Sobre la instrucción de la Agencia Tributaria para el aplazamiento del IVA

DELICIAS DÍAZ HERNÁNDEZ

Delicias Díaz Hernández.

El Real Decreto-ley 3/2016 de 2 de Diciembre,  mediante el cual se modifico el artículo 65 de la Ley General Tributaria  que regulaba los aplazamientos o fraccionamiento de pago sigue generando mucha dudas después de la instrucción hecha pública por la Agencia Tributaria hace unos días.

La medida tributaria anterior elimina la posibilidad de aplazar/fraccionar el Impuesto sobre el Valor Añadido, sin embargo ante la presión de diversos colectivos de trabajadores autónomos se ha tomado una medida para paliar en posible efecto negativo de dicha medida.

La Directora del Departamento de Recaudación de la AEAT ha emitido la Instrucción 1/2017,  esta norma interna marca las directrices que han de seguir la Dependencia de Recaudación tanto de gestión automatizada en las solicitudes de aplazamiento, en el que se prescinde de pruebas y documentación, como en los fraccionamientos que se tramitan por el procedimiento ordinario.

Concretamente se puede resumir en los siguientes puntos:

Primero.- Para deudas inferiores a 30.000 euros las personas físicas y las pymes pueden aplazar de forma automática el Impuesto sobre el Valor Añadido, sin tener que documentar las operaciones de IVA pendientes de cobro.

Si son personas jurídicas, sociedades civiles y comunidades de bienes tienen aplazamiento máximo 6 meses.

Si son personas físicas tienen aplazamiento máximo 12 meses.

Segundo.- Para las deudas por importe superior a 30.000 euros, es un sistema no automatizado, además de la documentación que se exige en otros casos, hay que aportar la relación de facturas emitidas y no cobradas, justificación documental de que las mismas no han sido satisfechas. Esto significa que solo se puede aplazar aquellas cuotas no cobradas, y nunca se podrá aplazar cuando la cuantía de las cuotas cobradas supera la cuota a ingresar del periodo.

Tercero.- No se puede aplazar otros impuestos como los pagos a cuenta de la renta que también se liquidan el próximo día 30 de Enero.

Cuarto.- En el procedimiento automatizado para determinar el importe de las deudas menores de 30.000 euros se acumulan en el momento de la solicitud todas las que hay en ese momento.

Quinto.- En el procedimiento no automatizado la situación se complica, puesto que en el caso de que el sujeto pasivo del impuesto que hay solicitado aplazamiento hay que acreditar cuales son las cuotas cobradas y las no cobradas, y en el caso de que se cobre una de esas facturas incluidas en la solicitud de aplazamiento, de forma inmediata hay que proceder al ingreso de la cuota de IVA en AEAT.

Es muy importante saber que el 17 de Enero de 2017 también se emitió una Instrucción de la Dirección General de la AEAT en cuyo apartado segundo se dice literalmente lo que sigue:

“Corresponde al titular del Departamento de Recaudación de la AEAT la competencia para dictar los criterios de actuación en materia de aplazamientos y fraccionamientos de pago dirigidos a los titulares de las Delegaciones Especiales y de la Delegación Central de Grandes Contribuyentes y a los titulares de las Dependencias Regionales de Recaudación y de la Dependencia de Asistencia y Servicios Tributarios”

Problemas que plantea las instrucciones:

Primero:- La absoluta discrecionalidad por parte del Jefe de Recaudación de las Delegaciones de Hacienda de aplicación de  la instrucción interna en materia de aplazamiento y fraccionamientos.

Segundo.- Una instrucción nunca puede ir contra una ley en vigor, como es el Real Decreto-ley 3/2016, por lo tanto se puede producir la posibilidad que solicitemos un aplazamiento según las directrices que nos están marcando y pueda ser rechazado por aplicación directa del nuevo artículo 65 de la LGT.

Tercero.- No habla nada de los otros impuestos que se mantiene inaplazables.

Cuarto.- Las recomendaciones establecidas en la Instrucción son temporales, por lo tanto en cualquier momento de este año y sin lugar a dudas en el año 2018 será de obligado cumplimiento.

 

Delicias Díaz Hernández

Economista-Auditora

Director General de Uning-Ofiteco

Sé el primero en comentar...

Escribe una respuesta

Tu dirección de correo no será publicada.


*