Las murgas de Punta Umbría llenaron de alegría el Carnaval Colombino con sus actuaciones

LAS COMPARSAS DE SEVILLA TAMBIÉN ESTUVIERON A GRAN ALTURA

La murga de Punta Umbría 'Deja de pedir que no soy Cofidís' protagonizó la segunda jornada de las preliminares en el Gran Teatro.

El segundo día de preliminares del Carnaval Colombino nos trajo momentos muy divertidos con las  y mucha nostalgia y sentimiento con las comparsas de Sevilla. Primer domingo y segundo día de coplas en la calle Vázquez López que alumbraron esta noche de carnaval que secundó con mucha calidad al inicio de la fiesta, y de tanto que alumbró la luz, el alumbrado quiso ser protagonista, que prendió dando lugar a la primera anécdota de estos carnavales. Una noche que aseguraba mucha calidad y entretenimiento y que respondió con creces a este requerimiento con la presencia de grupos dónde Punta Umbría, Sevilla ciudad y provincia se disputaron la gloria del segundo asalto al Gran Teatro.

La sesión comenzó con la comparsa “Perravieja” venida desde Sevilla en la que muestran a un grupo de mujeres de la post guerra española enviudadas a causa de la guerra civil que les hace tener que buscarse la vida para sacar a sus familias adelante y convertirse en esta “perravieja”, personaje al que interpretan. Comienzan con una música en audio asemejando a una canción de guerra en la que seguidamente el grupo continua con su presentación interpretándola en un volumen bajo y melancólico que nos evoca a un lamento de dolor hecho canción, la presentación nos traslada a la época y a la miseria de aquellos tiempos. El primer pasodoble, como buena copla de presentación, lo dedican a su personaje, a esas mujeres que se jugaron el tipo e hicieron lo que hacía falta para sacar adelante a sus hijos, en el segundo nos narran las calamidades que pasa una familia durante la guerra en la que la razón, el sentido y el deber queda dividido y enfrentado, en la que un hermano lamenta la pérdida del otro por encima de cualquier convicción. Los cuplés exponen las consecuencias de la relación tan moderna que tienen con su pareja y en el que él usa sus bragas, el problema es que le queden mejor que a ellas y el segundo relatan lo bien que puede llegar a saber un puchero aderezado con unas “hierbas” muy sospechosas. Conjuntados con un estribillo en el que lanzan un consejo muy alegre seguido de un mensaje de esperanza “sueña fuerte tú que puedes”. Durante su popurrí describen la mísera situación del personaje y de las dificultades con las que conviven día a día: racionamientos, hambre, trapicheos, etc… y que bien muestran mencionando la frase de “no ganarás la guerra, pero sí una lucha más” mensaje esperanzador para una comparsa que entra muy dulcemente por el oído sin estridencias ninguna, nos toca la fibra más sentimental con una bella nana perfectamente interpretada y que nos arraiga aún más en la aflicción que lleva la agrupación en todo momento. Terminan lanzando un alegato de valentía dónde nos animan a no ser cobardes y plantar cara a la vida. Sin duda una comparsa que suena muy bien y de la que se espera, si el jurado lo estima conveniente, ese famoso pasodoble que les ha valido “la popularidad” de  ser noticia de actualidad.

Comparsa femenina de Sevilla denominada 'Perravieja'.
Comparsa de Sevilla denominada ‘Perravieja’.

La segunda agrupación de la noche nos llega desde la localidad de Punta Umbría, llamada “Dejar de pedir que no soy Cofidís”. Presenta a un Dios algo cansado y cabreado de las constantes plegarias de los fieles, ellos van ataviados con un mono de trabajo en el que incorporan unos prismáticos para observar la tierra que a le vez les sirve de vibrato, el pelo largo recogido en moño y pequeña barba a medio afeitar que ilustra la falta de tiempo de este Dios todopoderoso.  El primer pasodoble culpa a la sociedad humana actual y a su conformismo respecto a las cosas que les pasan y de que las dificultades no se arreglan dando “me gusta” en una red social, dura crítica a ese pasotismo humano que se acentúa en estos tiempos dónde aceptamos como normalidad comportamientos nada normales. En el segundo miden el nivel de hipocresía de algunos grupos que abandonaron el Carnaval Colombino por el gaditano y ante la apertura de éste regresan con ciertas adulaciones en forma de coplas, acusan al aficionado onubense de tener más clase y más condición para aceptar sin reproches al que se fue, sin ser echado y hoy vuelve, sin ser llamado. La tanda de cuplés, que es introducida por pitos, cuentan lo terrible que puede llegar a ser una confusión de salas de cine y de películas primero y en el segundo nos exponen con mucha ironía lo sucedido con dos jugadores del Eibar y un vídeo, aunque les importa más no haberlos alineado en un juego virtual de fútbol. El estribillo nos enumera todos los poderes de Dios, pero por muchos poderes que tenga, aún no ha conseguido darse de baja de Jazztel. El popurrí ahonda sobre este Dios algo agobiado con las continuas pedidas, nos cuenta los milagros de Dios marcando la diferencia con nosotros los humanos, divertida la cuarteta de cómo tuvo que decirle a un Noé despistado que no mezclara al león con el resto de animales que pueden llegar a ser comida, destacar los geniales refranes celestiales en los que consiguen arrancar carcajadas desde las butacas y el final del repertorio cuando dan, a su forma, la bendición y los mandamientos de esta forma tan carnavalera.

 Actuación de la murga 'Deja de pedir que no soy Cofidís' de Punta Umbría.
Actuación de la murga ‘Deja de pedir que no soy Cofidís’ de Punta Umbría.

La tercera agrupación corresponde a la comparsa “Los Cabezaloca” de Alcalá de Guadaira, el año pasado segundo premio en la modalidad, que inaugura su concurso colombino interpretando la fantasía de un personaje dual que representa la pasión y la razón, elementos indispensables en cada uno de nosotros y de los cuales necesitamos para tomar decisiones, plantean su tipo en la letra de la presentación, desde hace unos años este grupo es querido y esperado en Huelva. El primer pasodoble nos detalla los motivos por los que ellos no van a Cádiz y sí a Huelva, critican a los que vendieron este concurso por otros y piden que se tenga memoria con ellos porque estuvieron en los momentos más difíciles. El segundo hace una enumeración de cosas que no les agrada pero que soportan, porque no les queda otra, pero como último reclamo amenazan con levantarse y dar un golpe en la mesa si se toca las pensiones de nuestros mayores.

 De Alcalá de Guadaira llegó la compara 'Los Cabezalocas'.
De Alcalá de Guadaira llegó la compara ‘Los Cabezalocas’.

Los cuplés con el primero dedicado al fenómeno Carolina Marín y a que se acaben de hacer grandes aficionados al bádminton pero sin haber visto un solo partido y el segundo donde juegan con los dos personajes que representan dónde uno le dice una cosa y otro lo contraria entretanto preparan una boda y que al final harán lo que su mujer quiera. El estribillo cierra los cuplés sacando a ese demonio que llevan dentro que se lo están sacando poco a poco. El popurrí aborda sobre la idea de la comparsa y muestran diferentes posturas según el lado de esa dualidad en el que caigan, considerando al hombre como ser que tiene siempre un lado oculto. Cuarteta dedicada al amor, al único y verdadero, que cuando llega, llega de verdad, el amor de una madre. Se vuelven más críticos cuando se meten en la mente del político que es capaz de vender su alma solo por dinero y cierran su pase con el mensaje de que a pesar de todo, se quedan con lo bueno y que son sus carnavales los que les hacen que tenga la “cabeza perdía” o “cabezaloca”.

Actuación de la murga 'En tu casa o en la mía' de Punta Umbría.
Actuación de la murga ‘En tu casa o en la mía’ de Punta Umbría.

Finiquitado el descanso, es el turno de nuevo de una murga, y por segunda vez en la noche, venida desde Punta Umbría anunciada con el nombre de “En tu casa o en la mía” donde se muestra en la puesta en escena a una tribu africana que recibe a una familia de sevillanos, muy sevillanos. Durante la presentación, la tribu conoce a la familia y juegan en todo momento con el choque cultural de forma magistral, la interpretación de todos los componentes es genial y logra conectar con el público de primeras. El primer pasodoble lo dedican al fenómeno de civilización tal como lo conocemos nosotros en el que ponen en entredicho si no seremos nosotros, los occidentales del primer mundo, los que estamos incivilizados. El segundo nos cuenta la comparación de África con Huelva, inciden en los parecidos en que en ambos se llevan los mejor de sus tierras ante la mirada de sus dirigentes que no hacen nada por evitarlo. En todo momento usan la parodia para no desconectar al espectador con la murga y alcanzan con éxito mantener la simbiosis con el público a lo largo del repertorio que prosigue con la tanda de cuplés dedicados el primero al intento de ligue con una compañera de trabajo que no entendió eso de “empujar” del todo bien como ellos querrían y el segundo a la moda americana de blanquear el culo y el parecido de el de su mujer con un rosco de vino. El estribillo con ritmo africano con eso de que “el mandingo quiere mandinga” o en tu casa o en la mía. La murga consigue llegar con los personajes. En el popurrí derrochan todos los devenires de ese choque cultural dónde la familia debe ir intentando adoptar costumbres de la tribu y estos, ir aprendiendo rasgos muy sevillanos como el flamenco. La cuarteta del aprendizaje del baile por bulerías completa una actuación brillante de una murga que se despide cantando eso de que cambiarían África por su queridísima Punta Umbría. Muchos golpes de humos durante todo el repertorio y la interpretación sublime hacen que la agrupación se presente como candidata a apuntar muy alto en este carnaval 2017.

Para concluir este segundo día de preliminares, debuta en las tablas una comparsa de la localidad sevillana de Carmona presentado al “Escuadrón del segundo mes”, emulando a un grupo de aviadores carnavaleros dispuestos a sobrevolar este concurso con muchas ganas. Presentación muy vistosa con tintes de fantasía, estos aviadores vienen dispuestos a luchar por su mes, Febrero. En los pasodobles juegan un poco con su tipo, en el primero, en el que nos repasa las lecciones de vida que les dio su padre y que a su vez fueron las que les dio a su padre su abuelo, bonito mensaje el de esta letra que nos muestra el paso de la vida. En el segundo nos muestran la visión de un enfermo que espera un donante, rematando con la alabanza a ese grupo de médicos que obran milagros en forma de trabajo y a los que muchas veces se les culpa de males que no controlan. El primer cuplé explica la peripecia que sufrieron con su novia cuando veían el concierto del reencuentro de Operación Triunfo y en el que no salió la cosa como esperaban. El segundo con la terrible coincidencia de una ola de frío con la visita a un tanatorio en el que no funciona la calefacción. El estribillo es muy bonito dónde recuerdan que necesitan esa medalla del valor que les haga decir te quiero para llevarla en el corazón. Durante el popurrí hacen un repaso de lo que para ellos es importante para “volar”, considerando al carnaval como algo muy valioso y que se debe de cuidar, alejándolo de los egos, las apariencias y la falsedad porque al final perdemos todos y pierde el carnaval. Acaban recuperando ese halo de ilusión que rodea al grupo, que es muy joven y que debuta con muy buenas sensaciones y que echa la llave de un gran día de carnaval en la ciudad de Huelva.

Para hoy martes 30 de enero, tendremos la tercera sesión de preliminares del carnaval colombino en la que actuarán, por este orden: la comparsa “Hienas” de Sevilla, la murga “Los auténticos cobardes” de Villanueva de los Castillejos, la comparsa de Huelva “ Los Astutos”, descanso, murga de Villarrasa “Este año no gano” y finalizará la noche con la agrupación “Rey de Reyes” comparsa de Punta Umbría.

ALBER CEJUDO

Sé el primero en comentar...

Escribe una respuesta

Tu dirección de correo no será publicada.


*


LinkedIn Auto Publish Powered By : XYZScripts.com