Ecologistas en Acción pide a la Junta que explique “cuánto ha costado” el vertido de la mina de La Zarza

Reclaman "transparencia" sobre el Plan de Emergencia durante el incidente

Los ecologistas denuncian que las aguas ácidas han ido a parar a la cuenca del río Odiel

Ecologistas en Acción de Huelva ha pedido transparencia a la Junta de Andalucía sobre el plan de emergencia desarrollado en el vertido de la mina de La Zarza ocurrido el pasado mes de mayo y que explique con detalle “cuánto ha costado a los andaluces la mala gestión del cierre de la mina y la falta de un plan de vigilancia y control de las instalaciones”.

La organización ecologista ha manifestado que “este vertido de aguas ácidas contaminantes al río Odiel no debía haber ocurrido, estimado en unos 300.000 metros cúbicos, dado que entre 1993 y 1996 se llevaron a cabo, para evitar este tipo de catástrofes, una serie de planes de restauración ambiental de las cuencas mineras de los ríos Tinto y Odiel”.

Estos planes, aseguran, “fueron financiados en un 60% con fondos Feder europeos y el resto con presupuesto de dinero público andaluz” y añaden que las actuaciones realizadas en aquel entonces en La Zarza “supusieron un gasto de cerca de un millón de euros y se desarrollaron en dos fases que consistieron principalmente en el taponamiento y sellado de desagües, el apilamiento de materiales de escombreras, la construcción de canales perimetrales, la construcción de trampas alcalinas e instalación de plantas de tratamiento de aguas, la mejora de suelos y la revegetación de los terrenos afectados”.

Recomendaciones del Defensor del Pueblo

En opinión de los ecologistas, la Administración “desoyó” las recomendaciones realizadas por el Defensor del Pueblo Andaluz en 1999 a la Dirección General de Industria, Energía y Minas andaluza, realizadas con el objetivo de hacer un estudio exhaustivo sobre la peligrosidad o riesgos para las personas (trabajadores y población) y medio ambiente de las balsas mineras. Según señala Ecologistas en Acción, la respuesta de la Dirección General en aquella ocasión al Defensor “se limitó a justificarse ya que el número de técnicos de minas resultaba escaso para la reglada inspección”, si bien afirmaba que “desde luego no se desoyen las denuncias de entidades particulares aunque estas últimas, como es lógico, suelen manifestar una visión simplista, subjetiva y parcial de los problemas que no siempre pueden ser asumidos”.

El vertido de La Zarza, señalan los ecologistas, “demuestra que es bastante más caro corregir o minimizar los daños de catástrofes ecológicas que prevenirlas mediante las medidas necesarias, puesto que las actuaciones ejecutadas por la Agencia de Medio Ambiente y Agua de la Junta de Andalucía, previsiblemente, deben de haber originado un gasto de emergencia superior a las inversiones realizadas en 1996″. Además, consideran que las actuaciones llevadas a cabo con el citado plan de emergencia son “un parcheo para salir del paso porque la construcción de presas con materiales de las escombreras no evita las filtraciones a los ríos, en este caso al Odiel, como ha quedado demostrado”.

La organización ecologista lamenta que “después de tantos años y con antecedentes como el vertido de Aznalcóllar, que fue anunciado y denunciado por Ecologistas en Acción, se demuestra que no toda denuncia es simplista ni parcial o subjetiva, y se comprueba que la administración andaluza no ha querido aprender nada, por lo que es necesario exigir que rinda a la ciudadanía cuentas claras, públicas y accesibles de las actuaciones de emergencia ejecutadas, que la organización ecologista calcula que supera con creces al millón de euros”.

Sé el primero en comentar...

Escribe una respuesta

Tu dirección de correo no será publicada.


*


LinkedIn Auto Publish Powered By : XYZScripts.com