CSIF denuncia temperaturas de más de 30 grados en delegaciones de La Junta por falta de aire acondicionado

Asegura que el problema de refrigeración se remonta a 2015

Los trabajadores están sometidos a un "calor asfixiante", denuncia CSIF

El sindicato CSIF (Central Sindical Independiente y de Funcionarios), denuncia que en plena ola de calor en Huelva, y con varias alertas activadas durante la próxima semana, “más de 200 trabajadores” de las delegaciones del Gobierno y de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio de la Junta de Andalucía “están soportando temperaturas que superan los 30 grados dentro de las dependencias y los despachos” del edificio ubicado en la calle Sanlúcar de Barrameda, que alberga ambas delegaciones. El sindicato ha alertado “del calor extremo que vienen sufriendo los trabajadores desde hace varios años por problemas con el sistema de climatización”.

El sindicato explica que la gravedad de la situación ha provocado, tras la petición de la Central Sindical Independiente y de Funcionarios, que la plantilla adelante la salida a la una y media de la tarde para, de esta forma, evitar las horas de más calor. Esta medida también se tomó el verano pasado -después de que CSIF hiciera público el problema- “ante la negativa de la Junta a arreglar el aire acondicionado para ahorrar presupuesto en mantenimiento”.

Manuel Antonio Conde, responsable provincial del sector de Administración General de la Junta de Andalucía de CSIF, ha señalado que  “esta pasividad de la Administración, que es conocedora del problema verano tras verano, ha provocado que los trabajadores vuelvan a estar en riesgo por altas temperaturas en su puesto de trabajo”  En este sentido, Conde alerta del “calor asfixiante” que tanto los ciudadanos como los trabajadores tienen que soportan durante los meses de verano, algo “especialmente grave en estos momentos por las olas de calor”.

Prevención de Riesgos Laborales

Al no funcionar el sistema de refrigeración, en algunos despachos de las delegaciones del Gobierno y de Medio Ambiente, CSIF asegura que se puede llegar a superar la temperatura exterior. “Todo ello imposibilita una buena atención al usuario en edificios públicos de la Junta y pone en riesgo a los empleados públicos que pasan muchas horas en las dependencias afectadas”, lamenta el portavoz de CSIF. Estas altas temperaturas que se registran en el interior de las dos delegaciones, advierte el sindicato, contravienen la propia normativa de Prevención de Riesgos Laborales, “incumpliendo, así, las condiciones mínimas de seguridad y salud en el trabajo. Por el momento, ha indicado Conde, “no hemos tenido que lamentar ningún incidente, pero estamos sólo a mitad de junio y quedan más de dos meses de calor en la ciudad”.

En julio del año pasado, CSIF ya denunció el problema de refrigeración; una situación que se remonta a 2015 cuando el sistema presentaba algunos problemas y en 2016 directamente dejó de funcionar. Se trata, según el sindicato, de “sistemas muy antiguos en los que, además, no se ha invertido en mantenimiento”.  Hace un año, la central sindical informó sobre ello al Comité de Seguridad y Salud,”que no se pronunció” y elevó el caso a la Inspección de Trabajo y Seguridad Social, desde la cual se instó a “adoptar las medidas que se consideren pertinentes a fin de que las condiciones ambientales sean las idóneas para los trabajadores”. Posteriormente, CSIF se reunió con la Administración, “desde la que se aseguró que la climatización estaba siendo reparada”.

Estos datos, apunta el sindicado, “se demostraron falsos meses después, cuando nuevamente a petición del sindicato, la Junta informó de que el sistema de refrigeración estaba estropeado y no podía arreglarse al estar pendiente de un crédito, formalmente autorizado de 103.600 euros, para instalar máquinas nuevas y reparar algunos conductos”. Conde explica que la previsión de la Administración “es que no pueda hacerse antes de agosto, por lo que se estableció un horario especial de trabajo similar al del año pasado para evitar las horas centrales del día”.

CSIF califica esta situación como un “cúmulo de despropósitos” y de “continua irresponsabilidad” por parte de la Junta de Andalucía. La organización adelanta que va a presentar una nueva denuncia a la Inspección de Trabajo en la que solicitará el cierre del edificio “por la imposibilidad de garantizar la seguridad y la salud de los trabajadores y de los usuarios”.

Sé el primero en comentar...

Escribe una respuesta

Tu dirección de correo no será publicada.


*


LinkedIn Auto Publish Powered By : XYZScripts.com