Ticketmaster revende entradas en su propia web al triple de su precio original, denuncia FACUA

Al igual que hiciera con Springsteen y los Red Hot Chilli Peepers

El cantante Bruno Mars ofrecerá un concierto en abril del año que viene en Madrid y Barcelona

FACUA-Consumidores en Acción advierte de que Ticketmaster vuelve a revender entradas a través de Seatwave, una web de su mismo grupo. Esta vez, para los conciertos que el cantante Bruno Mars dará el 3 de abril en Madrid y el 7 en Barcelona. Lo hace desde el mismo momento en que puso a la venta las entradas: avisa de que están agotadas, pero de inmediato despliega un nuevo menú en el que esos mismos pases vuelven a estar disponibles, ahora ya a precios disparados. Y todo ello sin que el usuario tenga que salir de la propia web de Ticketmaster.

La plataforma está repitiendo el mismo protocolo que ya siguiera meses atrás con motivo de los conciertos en España de Bruce Springsteen o los Red Hot Chilli Peppers. Por ello, FACUA ha alertado tanto al Instituto Municipal de Consumo del Ayuntamiento de Madrid, que mantiene abierta una investigación a Ticketmaster por denuncias anteriores de FACUA, como a la Agencia Catalana del Consumo, al celebrarse uno de los dos conciertos en Barcelona, mediante sendos escritos.

El pasado marzo, con motivo de la actuación de Springsteen, la asociación ya alertó del fraude detectado en la venta de entradas que seguía Ticketmaster: mientras la web decía que los pases estaban agotados ( en apenas dos horas), cientos de ellos se ofrecían al mismo tiempo en otra también perteneciente al mismo grupo dedicada a la reventa: Seatwave. Un protocolo que incluso la propia promotora del concierto, Doctor Music, calificó de ilegal.

Es lo que ha ocurrido en el caso de las entradas para los espectáculos de Bruno Mars cuyo precio oscila entre 55 y 85 euros. Es decir, las de mayor demanda. Agotadas ya para ambas sedes, según avisa Ticketmaster nada más iniciar el proceso de compra… Pero disponibles en su web filial.

En la misma Ticktmaster se presenta de inmediato una alternativa que se despliega automáticamente en la pantalla: “Lo sentimos, no hay entradas disponibles en Ticketmaster. Puedes conseguir tus entradas en Seatwave, la web de compra y venta de entradas entre fans”. Junto al mensaje, un menú donde se ofrecen las entradas que en Ticketmaster están supuestamente agotadas… eso sí, ahora a precios que parten de los 180 euros, tres veces más caras.

Suma de comisiones

Un precio desorbitado al que todavía hay que añadir una elevadísima “comisión de servicio“: 33 euros por entrada, nada menos, que engorda aún más el coste final para los compradores. Se trata del segundo recargo que los pases acumulan. En la web matriz, el importe añadido en concepto de “gastos de distribución” alcanza los 25 euros. En total, por un mismo pase, Ticketmaster puede cobrar hasta 60 euros en comisiones gracias a su venta.

Dada la reincidencia de Ticketmaster, FACUA insiste a las autoridades de consumo en que apliquen sanciones a la compañía por el tráfico irregular de entradas entre sus webs. La asociación ya presentó una queja formal ante la Dirección General de Comercio y Consumo de la Comunidad de Madrid tras las anomalías detectadas en la venta de pases para Springsteen. Dicho organismo se limitó a comunicar que la competencia para investigar lo sucedido recaía en e Instituto Municipal de Consumo del Ayuntamiento de Madrid, que a su vez comunicó posteriormente a la asociación que abría una investigación.

Hace dos años

Hace dos años, FACUA ya denunció a la plataforma de venta online por otra irregularidad: ofertó pases para un concierto que los Rolling Stones daban también en Madrid a precios más bajos de los reales. ¿El motivo? Ocultaban que el coste final se encarecía entre 6 y 25 euros por lo que la web denomina “gastos de gestión”.

A raíz de ello, FACUA remitió una denuncia contra la empresa, que tiene su domicilio social en Barcelona, a la Agencia Catalana de Consumo, que decidió abrir expediente sancionador a Ticketmaster. Sin embargo, éste se resolvió con una multa irrisoria a la plataforma, a la que se aplicó la horquilla de sanción más baja posible (de 10.000 euros como máximo) tras calificar la Agencia la infracción como “leve“.

Tras avisar de que los pases para Bruno Mars en Madrid y Barcelona están agotados, la plataforma despliega automáticamente la página Seatwave para poder comprarlas pero a precios desorbitados y con más comisión

Sé el primero en comentar...

Escribe una respuesta

Tu dirección de correo no será publicada.


*


LinkedIn Auto Publish Powered By : XYZScripts.com