El Gobierno revitalizará con 8 millones de euros el centro de ensayos de drones del proyecto CEUS en Huelva

El Consejo de Gobierno ha autorizado la concesión de un crédito al INTA

El director general del INTA, Ignacio Azquea, contestando a las preguntas de los medios en Huelva

El Consejo de Ministros de este viernes ha autorizado la concesión de un suplemento de crédito en el presupuesto del Instituto Nacional de Técnica Aeroespacial (INTA) por importe de 8 millones de euros para el desarrollo del Centro de Ensayos de Aviones no Tripulados, Proyecto CEUS, en la provincia de Huelva, concretamente en el término municipal de Moguer.

De esta forma, el CEUS, el principal campo de pruebas instrumentado para experimentación de vehículos aeroespaciales del Ministerio de Defensa, recibe un importante espaldarazo del Gobierno, después de cierto abandono.

El Centro de ensayos CEUS es una infraestructura destinada a los ensayos de vuelo para la validación, calificación y certificación de aeronaves remotamente pilotadas (RPAS) de medio y gran tamaño. Es una ampliación del Centro de ensayos de El Arenosillo (CEDEA), perteneciente al INTA y que servirá de apoyo para el desarrollo de una emergente industria aeronáutica que impulsará social y económicamente a la provincia de Huelva. Se trata de un ambicioso proyecto consistente en la construcción de dos pistas de vuelo y un laboratorio científico y tecnológico con apoyo de plataformas de investigación y simulación.

El Centro ha sido impulsado por la Consejería de Economía, Innovación y Ciencia de la Junta de Andalucía, a través de la Agencia de Innovación y Desarrollo de Andalucía (IDEA), el Ministerio de Economía y Competitividad y el INTA.

Precisamente, dos días antes de este acuerdo, tuvo lugar la presentación del proyecto CEUS en Huelva, donde los máximos responsables de los dos organismos encargados de gestionarlo, el teniente general Ignacio Azqueta, director general del INTA, y Antonio González Marín, director general de la Agencia IDEA, defendieron la vigencia del proyecto y pidieron a las instituciones europeas que lo respalden económicamente.

El director general del INTA puso como objetivo reducir 14 millones de euros el coste global del proyecto, cuyo presupuesto asciende a 40 millones, sin que pierda sus capacidades, como uno de los pasos decisivos que quedan en su tramitación a corto plazo.

Sé el primero en comentar...

Escribe una respuesta

Tu dirección de correo no será publicada.


*


LinkedIn Auto Publish Powered By : XYZScripts.com