La Fiscalía de Huelva abre diligencias de investigación sobre el vertido de la mina de La Zarza

Fiscal destaca en el Parlamento la "rápida" intervención de la Junta

Actualmente se analizan las muestras tomadas desde la propia salida de la corta hasta el río Odiel,

La Fiscalía de Medio Ambiente de Huelva ha incoado diligencias de investigación sobre el vertido de agua contaminada al río Odiel procedente de la explotación minera de La Zarza, en el término municipal de Calañas.

Este jueves ha recibido la Fiscalía, por parte de la Delegación Territorial de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio de la Junta en Huelva, la remisión de los hechos con el testimonio de las primeras diligencias llevadas a cabo por esa Delegación por el vertido de aguas ácidas y con metales pesados el pasado 18 de mayo al río Odiel desde la corta de la Zarzay “con afectación grave” del medio acuático receptor y sus sistemas naturales asociados”.

Los hechos denunciados podrían ser constitutivos de delitos contra el medio ambiente previstos en el artículo 325 del Código Penal. Por ello, procede incoar las correspondientes diligencias de investigación para determinar la naturaleza y autoría del hecho denunciado y la responsabilidad que del mismo pudiera derivarse.

Por otro parte, el consejero de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio, José Fiscal, ha anunciado en el Parlamento andaluz que la Junta ha puesto en conocimiento de la Fiscalía toda la información sobre el expediente sancionador abierto el 19 de mayo a Tharsis S.A.L y Ormonde España S.A por el vertido en la corta minera de La Zarza. Según Fiscal, en este documento se van a evaluar todas las circunstancias y se determinará si la actuación de estas empresas o sus representantes es constitutiva de algún delito. No obstante, ha aclarado, que en caso de abrirse diligencias judiciales penales, la actuaciones administrativas deberán suspenderse hasta que exista un pronunciamiento firme de dicha jurisdicción.

Rápida intervención de la Junta

Durante su intervención en el Parlamento andaluz, Fiscal ha destacado la rápida intervención de la Junta para controlar el vertido, así como la coordinación que ha existido entre las consejerías de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio y Empleo, Empresa y Comercio – que ostenta la competencia en materia de minas- a través de sus delegaciones territoriales y bajo la dirección del delegado del Gobierno de la Junta en Huelva. Una colaboración que ha permitido que desde el 23 de mayo la situación esté controlada, ha destacado.

A partir de ahora, ha añadido, ambas consejerías trabajarán conjuntamente para tomar medidas que enviten que las instalaciones mineras abandonadas en la zona constituyan un peligro para la integridad del medio hídrico y la flora y la fauna del entorno. No en vano, ha aclarado que las condiciones de la zona requieren un estudio pormenorizado de las actividades existentes, una evaluación de los riesgos y un programa de actuaciones acorde con la situación.

El titular de Medio Ambiente ha recordado que tras el vertido que se produjo el 18 de mayo, la primera medida se tomó justo al día siguiente, cuando se realizó una visita de reconocimiento e inspección y comenzaron los trabajos de emergencia para contener el caudal y evitar así de que llegara a aguas del Odiel. Tras ello, se procedió a la toma de muestras desde la propia salida de la corta hasta el río Odiel, que se están examinando en el Laboratorio de Vigilancia y Control de la Contaminación de Huelva. También se han analizado las aguas en distintos puntos de la Ría de Huelva, sin detectarse incidencias en ninguno de ellos, “más allá de un ligero descenso del PH, que no ha tenido consecuencias, y un aumento en determinados momentos de la coloración del agua”.

Sé el primero en comentar...

Escribe una respuesta

Tu dirección de correo no será publicada.


*


LinkedIn Auto Publish Powered By : XYZScripts.com