El consumo, dinamizador del crecimiento económico

lorenzo jiménez márquez

Lorenzo Jiménez Márquez.

Existe cierta coincidencia entre los diferentes analistas de que el crecimiento de la economía española en 2016 será mejor del previsto, de hecho el Banco de España lo ha situado en el 3,2%, y todo ello a pesar  de haber estado once meses sin gobierno. Parece que existen dos factores que contribuyen por encima de otros a esta mejora, por un lado  el consumo familiar y por otra el turismo.

Si pensamos que el PIB de un país puede considerarse, básicamente como la suma del consumo, la inversión, el gasto público y el saldo exterior, las variaciones del consumo tienen importantes consecuencias en el ciclo económico del país. En mi opinión, el consumo privado es uno de los elementos dinamizadores, siendo  capital  el consumo de los hogares. La economía de un país está más ligada a los hogares de lo que nos parece. Lo que pagamos en ropa, zapatos,  electricidad, o las veces que salimos a  cenar con los amigos, no son simples datos sino que es el objetivo final del productor.

A este buen comportamiento de la economía está contribuyendo la mejora evidente del empleo, y ello a pesar de la baja  calidad del empleo generado, con unos salarios bajos que no parecen explicar este incremento del consumo. A esto hay que unir  que se ha producido una mejora en el crédito al consumo, colocando al consumidor en una mejor posición a la hora de solicitar préstamos, lo que está permitiendo que las entidades financieras se encuentren con clientes más solventes a quienes prestar efectivo. Y es que las entidades financieras son las más interesadas en aumentar la concesión de estos créditos, ya que este tipo de productos permiten cobrar un interés mayor que en otro tipo de créditos y el margen que las entidades consiguen con ellos es más elevado, sobre todo en momentos donde los márgenes se han reducido de forma considerable. Todo ello ha llevado a aumentar su oferta de este tipo de préstamos, abaratando los precios y ampliando su financiación al consumo. Por otra parte, no creo que este aumento en la concesión de préstamos suponga un incremento de la morosidad de los hogares, pues las entidades no están bajando los estándares de calidad, prestando a clientes con cierta antigüedad y con cierta vinculación.

En mi opinión, la recuperación de la economía pasa, sin lugar a dudas, por una demanda interna sólida que es clave para la supervivencia de muchas empresas, lo que supondrá aumentos en las rentas de las empresas y en el ingreso de los trabajadores, provocando una disminución en el desempleo,  lo que supone un incremento del consumo interno. Por otra parte, tendría que producirse una rebaja de  la presión fiscal, luchar contra el fraude fiscal  y combatir la economía sumergida,  claves para recuperar el consumo.

Lorenzo Jiménez Márquez.

Economista

Sé el primero en comentar...

Escribe una respuesta

Tu dirección de correo no será publicada.


*


LinkedIn Auto Publish Powered By : XYZScripts.com