Huelva registra menos incendios que el pasado año, pero la superficie quemada es mayor

Se reduce el número de fuegos en un 38 por ciento en relación a la última década

Efectivos del INFOCA trabajan en un incendio en Gibraleón este verano

El Plan INFOCA ha registrado menos incendios que el pasado año durante el periodo estival, aunque más superficie quemada. Estos son algunos de los datos que se han conocido este lunes durante el Comité Asesor del INFOCA, que se reúne cada año al inicio y al cierre de la temporada de mayor riesgo de incendios. El número de fuegos a 30 de septiembre, una vez acabado el verano, era de 88, un 38,7 por ciento por debajo de la media de la última década. Al finalizar la etapa de máximo riesgo, el 15 de octubre, la cifra subió hasta los 97 y hoy es de 102 desde que comenzó 2016.

Son números que permiten “hacer un balance positivo de la campaña de extinción”, en palabras del delegado territorial del Gobierno, Francisco José Romero, quien ha presidido el Comité acompañado de la delegada de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio, Rocío Jiménez. “Tenemos que volver a agradecer su trabajo a todas las personas que este año han participado del dispositivo. Si este es un plan reconocido nacional e internacionalmente es por la labor y gestión de muchas personas tanto en la prevención como en la actuación directa en la lucha contra los incendios”, ha declarado Jiménez.

Romero también ha destacado la dedicación del personal del INFOCA “a pesar de las duras condiciones de este verano, con temperaturas elevadas tanto de día como de noche. Se ha dado respuesta a las situaciones adversas, destacando la coordinación y eficacia en el uso de los medios disponibles”. Esta eficacia ha impedido que los incendios más sobresalientes de este año se hayan convertido en grandes catástrofes me-dioambientales. De hecho, el 80 por ciento de las incidencias en 2016 ha sido conatos (menos de una hectárea). En este sentido, el delegado del Gobierno ha puesto el acento en siete fuegos en 2016 que han provocado que la superficie total arrasada por las llamas se ha elevado con respecto a 2015. El INFOCA contabiliza actualmente 561 hectáreas. “El año pasado tuvimos más incendios, pero apenas se llegó a las 350 hectáreas”, ha recordado Romero.

Los incendios de Fuente de la Corcha (175), que en mayo afectó a los términos municipales de Beas y Trigueros, y del Cerro del Águila (130,4) de-clarado en agosto en Nerva, acaparan más de 305 hectáreas. Ambos pusieron en riesgo zonas de gran valor ecológico, al igual que el de El Cerrejón (66,4) en Almonaster la Real. También destacaron los de Cañada del Corcho (40,1) en Gibraleón, Moreras-Puntales (12,9) en Punta Umbría y Gibraleón, Las Me-dallas (39,3) y El Canario (4,7) en Nerva. Por municipios, los más afectados con respecto a la superficie quemada son, por este orden, Beas (181,4 hectáreas), Nerva (135,9) y Gibraleón (103,71). El mayor número de incendios, hasta siete, los ha concentrado El Cerro de Andévalo.

El Comité Asesor del INFOCA ha determinado que el 51 por ciento de los incendios declarados en lo que va de año ha sido intencionado. Otro 32 por ciento ha tenido como causa negligencias. “La Junta de Andalucía seguirá trabajando en la concienciación ciudadana. Es una parte de la labor preventiva que llevamos a cabo una vez que acaba el periodo de máximo riesgo”, ha señalado Jiménez, quien ha explicado que la prevención social y la educación forman parte de un amplio programa que incluye para el ejercicio 2016-2017 más de dos millones de euros en actuaciones en los montes a través de los Centros de Defensa Forestal (Cedefo).

Dispositivo

Los presupuestos de la Junta de Andalucía mantienen la asignación de 21 millones de euros para el Plan INFOCA en Huelva, por lo que se garantiza la continuidad del dispositivo. En este año 2006, un total de 630 profesionales de la Agencia de Medio Ambiente y Agua y de la Consejería forma parte del dispositivo.

El Plan INFOCA en la provincia onubense dispone de 33 retenes de siete personas cada uno y cuatro grupos de apoyo compuesto por cuatro efectivos. El programa está dotado con 21 vehículos pesados de extinción, entre ellos tres nodrizas. Para la gestión y coordinación de los siniestros forestales, el INFOCA dispone de una Unidad Móvil de Meteorología y Transmisiones (UMMT) de la propia Consejería. Además, utiliza otra aportada por el Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente.

El dispositivo está formado tres helicópteros y dos aviones de carga en tierra, estos últimos posicionados en la Pista de Aterrizaje de Las Arenas (Niebla). El Centro Operativo Provincial está conectado a los tres Centros de Defensa Forestal: Galaroza, Los Cabezudos y Valverde del Camino. También existe una helipista, la del Mustio. A estas instalaciones se suman 27 puntos de vigilancia, principalmente torretas.

En el Plan INFOCA, por otra parte, colaboran los Cuerpos y Fuerzas de seguridad del Estado, la Unidad Adscrita de Policía autonómica y la Policía Local de los distintos municipios. La Consejería, asimismo, tiene el apoyo de la Unidad Militar de Emergencia por si las condiciones climatológicas y orográficas hacen de un incendio una situación crítica.

Sé el primero en comentar...

Escribe una respuesta

Tu dirección de correo no será publicada.


*


LinkedIn Auto Publish Powered By : XYZScripts.com