entrevista

entrevista

Berenjenas y calabacines suben hasta un 17% en el supermercado y se desploman hasta un 62% en origen

COAG denuncia que el desplome de los precios no revierte en el consumidor

Calabacines y berenjenas siguen estando prohibitivas en el mercado a pesar de haber bajado ya su precio en origen

El precio de las berenjenas y los calabacines ha comenzado el año con subidas de hasta el 17% en el supermercado, al tiempo que se han desplomado hasta un 62% en origen, según informa la organización agraria COAG, que ha denunciado que durante la última semana de enero el desplome de los precios de las principales hortalizas en el campo no está repercutiendo en los precios pagados por el consumidor.

En el caso del calabacín, los precios en destino se han elevado un 14% a pesar de la caída de un 62% de las cotizaciones en el campo y la berenjena ha seguido la misma tónica, ya que mientras los precios al consumidor se han elevado un 17%, al productor han bajado un 35%.

Según COAG, el aumento de los precios en origen al reducirse la producción de hortalizas como consecuencia de las adversidades meteorológicas en el sudeste español y en gran parte de Europa, ha acortado los márgenes en la segunda y tercera semana de enero, situándolos entre el 50% y 70%. Berenjenas y calabacines han llegado a costar muy cerca de los 4 euros/kilo a mitad del mes.

Los agricultores no se han lucrado con esta situación. Ha habido un descenso de producción que se equilibra con los precios. Además, estamos hablando de dos semanas en una campaña que duras varios meses”, ha señalado el responsable de frutas y hortalizas de COAG, Andrés Góngora.

Productos como los limones y las manzanas han multiplicado por casi siete su precio del campo a la mesa de los consumidores.

Aseguran en COAG que “otra vez agricultores y consumidores estamos siendo víctimas de las prácticas especulativas de las cadenas de distribución que quieren recuperar a marchas forzadas sus abusivos márgenes habituales sin importarles los fundamentos objetivos del mercado: oferta y demanda”.

COAG cree que esta situación en los precios no es deseable ya que provoca especulación en la cadena por parte de los agentes con más poder en la misma, desajustes en la planificaciones y a la larga no beneficia a los agricultores que en épocas de precios altos no disponen de producción suficiente para hacer rentables estos momentos.

 

Sé el primero en comentar...

Escribe una respuesta

Tu dirección de correo no será publicada.


*


LinkedIn Auto Publish Powered By : XYZScripts.com