Uno de cada seis empleos creados en España en el último año se ha generado en Andalucía

Los hombres son los principales beneficiados, con el 72,4% del empleo total

Los empleos creados en Andalucía solo han beneficiado a personas de 25 y más años de edad

En el último año, 1 de cada 6 empleos creados en España se ha generado en Andalucía. Solo Cataluña ha creado más empleos que Andalucía, con la incorporación de 113.000 personas al trabajo, en un contexto en el que todas las autonomías han aumentado la ocupación, de acuerdo al IV Monitor Anual Adecco de Ocupación para Andalucía, un detallado análisis de la evolución del empleo por ocupación.

Según los últimos datos oficiales, el número de ocupados en Andalucía alcanza en la actualidad a poco más de 2,8 millones de personas, de las cuales 1,6 millones son varones y 1,2 millones son mujeres. En el último año el número de ocupados en la autonomía andaluza ha aumentado en 83.100 personas (+3%) y con este suman once los trimestres consecutivos con incremento interanual del empleo, hecho que no se registraba desde marzo de 2008. Además, es un crecimiento algo mayor al registrado a nivel nacional (+2,7%).

A diferencia de lo que ocurría hace un año, cuando la creación de empleo andaluza era relativamente equilibrada entre ambos sexos, ahora son los hombres los principales beneficiados. Mientras ellos han captado 60.200 empleos (+3,9% interanual y un 72,4% del total), las mujeres han acaparado 22.900 puestos (+1,9% y el 27,6% del total). Este no es el caso del conjunto de toda España, donde la mayor parte de los nuevos puestos de trabajo ha ido a parar a las mujeres. Ellas han logrado 262.600 plazas (+3,2%) y ellos han conseguido 216.300 empleos (+2,2%). Extremadura es la única comunidad en donde los hombres han recibido una mayor porción de los nuevos empleos que en Andalucía, con un 76,2% del total (8.000 plazas, frente a 2.500 para las mujeres).

Andalucía es la tercera región donde más crece el empleo de varones. Por delante de la comunidad andaluza solo se sitúan Murcia (+4,3% interanual) y Baleares (+4%). Al mismo tiempo, Andalucía es la cuarta autonomía en la que el colectivo de mujeres con empleo crece de forma más débil. 

El mayor incremento del empleo masculino consolida a Andalucía como una de las comunidades en las que las mujeres ocupan una menor proporción de los puestos de trabajo, con un 43% del total. Las únicas regiones con una menor participación de la mujer en el empleo son Extremadura (40,9%), Castilla-La Mancha (41%) y Murcia (42,1%).

Cuando se compara el número de ocupados actuales con el de 2008, se encuentra una pérdida acumulada de empleo del 9,8% en Andalucía, muy similar a la de un 9,9% sufrida a nivel nacional. En el caso masculino, esta pérdida acumulada es de un 15,1% en la autonomía andaluza, ligeramente más profunda que el 14,6% de todo el país. En cambio, la pérdida de puestos de trabajo femeninos resulta más suave que la media nacional (1,8% y 3,4%, respectivamente).

Empleo por sexo y edad

Los empleos creados en los últimos doce meses en Andalucía solo han beneficiado a personas de 25 y más años de edad (empleo adulto). El número de ocupados de esa franja de edad ha crecido en 92.100 personas (+3,5%), mientras que se han perdido 9.000 empleos de jóvenes (-6,5%). En el primer caso, es un incremento de más envergadura que el obtenido a nivel nacional (+2,7%). Pero en el caso del empleo juvenil, el resultado andaluz contrasta con la creación de empleo para personas de entre 16 y 24 años registrada en el total nacional (+1,9%).

Distinto es el caso del empleo juvenil, donde la destrucción de empleo de Andalucía es la tercera más severa a nivel autonómico. Las mayores contracciones en la ocupación de jóvenes se han producido en Asturias (-19,9% interanual) y Canarias (-8,8%). Esas pérdidas de empleos para las personas de entre 16 y 24 años contrastan con las cuatro autonomías que han logrado aumentar el empleo juvenil en más de un 10% con relación al tercer trimestre del año pasado: Extremadura (+26,8%), Navarra (+17,9%), Cataluña (+12,6%) y Castilla y León (+12,4%).

Empleo según nivel formativo alcanzado

En el último año en Andalucía han sido contratadas 37.500 personas con la primera etapa de la Secundaria (+4,3%) y 60.400 con formación superior (+6,2%). Estas contrataciones contrastan con la pérdida de empleos entre quienes cuentan con Primaria (10.600 empleos menos; -3,8%) y los que tienen la segunda etapa de la educación secundaria (pérdida de 4.200 plazas: -0,7%). Esto difiere de lo ocurrido en la media nacional, pues en el total de España también hay creación de empleo para el grupo con segunda etapa de la educación secundaria. Andalucía y la Comunidad de Madrid son las únicas regiones que presentan creación de empleo para los grupos de la primera etapa de la secundaria y formación superior, simultánea a una pérdida de puestos de trabajo en los otros dos grupos.

Con estos datos, se puede decir que los 2,8 millones de ocupados que hay en Andalucía se desagregan en 266.200 individuos con educación primaria; 911.800 personas con la primera etapa de secundaria; 626.100 con la segunda; y poco más de un millón de personas con formación superior.

Empleo por nacionalidad

Mientras el número total de ocupados ha tenido un incremento interanual de un 3% en la autonomía andaluza, la cantidad de ocupados de nacionalidad española ha mejorado un 2,7%. En cambio, el número de ocupados inmigrantes ha mejorado un 6,7%. Es decir, los inmigrantes han captado 2 de cada 10 nuevos puestos de trabajo andaluces: 16.300 empleos frente a 66.700 puestos de trabajo que han beneficiado a personas de nacionalidad española. Andalucía es la cuarta región donde más crece el empleo para inmigrantes, solo superada por Cantabria (+16,1%), Cataluña (+11,3%) y la Comunidad de Madrid (+7,1%).

Sin embargo, no todos los grupos de inmigrantes han acompañado esta tendencia. El número de personas ocupadas procedentes de otros países de la Unión Europea se ha incrementado un 13,5% (11.600 nuevos empleos), un incremento que más que multiplica por más de cuatro el de aquellas de fuera de la UE, que es de un 3% (4.700 puestos). En el conjunto de España ocurre lo mismo que en Andalucía: un aumento interanual en el empleo tanto de españoles (+2,5%) como de inmigrantes (+3,8%), pero más pronunciado en el caso de los segundos. Sin embargo, entre las demás autonomías, esto solo se verifica en Madrid y Cataluña.

Los poco más de 2,8 millones de ocupados que hay ahora en Andalucía se corresponden con casi 2,6 millones de nacionalidad española y 259.500 extranjeros (97.700 procedentes de la UE y 161.800 procedentes de otras partes del mundo). Los inmigrantes equivalen al 9,1% del total de ocupados en la comunidad, tres décimas más que hace un año y dos por encima del nivel de 2008. Aun así, la proporción de ocupados extranjeros andaluza es más baja que la nacional (10,9%). Canarias y Andalucía son las únicas autonomías en las que la proporción de ocupados inmigrantes es mayor ahora que en 2008.

Sé el primero en comentar...

Escribe una respuesta

Tu dirección de correo no será publicada.


*


LinkedIn Auto Publish Powered By : XYZScripts.com