Salud activa el Plan de Alta Frecuentación para atender el aumento de urgencias en invierno

Más de 6.000 profesionales conforman la atención de emergencias en Andalucía

Momento de la presentación del Plan para dar una respuesta más eficaz y coordinada a la población

El Servicio Andaluz de Salud (SAS) ha activado este mes de diciembre el Plan de Alta Frecuentación en todos sus centros sanitarios para abordar de manera coordinada los incrementos de la demanda asistencial urgente durante los meses de invierno y que establece medidas concretas en los centros para garantizar la calidad asistencial a la población.

Por este motivo, la Consejería de Salud realiza un seguimiento de la incidencia de la gripe a través del Sistema de Vigilancia de Gripe de Andalucía, formado por una red de 118 médicos centinelas pertenecientes a todos los distritos sanitarios de Andalucía y un laboratorio de referencia situado en Granada con capacidad de detección de virus gripales. Actualmente, la tasa de incidencia en Andalucía aún es baja (22,21 casos por 100.000 habitantes en la semana del 21 al 17 de noviembre), según han informado este miércoles el gerente del SAS, José Manuel Aranda, el director general de Asistencia Sanitaria, Juan Tomás García, y el director del Plan de Urgencias de Andalucía, Luis Jiménez.

El Plan de Alta Frecuentación contempla la monitorización diaria de la afluencia de pacientes a las urgencias de atención primaria y hospitalaria de modo que puedan tomarse las medidas necesarias para atender al incremento de la demanda. Los sistemas de información permiten conocer, en varios momentos del día, el número de personas atendidas y, en el caso de los hospitales, los pacientes ingresados y la fluctuación de la demanda sobre la media anual y el mismo periodo de años anteriores.

En estos momentos, según los datos aportados al Plan Andaluz de Urgencias y Emergencias, la demanda de atención urgente se mantiene en los parámetros normales en las últimas dos semanas, un hecho que está en relación con las buenas condiciones climatológicas que se han dado este otoño, no siendo necesario hasta la fecha activar ninguna de las medidas del Plan de Alta Frecuentación, aunque se mantiene alerta para su activación en el caso de necesidad.

Tres niveles de actuación

Teniendo en cuenta el porcentaje de incremento de la demanda, se establecen tres niveles de actuación, tanto para los centros de atención primaria como para los hospitales: nivel 1 (cuando el porcentaje de incremento es inferior al 15% en atención primaria y al 10% en atención hospitalaria); nivel 2 (cuando el incremento se sitúa entre el 16 y el 25% en atención primaria y entre un 11 y un 25% en hospitales) y nivel 3 (cuando el incremento del número de pacientes supera el 25% tanto en atención primaria como hospitales). En función de estos datos, se ponen en marcha las medidas previstas que permiten a los centros sanitarios atender la actividad asistencial urgente.

Según los datos facilitados por el SAS, la red pública de atención urgente integra un total de 48 Servicios de Urgencias en los hospitales (4 más que el año anterior: Loja, Alcalá la Real, Cártama y San Carlos en San Fernando), así como 498 dispositivos de cuidados críticos y urgencias de atención primaria, de los que 374 son Unidades de Cuidados Críticos y Urgencias o puntos fijos y 124 son Bases de Equipos Móviles (ambulancias).

El sistema sanitario público andaluz cuenta además con los siguientes equipos de Emergencias de EPES: 30 equipos terrestres, 5 equipos de coordinación avanzada y 5 equipos aéreos. En total, más de 6.000 profesionales realizan su labor en la atención a urgencias y emergencias en Andalucía.

Red de transporte urgente

Por su parte, la red de transporte urgente SAS está integrada por 370 ambulancias de transporte no asistido que, en casos necesarios, pueden convertirse en medicalizadas y que realizan los traslados a los centros sanitarios de los casos urgentes y 124 Equipos Móviles. Esta red se completa con la red de transporte interhospitalario de pacientes críticos, compuesta por 12 ambulancias medicalizadas terrestres para las capitales de provincia y una en cada hospital comarcal, apoyado por el transporte aéreo interhospitalario para las grandes distancias.

En cuanto a las asistencias que se realizaron el pasado invierno (de diciembre a febrero), los hospitales atendieron más de 1.015.116 urgencias, de las que sólo el 8% requirió ingreso hospitalario. Por su parte, los centros de atención primaria asistieron 1,7 millones de urgencias, tanto en el centro como en el domicilio del paciente. Nueve de cada diez casos atendidos se resolvieron sin necesidad de traslado al hospital, “lo que pone de manifiesto la elevada capacidad de resolución de Atención Primaria”, señala el SAS. Asimismo los profesionales de EPES, asistieron a un total de 19.472 pacientes el pasado invierno.

Sé el primero en comentar...

Escribe una respuesta

Tu dirección de correo no será publicada.


*


LinkedIn Auto Publish Powered By : XYZScripts.com