Huelva necesita más de 460 enfermeros para igualar la media nacional, según un estudio de CSIF

Reclama una dotación acorde a las necesidades en el Día de la Enfermería

CSIF alerta de las consecuencias que tiene el déficit de enfermeros en la sanidad andaluza

El sindicato CSIF-A denuncia que Huelva necesita más de 460 enfermeros para igualar la media nacional, según un estudio realizado por la central sindical en todos los centros de salud y hospitales de Andalucía, coincidiendo con la celebración este viernes del Día Internacional de la Enfermería.

El sindicato, que cifra en 6.662 los enfermeros necesarios en la Comunidad Autónoma para igualar la media nacional, reivindica la profesión en esta fecha y reclama una dotación acorde a las necesidades de la sanidad andaluza.

Según el estudio de CSIF, en el Sistema Nacional de Salud trabajan 164.385 enfermeros, lo que arroja una ratio por cada cien mil habitantes de 350 enfermeros. En el SAS, el número total de enfermeros en Andalucía  es de 22.696, con una media de 270 enfermeros en el sistema público, “lo que constituye una de las ratios más bajas del Estado”, denuncia el sindicato. La media europea, de acuerdo a este estudio, se sitúa en 840 enfermeros por cada cien mil habitantes, situándose el conjunto de la media española en el puesto número 24 de 28 en tasa de enfermeros.

Analizando por provincias, la media andaluza, dice el sindicato, “evidencia un importante déficit en cada una de ellas para igualar los datos a nivel nacional”, señalando que harían falta, al menos, 466 en Huelva, 607 en Almería, 1.330 en Cádiz, 308 en Córdoba, 457 en Granada, 281 en Jaén, 1.576 en Málaga y 1.633 en Sevilla.

Riesgo de mortalidad

Para CSIF-A, este déficit de personal de Enfermería “provoca riesgos profesionales evidentes como el incremento de cargas laborales, estrés, burnout, desgaste profesional o problemas físicos”, pero además, añade, “estudios internacionales indican que disminuir el número de enfermeros en los centros sanitarios multiplica el riesgo de mortalidad de los pacientes, así como graves consecuencias directas, como son más caídas, más úlceras de presión, más infecciones y más muertes”.

Según el estudio de CSIF-A, por cada paciente extra que se añade a la carga de trabajo de un enfermero, “las posibilidades de que un paciente muera en el mes posterior a la cirugía se incrementan un 7%”. Por todo ello, exige a la gerencia del SAS que dote de los recursos necesarios para abordar este déficit de enfermeros en el servicio público sanitario andaluz.

Sé el primero en comentar...

Escribe una respuesta

Tu dirección de correo no será publicada.


*


LinkedIn Auto Publish Powered By : XYZScripts.com