En España operaron 3.432.072 empresas en 2014, un 0,4% más que el año anterior

En 2014 se crearon 347.605 empresas y desaparecieron 277.327

El primer año de vida es donde se producen los mayores descensos de unidades empresariales

El stock de empresas que operaron en España durante el año 2014 fue de 3.432.072, un 0,4% más que en 2013. Se entiende por stock al conjunto de empresas activas durante todo el año o parte de él. El 55,9% de este stock de empresas correspondió a unidades del sector de servicios diferentes del comercio, un 24,6% al Comercio, un 13,3% a la Construcción y el restante 6,2% a la Industria.

En 2014 el número de empresas que se crearon fue superior al de muertes en 70.278 unidades. La tasa de nacimientos de empresas (cociente entre las creadas y el stock) se situó en el 10,1%. Por su parte, la tasa de muertes fue del 8,1%. Como resultado, la tasa de crecimiento neto fue del 2,0%, la primera tasa positiva desde 2007.

Examinando la evolución del stock de empresas en los últimos nueve años, se observa que el máximo se alcanzó en 2008, con 3.711.835 unidades. Desde entonces, el stock ha bajado durante cinco años seguidos, para aumentar en 2014.

Si analizamos la evolución de los nacimientos y muertes de empresas, cabe destacar que 2014 es el primer año desde 2007 en el que el número de nacimientos es superior al número de muertes. En 2014 desaparecieron 277.327 empresas y se crearon 347.605.

Resultados por actividad económica

Las actividades económicas con mejor saldo demográfico empresarial en 2014 (identificadas por su mayor tasa neta o diferencia entre nacimientos y muertes) fueron Otras actividades profesionales, científicas y técnicas, Actividades administrativas de oficina y otras actividades auxiliares a las empresas (7,5% ambas) y Educación (7,1%).

Por su parte, las que tuvieron peor saldo demográfico empresarial (identificadas por su menor tasa neta) fueron Investigación y desarrollo (–5,6%), Industria de la madera y del corcho, excepto muebles; cestería y espartería y Metalurgia; fabricación de productos de hierro, acero y ferroaleaciones (–3,2% ambas).

Resultados por número de asalariados

Aproximadamente el 97,0% de las empresas que nacieron o murieron en el año 2014 tenían cuatro o menos asalariados. En concreto, el 80,7% de las empresas nacidas y el 68,6% de las que desaparecieron no tenían asalariados. El desfase más negativo entre nacimientos y muertes de empresas se produjo en el estrato De uno a cuatro asalariados, donde las muertes superaron a los nacimientos de empresas en 20.151 unidades y la tasa neta se situó en el –1,7%.

Por otra parte, el estrato Sin asalariados tuvo el mayor desfase positivo entre nacimientos y muertes de empresas, alcanzando una tasa neta de 4,6%

Supervivencias de nacimientos de empresas

El primer año de vida es donde se producen los mayores descensos de unidades empresariales, con tasas de supervivencia del 79,9% o inferiores.

Cabe destacar que los efectivos de la población inicial en 2009 han quedado reducidos a menos de la mitad tras cuatro años, lo que también sucede con la cohorte de empresas nacidas en 2010. La siguiente tabla se ha obtenido a partir del seguimiento temporal de las poblaciones de empresas nacidas en un año determinado. Los indicadores de supervivencia se han calculado para un período máximo de cinco años.

Desapariciones de empresas en sus primeros años de vida

Analizando con más detalle la pérdida de efectivos, la siguiente tabla cuantifica las desapariciones de empresas en sus tres primeros años de vida, tomando como referencia las cohortes de empresas nacidas en 13 años consecutivos

En cuanto a desapariciones acumuladas en los tres primeros años de vida de las empresas, cabe reseñar que la mortalidad alcanza sus mayores niveles a partir de 2005.

Resultados por comunidades autónomas

Atendiendo al territorio donde tenían su sede las empresas, las comunidades autónomas de Illes Balears, Andalucía (11,3% ambas) y Región de Murcia (11,2%) presentaron las mayores tasas de nacimientos en 2014. Por su parte, País Vasco (7,2%), Castilla y León (8,4%) y Aragón (9,0%) registraron las tasas más bajas.

Las mayores tasas de muertes de empresas se registraron en Andalucía (9,0%), Comunitat Valenciana (8,8%) y Cataluña (8,6%). Las menores se dieron en Comunidad Foral de Navarra, Comunidad de Madrid y Aragón (7,0% en todas ellas).

Los Indicadores de Demografía Empresarial proporcionan información agregada relativa a la población de empresas implantadas en el territorio nacional, tomando en consideración los aspectos vinculados al dinamismo empresarial y aplicando una metodología acordada en el ámbito de la Unión Europea.

Esta información se integra en la operación estadística Demografía Armonizada de Empresas recogida en el Programa Estadístico Anual de 2016.

Adicionalmente, los datos obtenidos a nivel nacional tienen por objeto satisfacer los requerimientos legales del Reglamento (CE) Nº 295/2008 relativo a las estadísticas estructurales de las empresas. La metodología proporciona las directrices que permiten identificar poblaciones y generar indicadores relativos al stock, nacimientos, muertes y supervivencias de empresas, mediante una explotación estadística armonizada de los Directorios de empresas gestionados en las Oficinas de Estadística.

La tasa neta de crecimiento de empresas fue positiva (2,0%) por primera vez desde 2007

Sé el primero en comentar...

Escribe una respuesta

Tu dirección de correo no será publicada.


*


LinkedIn Auto Publish Powered By : XYZScripts.com