La IGP Garbanzo de Escacena se marca como objetivo el aumento de su superficie de cultivo

El Consejo Regulador pide que se apueste por un producto “rentable y seguro"

La IGP Garbanzo de Escacena se ha visto arropada en este encuentro por las isntituciones

Más de 150 agricultores, empresarios y técnicos de la comarca del Campo de Tejada han analizado este miércoles en la Casa Colón las posibilidades que se abren para el cultivo del garbanzo en la zona tras la consecución de la Indicación Geográfica Protegida (IGP) Garbanzo de Escacena, única de Andalucía en legumbres, un hecho que “nos permitirá crecer, apostar por la calidad y aumentar nuestras hectáreas de cultivo”, tal y como ha afirmado el presidente de su Consejo Regulador, Juan Manuel Díaz del Valle.

De esta forma, el Primer Encuentro Garbanzo de Escacena ha servido para poner sobre la mesa desde un punto de vista técnico y profesional las ventajas que ofrece la existencia y la actividad de este Consejo regulador, así como las últimas novedades alrededor de la mejora y la calidad de este cultivo.

La IGP Garbanzo de Escacena se ha visto arropada en este encuentro por una amplia representación institucional, política, empresarial y agrícola de la sociedad onubense. Así, la jornada ha sido inaugurada por la primera teniente de alcalde del Ayuntamiento de Huelva, Elena Tobar; la subdelegada del Gobierno en Huelva, Asunción Grávalos; la directora general de Industrias y Cadena Agroalimentaria de la Junta de Andalucía, Rosa Ríos; el presidente del Consejo Regulador, Juan Manuel Díaz del Valle; la directora comercial territorial de La Caixa, Yolanda Vera; y la diputada del Condado de la Diputación de Huelva, Rocío de la Torre.

500 hectáreas de cultivo y 700 toneladas de producción

Durante el encuentro ha quedado claro que uno de los principales objetivos del Consejo Regulador es la ampliación de la superficie de cultivo que actualmente se dedica al garbanzo en la zona comprendida en la IGP, que abarca más de 15.000 hectáreas, de las que actualmente se están aprovechando 500 para este fin y una producción anual que supera ya las 700 toneladas. En este sentido, Díaz del Valle ha reclamado a los agricultores de la zona que apuesten por el garbanzo como un cultivo “rentable y seguro” y que tomen conciencia de las “enormes potencialidades que se nos abren” dentro de la IGP. Para conseguir este objetivo, ha reclamado también la participación “fundamental e imprescindible” de los investigadores, para seguir mejorando los parámetros de “calidad y seguridad”; de los envasadores, para poner a disposición de los consumidores un producto final “de la mejor manera posible”; y de los cocineros y restauradores de la provincia, para que apuesten por un producto “único y de primera calidad”.

Por su parte, Tobar ha asegurado que la consecución de la Capitalidad Gastronómica “no hubiera sido posible sin los magníficos productos con los que contamos”, entre los que juega “un papel destacado” el garbanzo de Escacena, “que siempre nos va a tener de aliado para conseguir su expansión y consolidación”. Del mismo modo, Grávalos ha alabado “la apuesta decidida” de la IGP por ofrecer un producto de calidad “desde la tradición y la innovación”, por lo que ha animado a los agricultores a apostar por el garbanzo “como parte de nuestro patrimonio”.

Estamos ante un alimento que no sólo es ejemplo de la diversidad de la oferta agroalimentaria onubense, sino también de la excelencia de la misma

En la misma línea se ha pronunciado la directora general de Industrias y Cadena Agroalimentaria de la Junta, quien ha reclamado a los agricultores de la zona “que suban al garbanzo de Escacena al carro que suponen “las grandes marcas globales ‘Andalucía’ y ‘España’” en las exportaciones, donde “somos líderes y tenemos unos datos espectaculares”. Ríos ha resaltado la figura del Garbanzo de Escacena como “embajador” e “ingrediente decisivo” de la riqueza gastronómica de Huelva. “Estamos ante un alimento blanco, lechoso, tierno y de sabor suave que no sólo es ejemplo de la diversidad de la oferta agroalimentaria onubense, sino también de la excelencia de la misma y, por ende, responsable directo de la elevación de Huelva a la Capitalidad Gastronómica 2017”.

Más de 150 agricultores y empresarios analizan en un encuentro los retos del garbanzo de Escacena
Más de 150 agricultores y empresarios analizan en un encuentro los retos del garbanzo de Escacena

Por su parte, De la Torre ha asegurado que la provincia “tiene que estar orgullosa de contar con un gran producto como el Garbanzo de Escacena”, para el que ha augurado “un gran futuro de la mano de sus agricultores”. De la misma forma, la representante de Caixabank, patrocinador principal del encuentro, ha destacado “la apuesta constante” que hace esta entidad por el progreso de los agricultores de la provincia “facilitando su financiación y asesorándoles desde el punto de vista técnico”.
Nuevo escenario

El encuentro ha puesto de relieve que la inclusión de la IGP Garbanzo de Escacena en el registro de denominaciones de calidad de la Unión Europea abre un nuevo escenario para el desarrollo de este producto en los mercados y ante los consumidores. Contar con un órgano que certifica la calidad y el origen de este producto aporta nuevas oportunidades para los agricultores que pueden dedicarse a este cultivo y para las empresas productoras y envasadoras que desarrollan o puedan desarrollar su actividad en los municipios incluidos en la citada IGP.

Impulsar su consumo

El encuentro ha reunido en un mismo foro a los agricultores, técnicos, empresarios y directivos de las empresas que interactúan dentro de la zona amparada por la IGP Garbanzo de Escacena al objeto de dar a conocer las ventajas que ofrece la existencia y la actividad de este Consejo Regulador, así como las últimas novedades alrededor de la mejora y la calidad de este cultivo. Junto a ello, el encuentro ha servido de herramienta para impulsar el consumo del Garbanzo de Escacena mediante la difusión de aquellos elementos que marcan y diferencian este producto: calidad superior y características propias de tamaño, forma, aspecto, desarrollo o coloración. Asimismo se pretende proyectar todos su valores nutricionales, sus aplicaciones en la gastronomía y la mejora de la experiencia de consumo.

En el encuentro se han analizado, por medio de varias ponencias, las figuras de calidad que aportan las denominaciones de origen y las IGP, las investigaciones en nuevas variedades de garbanzos o en la mejora del manejo del cultivo del garbanzo en la IGP de Escacena, la incidencia del consumo del garbanzo en la salud, las nuevas posibilidades de comercializacion o las tendencias de mercado de este cultivo.

El encuentro ha incluido también un showcooking y una degustación de platos elaborados a partir de garbanzos de la IGP de Escacena con la intervención de los cocineros Romualdo Ortega, José Duque, Paco Méndez y Francisco Javier Martín Pablo, quienes han elaborado platos como garbanzos con boletus, mousse de garbanzos, humus y hamburguesa de garbanzos, y un pastel de garbanzos con almendras. Con ello, se deja en evidencia las enormes potencialidades culinarias de este producto.

IGP Garbanzo de Escacena

La denominación de calidad del Garbanzo de Escacena, inscrita en el Registro Europeo de Denominaciones de Origen e Indicaciones Geográficas Protegidas en septiembre de 2013 tras cuatro años de trabajo, ampara al fruto de la especie vegetal Cicer arietinum L. del ecotipo local envasado como legumbre seca y perteneciente a la categoría Extra. Definido por su calidad superior y una forma, aspecto, desarrollo y coloración óptimos, es característico de la zona de la Depresión del Guadalquivir. La IGP abarca así a los términos municipales de Escacena del Campo, Paterna del Campo, Manzanilla, Villalba del Alcor, La Palma del Condado y Villarrasa; así como, ya en Sevilla, de Castilleja del Campo, Aznalcóllar, Sanlúcar la Mayor, Albaida del Aljarafe y Olivares.

El secreto de las bondades que lo colocan en la primera línea de las delicatessen reside, precisamente, en su origen. No en vano, son sus suelos profundos, con un alto contenido de arcilla, gran capacidad de retención de agua, bajo contenido en nitrógeno y fósforo y un elevado nivel de potasio, junto a la influencia marina por su proximidad al litoral y a Doñana, los que dotan al Garbanzo de Escacena del máximo potencial nutritivo y de rasgos especiales como la blandura, la cremosidad y la finura.

Sé el primero en comentar...

Escribe una respuesta

Tu dirección de correo no será publicada.


*


LinkedIn Auto Publish Powered By : XYZScripts.com