IU reclama soluciones para las deficiencias en la atención sanitaria en Cartaya y El Rompido

Pide que la Junta garantice la accesibilidad y eficacia de los servicios sanitarios

Centro de Salud de Cartaya

En una moción que se debatirá en el próximo Pleno del 27 de enero, IU también apoya las reivindicaciones de la A.V. El Rompido, reclamando a la Junta que subsane las deficiencias de atención pediátrica de El Rompido, especialmente en épocas de máximo riesgo como las fiestas de Navidad o el verano, cuando este núcleo costero alcanza los 8.000 habitantes, más de un millar de los cuales pueden ser menores de 14 años. 

Los recortes de 10.000 millones de euros en sanidad pública desde el inicio de la crisis han deteriorado la calidad de la atención sanitaria en España, cuya percepción ciudadana ha caído en los últimos años de forma paralela al crecimiento de la presión asistencial y las listas de espera. Una cita para una especialidad se demora ya casi 5 meses en Andalucía y una intervención quirúrgica en neurocirugía requiere ya casi 6 meses de espera media a nivel nacional.

Estos recortes tienen un beneficiario claro: la sanidad privada, que ha multiplicado sus beneficios desde el comienzo de la crisis. Casi uno de cada tres hogares españoles han contratado ya un seguro sanitario privado, alegando como principal motivo “evitar las listas de espera de la sanidad pública”.

El deterioro de la Atención Primaria en Andalucía también es galopante. La masificación en los centros de salud ha llegado a tal punto que diversas plataformas médicas enarbolan reivindicaciones tan pírricas como dedicar 10 minutos por paciente, la mitad de los 20 minutos que recomiendan diversas investigaciones internacionales como tiempo mínimo de consulta.

En Cartaya, con una de las ratios de pacientes por médico más altas de la provincia de Huelva, la situación es crítica desde hace años. La masificación del centro de salud ha mermado la satisfacción de los pacientes, que aún perciben positivamente la atención de profesionales que apenas pueden dedicarles 5 minutos, pero expresan menor satisfacción con la calidad general del servicio público de salud.

La Zona Básica de Salud de Cartaya, con tres núcleos dispersos, casi 20.000 habitantes, 4.000 menores en edad pediátrica, y una población flotante de hasta 8.000 personas en época estival y 3.000 en temporada agrícola, dispone de un centro de salud sin dotación de radiología ni odontología, con sólo 9 médicos generales y 2 que realizan función de pediatría, y un consultorio médico en El Rompido, cuyo personal estable se reduce a una médica general y un enfermero, sin servicio de urgencias y atención pediátrica sólo dos días semanalmente, condicionado al desplazamiento de dos facultativos desde el Centro de Salud de Cartaya. Este servicio se interrumpe durante las fiestas de Navidad, época de máxima incidencia de gripe y otras enfermedades respiratorias.

IU defiende que el ejercicio de derechos laborales como las vacaciones o los días de permiso no debe servir de excusa para mermar la calidad de la atención sanitaria y exige a la administración sanitaria que cumpla su obligación de gestionar eficazmente las sustituciones para garantizar el servicio durante todo el año.

 

Sé el primero en comentar...

Escribe una respuesta

Tu dirección de correo no será publicada.


*


LinkedIn Auto Publish Powered By : XYZScripts.com