La Junta achaca los malos resultados en PISA a que los centros examinados son de nivel sociocultural bajo

Andalucía está a la cola en ciencias y es penúltima en lectura y matemáticas

El informe PISA coloca a Andalucía en el furgón de cola en materia educativa

La Junta de Andalucía ha querido salir al paso de los resultados del informe PISA (Programa Internacional de Evaluación de Estudiantes), que sitúa a Andalucía a la cola de España en materia educativa, asegurando que los 54 centros elegidos para el muestreo se corresponden con los índices socio-económicos y culturales más bajos de todos los que se han examinado en dicho informe. Ésta ha sido, al menos, la explicación dada por el consejero de la Presidencia y Administración Local, Manuel Jiménez Barrios.

Según los resultados de PISA 2015, la comunidad de Andalucía se sitúa en último lugar en España en ciencias, con 473 puntos, y en el penúltimo en lectura (466) y matemáticas (479). Pese a ello, Jiménez Barrios ha destacado que la Junta ha elaborado un plan de “éxito educativo”, que recoge “medidas extraordinarias para lo que significa la importancia de la educación en Andalucía”, que tendrá que discutirse en el Parlamento y con los agentes sociales.

En idénticos términos se ha pronunciado la consejera de Educación, Adelaida de la Calle, quien además, ha mantenido que la tasa de analfabetismo que Andalucía sufría en la Transición es un “elemento esencial” para explicar los malos datos del informe PISA porque como consecuencia de aquella, la región tiene hoy entornos socioeconómicos y socioculturales “muy diferentes” a los de otras comunidades que presentan mejores datos en el informe sobre la situación educativa.

Más inversión y menos abandono escolar

En una entrevista en la Cadena Ser, De la Calle ha defendido que Andalucía “ha hecho un enorme esfuerzo para cambiar las cosas”, con inversiones que en ocasiones se hacen “a pleno pulmón desde que desapareció la compensación” y que, entre otros logros, han permitido que en los últimos años el abandono escolar ha bajado quince puntos, pero ha advertido de que “cuando se sale de puntos diferentes a correr la misma carrera, el resultado es diferente y costoso”.

En la misma línea, ha expuesto la diferencia entre los niños que se crían en entornos con un mayor nivel sociocultural y los que no tienen esa posibilidad: “Que mis hijos, que han nacido entre libros, no hubiesen hecho una carrera universitaria, sería durísimo; ahora, si los hijos de otras personas que no han visto un libro en su vida tienen que competir con los míos, la cosa es diferente”.

Con respecto a las características de los centros que han participado en el informe, la consejera ha dicho que son seleccionados por PISA y ha expuesto que de 90.000 estudiantes andaluces en la edad a la que se hacen los exámenes, se han examinado 1.813 de 54 centros de más de 2.000 centros.

De acuerdo al informe PISA, el rendimiento de los alumnos en España de 15 años ha subido ocho puntos en competencia lectora, hasta los 496 puntos, respecto al anterior informe, situándose por primera vez por encima de la media de los países de la OCDE y de la Unión Europea. El estudio también detecta progresos en el dominio de las matemáticas, donde los alumnos españoles han subido dos puntos (486), aunque continúan por debajo del promedio de la OCDE (490) y de la Unión Europea (493). Sin embargo, los estudiantes han bajado nota en ciencias, en concreto, tres puntos respecto al anterior informe, quedándose al mismo nivel que la media de la OCDE y ligeramente por debajo de la UE (495).

 

Sé el primero en comentar...

Escribe una respuesta

Tu dirección de correo no será publicada.


*


LinkedIn Auto Publish Powered By : XYZScripts.com