Aquilino Alonso propone en el Parlamento un pacto por la sanidad pública andaluza

Detalla las mejoras a realizar para responder a las peticiones ciudadanas

El Consejero de Salud comparece en el Parlamento andaluz

El consejero de Salud de la Junta de Andalucía, Aquilino Alonso, ha propuesto este miércoles en el Parlamento un Pacto por la Sanidad Pública Andaluza. Un acuerdo que, en sus palabras y en el marco de la futura Ley de Garantías y Sostenibilidad del Sistema Sanitario Público Andaluz, “permita blindar nuestro sistema, que dé seguridad y certeza a la ciudadanía sin poner en cuestión los pilares que lo sustentan”.

Alonso ha afirmado que este pacto debería salir adelante “si todos los partidos de la Cámara estamos de acuerdo en defender la sanidad pública, universal, de calidad y gratuita en el acceso”. El consejero ha respaldado así la apuesta por “un modelo que atiende a la salud como un derecho y no como una mercancía” y ha pedido que se trabaje entre todos los grupos parlamentarios para ofrecer a la ciudadanía un sistema sanitario público “fortalecido y mejorado”.

Como compromiso, y defendiendo que el sistema actual es “un buen sistema, con indicadores de salud equiparables a los mejores sistemas sanitarios a nivel mundial”, desde el Gobierno andaluz y desde la Consejería de Salud se seguirá “trabajando para que siga siendo así, escuchando, dialogando, acordando y actuando, y demostrando que se avanza para dar respuesta a las necesidades actuales y futuras”.

Para Alonso, “que estemos orgullosos no quiere decir que la sanidad pública sea perfecta, de hecho, tiene margen de mejora y va evolucionando”. De esta forma, se da respuesta no solo a los avances del conocimiento, sino “a los efectos de la crisis económica que ha sido utilizada por el Gobierno de España, y por el PP en las comunidades donde gobierna, haciendo tambalear los sistemas públicos”.

Durante su intervención, Alonso ha entrado a detallar las mejoras en las que su departamento lleva tiempo trabajando y que quieren dar respuesta a las expectativas de la ciudadanía y profesionales, como son las urgencias, las listas de espera, la atención primaria y la asistencia hospitalaria, entre otras.

Listas de espera

“En Andalucía el número de pacientes que esperan una intervención por cada 1.000 habitantes es entre un 43 y un 54% menor que en la media del país”, ha afirmado. “No nos conformamos y apostamos por mejorar”, ha continuado el consejero, que ha anunciado que en los dos próximos meses estará listo el documento de trabajo de la Comisión de Listas de Espera –compuesta por expertos de sociedades científicas, colegios profesionales y más de 30 profesionales de 17 especialidades diferentes- “que servirá de guía a nuestra organización para la mejora de los tiempos de respuesta”.

Con respecto a las urgencias, ha puesto en valor en la tribuna parlamentaria que, desde junio de 2014, está en marcha el Plan de Mejora de los Servicios de Urgencias de Hospitales, con un grado de cumplimiento por encima del 80%, “que nos ha permitido que los pacientes sean valorados en seis minutos de media, salvo aquellos que acuden con riesgo vital que, lógicamente, no tienen demora”. Este plan, ha detallado el consejero, “nos ha permitido también reducir en una hora el tiempo medio de espera de un paciente en urgencias y disminuir el tiempo de espera para hospitalización en pacientes ingresados desde las áreas de observación” (un 90% permanece menos de 12 horas en esta área).

Además, ha anunciado, se está abordando un Plan de Mejora de los Servicios de Urgencias de Atención Primaria para que esté listo antes del verano. Este plan se pondrá en marcha tras realizarse un análisis de situación que va a permitir establecer las líneas prioritarias de actuación en los puntos de urgencias de los centros de salud, con el objetivo de mejorar su capacidad de resolución, revisar los protocolos de actuación, establecer los equipos movilizables necesarios para garantizar una demora máxima en la atención urgente de 20-25 minutos, revisar los recursos humanos y estructurales necesarios de los centros en función de la actividad asistencial, y elaborar de un plan de formación y de información a la ciudadanía, entre otras cosas.

Por otra parte, el titular de Salud ha avanzado que se está trabajando en un plan de renovación de las infraestructuras para los próximos tres años y en un plan para la adquisición de nuevas tecnologías y la renovación de las existentes, también con un horizonte de tres años. Sobre este tema ha recordado que en 2016 se han abierto 21 centros entre hospitales y centros de salud, y que 2017 se ha iniciado con la apertura del Hospital de Ronda al que seguirán otras infraestructuras sanitarias. “Además, hemos invertido (entre 2015-2016) casi 5,5 millones de euros en alta tecnología (TAC, Aceleradores Lineales, Resonancias Magnéticas…) que van incorporándose a nuestros centros en las diferentes provincias para sustituir e incrementar nuestra oferta diagnóstica y terapéutica”, ha aseverado.

Impulso a la Atención Primaria y hospitalaria

Alonso ha hecho mención igualmente a la puesta en marcha el Plan de Renovación de Atención Primaria, “que nos permitirá situarla como eje vertebrador de la asistencia sanitaria, una posición en la que siempre debió estar, y que permitirá, entre otras cosas, que la ciudadanía tenga a un médico de familia y una enfermera de referencia, con quienes podrá utilizar nuevas vías de relación que eviten desplazamientos innecesarios”.

Para hacer más ágil este nuevo sistema que se plantea, el consejero ha afirmado que se ajustarán las tarjetas sanitarias, no sólo en función del número, sino también de la complejidad de los pacientes. “Se dará un impulso a los programas de prevención y promoción de la salud, por ser básicos para evitar el desarrollo de futuras enfermedades y para impulsar hábitos de vida saludables, se dotará al sistema de nuevas formas de relación entre profesionales y con la ciudadanía y se afrontará el reto de la cronicidad, tan acuciante y común a todos los sistemas sanitarios de nuestro entorno, a través del desarrollo del Plan Integral y de la Estrategia de Atención a Pacientes Crónicos Complejos”, ha enumerado el consejero.

“La sanidad evoluciona y las soluciones también”, ha dicho antes de explicar que, además, se está empezado a trabajar, de la mano de Sociedades Científicas, en un Plan de Acción en Atención Hospitalaria a fin de dar respuesta a las expectativas de la ciudadanía, incorporando las nuevas tecnologías y el nuevo conocimiento, “garantizando la continuidad asistencial, y siguiendo mejorando nuestros resultados en salud”. Unos resultados en salud que, ha destacado, “a pesar de los años de crisis que hemos vivido, son equiparables a los países más desarrollados de nuestro entorno, signo de que la sanidad pública andaluza funciona”.

Las estrategias, medidas y planes llevados a cabo en estos años han permitido, como ya explicó Alonso en su anterior comparecencia en el Pleno, “reducir la mortalidad e incrementar la esperanza de vida en general; reducir la mortalidad por cáncer de mama y próstata y su supervivencia a cinco años; o reducir la morbimortalidad asociada a la diabetes, así como los ingresos hospitalarios por esta enfermedad o sus complicaciones”.

Por otra parte, ha recordado que los datos de sobrepeso y obesidad infantil y juvenil en Andalucía siguen estando por encima del 20 y del 14% respectivamente, “datos que nos preocupan y de ahí que estemos trabajando en una ley que contribuya a la promoción de la actividad física y de la alimentación equilibrada para reducir estas cifras, y para la que esperamos contar con el apoyo de la Cámara”.

“Somos conscientes de que les hemos pedido un gran esfuerzo a los profesionales”, ha sentenciado Aquilino Alonso, que también ha pedido que se reconozca que “en los últimos años estamos avanzando en la recuperación de sus derechos, como el proceso de interinización iniciado de más de 15.000 profesionales”.

El consejero ha recordado que, cuando el Gobierno Central impuso la ampliación de la jornada a las 37,5 horas, “el Gobierno andaluz decidió evitar el despido de más de 7.000 eventuales, aunque para ello solo pudimos ofrecerles jornada laboral y salario al 75%”. “Hoy en día esa situación ya está corregida, los eventuales estructurales están al 100% de jornada laboral y sueldo, y hemos apostado por devolver la jornada laboral a las 35 horas, lo que permitirá incrementar las plantillas en más de 3.500 profesionales”.

En cuanto a las ofertas de empleo público, también ha rememorado que cuando el Gobierno Central impuso la tasa de reposición “la Junta siguió apostando por el empleo”, reponiendo las plazas que quedaban vacantes por jubilaciones con eventuales, y “cuando la tasa pasó del 10%, al 50% y, hoy en día, al 100%, “el Gobierno andaluz volvió a apostar por el empleo, sacando a concurso público el máximo de las plazas que permitía la ley (10.200 en las OPEs desde 2013 a 2017)”. Sobre este tema, ha reiterado que “tenemos la necesidad de recuperar los niveles de estabilidad previos a la crisis” por lo que ha pedido contar con el apoyo del Parlamento para “reclamar al Gobierno Central que nos permita la realización de una OPE extraordinaria que lo haga posible”.

Control del déficit

El responsable de Salud ha vuelto a afirmar que “el Gobierno central ha impuesto un control del déficit que ha asfixiado a Andalucía, todo ello en un contexto en que la comunidad viene recibiendo 1.000 millones de euros menos cada año por el sistema de financiación establecido y que consideramos injusto e insolidario”.

Este control del déficit, ha reconocido el consejero, ha tenido sus consecuencias en la sanidad pública andaluza; “en los avances de las infraestructuras y en la renovación tecnológica, que no han podido ir al ritmo deseado y planificado; en la implantación de los planes de mejora”, aunque ha hecho hincapié en que “la asistencia sanitaria siempre ha estado garantizada”. En este contexto, el consejero de Salud ha vuelto a exigir en el Parlamento que el Gobierno de España derogue el Real Decreto 16/2012, que es que “ha hecho ha supuesto volver a la etapa previa de la aprobación de la Ley General de Sanidad que ha ido minado el Sistema Nacional de Salud”. Y esta garantía, ha explicado, se debe a que “el Gobierno andaluz apuesta por la sanidad pública y así lo viene demostrando en sus presupuestos, que en los últimos tres años, además, ha experimentado un incremento del 13,4%, por lo que uno de cada tres euros del presupuesto de la Junta se destina a política sanitaria”.

Para concluir, el consejero ha reafirmado que “nada de esto será posible si no hacemos sostenible nuestro sistema”. Y para ello, ha expresado, “necesitamos dos cosas: tener la legitimidad de la ciudadanía, porque considere que dispone de un sistema de calidad que da respuesta a sus necesidades, y el compromiso político”.

Sé el primero en comentar...

Escribe una respuesta

Tu dirección de correo no será publicada.


*


LinkedIn Auto Publish Powered By : XYZScripts.com