Báñez plantea convertir la reducción de cotizaciones en bonificaciones para aliviar las cuentas de la Seguridad Social

Apela al Pacto de Toledo para garantizar el futuro de las pensiones

La ministra comparece ante la Comisión no Permanente del Pacto de Toledo

La ministra de Empleo y Seguridad Social, Fátima Báñez, ha afirmado este martes en la Comisión del Pacto de Toledo que el Gobierno está dispuesto a convertir la reducción de cotizaciones en bonificaciones para aliviar las cuentas de la Seguridad Social, ya que esto permitiría ingresar al sistema unos 1.900 millones de euros.

Las reducciones de cotizaciones a la Seguridad Social o tarifas planas se financian con cargo al Presupuesto de la Seguridad Social, por lo que el sistema pierde ingresos por esta vía, mientras que las bonificaciones son soportadas por el Estado a través del presupuesto del Servicio Público de Empleo (SEPE). Si las reducciones pasan a convertirse en bonificaciones, el importe de las mismas lo financiaría el Estado a través del SEPE y éste se ingresaría en la caja de la Seguridad Social.

Báñez, ha destacado algunos puntos en los que es necesario el “máximo consenso”, como avanzar en la separación de fuentes de financiación sin que ello signifique cambiar la naturaleza jurídica de las prestaciones; reforzar la distribución equitativa del esfuerzo contributivo entre regímenes; y transformar las reducciones de cotización en bonificaciones a la Seguridad Social para aliviar las cuentas del sistema, a la vez, que mantenemos como prioridad la creación de empleo de calidad.

“Las medidas han de ser equilibradas y los esfuerzos necesarios adecuadamente distribuidos, para que no se produzcan efectos indeseados ni en el mercado laboral ni en el tejido productivo”, ha remarcado la ministra, quien ha apelado al diálogo “con amplitud de miras”. La única garantía de un sistema de pensiones, ha señalado, “es el crecimiento económico y el empleo, con una distribución de la renta equilibrada para poder realizar las correspondientes aportaciones”.

Tenemos un sistema público d pensiones fuerte, sostenible y más preparado para los retos del futuro que la mayor parte de los países de nuestro entorno

Báñez, ha hecho un llamamiento al diálogo para garantizar el futuro del Sistema de pensiones. “Tenemos una responsabilidad compartida, que cobra todo su sentido ante esta Comisión”, ha manifestado. La ministra ha destacado que España cuenta con un sistema público de pensiones “fuerte, sostenible y más preparado para los retos del futuro que la mayor parte de los países de nuestro entorno” y ha indicado que se han aplicado reformas para mejorar la sostenibilidad financiera del Sistema garantizando unas pensiones adecuadas. De esta forma, ha explicado, las nuevas pensiones de jubilación del Régimen General han alcanzado los 1.049 euros, lo que significa el 93% del salario medio en España. Así, el sistema concede la segunda mayor tasa de reemplazo de la OCDE, frente al 52% de media de esos países, o el 55% de Francia o el 37% de Alemania.

Además, ha añadido que se han introducido mejoras como el complemento por maternidad para aquellas mujeres con dos o más hijos, “una medida que refuerza la contributividad del sistema añadiendo un elemento demográfico y ayuda a corregir una discriminación histórica: la brecha de género en pensiones”. De esta medida se benefician ya más de 134.600 mujeres.

Báñez ha incidido en se deben seguir adoptando medidas que permitan mantener la sostenibilidad de nuestro sistema de protección social en el medio y largo plazo. En este sentido, ha incidido en la “oportunidad” que supone ampliar al 100% la compatibilidad entre salario y pensión. “No tiene sentido limitar la vida activa de millones de españoles”, ha señalado. La ministra ha afirmado que en la actualidad, más de de 31.000 personas compatibilizan el 50% de su pensión con un salario.

Sé el primero en comentar...

Escribe una respuesta

Tu dirección de correo no será publicada.


*


LinkedIn Auto Publish Powered By : XYZScripts.com