los y las modelos, así como la presentación sexualizada de menores.

En cuanto a las academias de formación de modelos, expone que en sus contenidos curriculares se deberían contemplar el desarrollo de hábitos saludables, especialmente aquellos relacionados con la alimentación y la actividad física.

Además, se propone que, en el ámbito de comercio textil, se utilicen maniquíes con medidas de personas con peso normal, eliminándose las representaciones que puedan asociarse a tallas que supongan un riesgo para la salud.

Asimismo, se reitera la importancia de la unificación de las tallas, evitando las diferencias en función de los criterios o de los intereses de las empresas de confección, y se insta a las tiendas y a los comercios de venta moda a que oferten una variedad de tallas según la diversidad de las características morfológicas de la ciudadanía.

Publicidad y medios de comunicación

El Manifiesto anima a que los ciudadanos realicen acciones contra aquella publicidad, presentaciones o cualquier otro tipo de formato de representación de la imagen y la moda que pueda establecer asociaciones explícitas o implícitas sobre cosificación en la mujer o sexualización en menores, así como ante cualquier propuesta que pueda incitar a la violencia o la xenofobia.

Asimismo, estima necesario que las agencias y diseñadores de publicidad y comunicación, así como a revistas del sector de la moda, hagan constar explícitamente las imágenes que hayan sido retocadas mediante programas informáticos.

Además, insta a la administraciones públicas al ejercicio de control y sanción, dentro de sus competencias, de aquellos aspectos relacionados con la publicidad, imagen y la salud de la ciudadanía, especialmente la publicidad engañosa o que se presenta con ambigüedad y genera confusión. En la misma línea, apoya el establecimiento de marcos autorreguladores de carácter sectorial e intersectorial.

En cuanto a la influencia que desempeñan los medios de comunicación, en el Manifiesto se expresa el interés por promover acciones formativas dirigidas a prensa especializada en noticias de sociedad, que favorezcan la difusión de contenidos educativos y de valores ante la diversidad de la imagen corporal así como para el tratamiento informativo de situaciones relacionadas con patologías vinculadas a los trastornos de la conducta alimentaria.

Además, en las acciones llevadas a cabo con entidades asociativas desarrolladas por el Colegio Profesional de Periodistas de Andalucía, así como con centros educativos u organizaciones no gubernamentales, se plantea la incorporación de lecturas críticas y debates sobre los medios de comunicación y su relación con la imagen y la moda.

En la misma línea, se considera fundamental establecer alianzas con bloggers, influencers y generadores de tendencias,  orientadas a favorecer la difusión, desde sus ámbitos de influencia, de valores asociados a la moda saludable y a la aceptación de la diversidad de la imagen corporal. Junto a ello, se plantea necesario que se establezcan medidas de control sobre los portales web u otros formatos digitales que difunden y promueven prácticas que comprometen la salud de la población, especialmente de la más joven.

Iniciativa ‘Imagen y Salud’

La iniciativa ‘Imagen y Salud’ de la Junta de Andalucía busca prevenir los trastornos de la conducta alimentaria en la población mediante la promoción de una imagen personal saludable y positiva, haciendo frente a los estereotipos corporales y de alimentación que están afectando negativamente tanto a personas jóvenes como adultas.

Esta estrategia se enmarca en el IV Plan Andaluz de Salud y orienta sus esfuerzos en acciones preventivas y de promoción de activos de salud asociados a la pluralidad de estándares estéticos, a la mejora de la autoestima y al fomento de hábitos de vida y consumo saludables. Para ello, cuenta con la colaboración de sectores estratégicos, como son la moda, la comunicación y la publicidad, la alimentación, el deporte, el arte y la educación, al mismo tiempo que con las sociedades científicas de ámbito sanitario y el movimiento asociativo. Por otra parte, recientemente ha sido aprobado en Consejo de Gobierno el anteproyecto de Ley para la promoción de una vida saludable y una alimentación equilibrada en Andalucía, en el cual se contemplan algunas de las líneas de esta estrategia.

Ya son 61 las entidades adheridas a esta iniciativa, cuyo trabajo colaborativo y en red, y desde la evidencia científica y experiencias compartidas, se dirige a prevenir los riesgos de los cánones de una imagen corporal no saludable, favoreciendo la autonomía personal y la capacidad crítica de las personas, especialmente las más jóvenes.

En la página web de la Consejería de Salud (www.juntadeandalucia.es/salud) se encuentra a disposición de la ciudadanía un apartado específico sobre esta iniciativa. Asimismo, el proyecto cuenta con un blog  (https://imagenysalud14.wordpress.com/) destinado al intercambio de experiencias e información entre los participantes de la iniciativa, así como presencia en las redes sociales de Twitter (@_tuImagenSalud) y Facebook.

Trastornos de conducta alimentaria

La prevención de los trastornos de conducta alimentaria (TCA) y la atención a las personas que los padecen es una de las líneas de actuación contempladas en el Plan Andaluz de Salud Mental de la Consejería de Salud. Esta atención se considera compleja y, por tanto, es fundamental abordarla desde una perspectiva multidisciplinar, en la que es imprescindible garantizar la continuidad de cuidados y la coordinación entre profesionales en los distintos niveles de intervención.

Las ‘I Jornadas Autonómicas Imagen y Salud’ han reunido a profesionales de la sanidad, la educación, la moda, los medios de comunicación, y a la ciudadanía para promover una imagen saludable

Sé el primero en comentar...

Escribe una respuesta

Tu dirección de correo no será publicada.


*


LinkedIn Auto Publish Powered By : XYZScripts.com