Cómo contar un despido de la trayectoria profesional en una entrevista de trabajo

Expertos en selección coinciden en la importancia de decir siempre la verdad

Se recomienda decir la verdad, incluso en preguntas controvertidas como los motivos de un despido

El currículum vitae (CV) es el documento que abre o cierra puertas en un proceso de selección. Es por ello que siempre se recomienda que en él se recojan de manera clara y precisa la trayectoria profesional, las tareas y responsabilidades asumidas y los logros alcanzados. En él no tienen cabida los motivos por los cuales los profesionales cambian de un puesto de trabajo a otro, asunto que cobra alto interés para los seleccionadores en el momento en el que se desarrolla la entrevista personal.

Analizar los requisitos y tareas que exige la vacante solicitada, la empresa y el sector, las fortalezas y debilidades profesionales son los puntos sobre los que habitualmente se trabaja o debe explorar un candidato antes de sentarse enfrente de su reclutador para garantizar un buen resultado. Ahora bien, la batería de preguntas que los expertos en selección puedan hacer suelen incluir preguntas controvertidas sobre las cuales los demandantes de empleo deben estar prevenidos y preparar para que una mala expresión o una incoherencia no les dejen fuera del proceso de selección.

Una de esas cuestiones que por lo general suelen preguntar a los candidatos es cómo responder a porqué se ha dejado o se busca abandonar el último puesto indicado en el CV. Expertos en selección de la consultora de la Comunidad Laboral Trabajando.com-Universia, HR- Consulting señalan que si bien es un dato que no es necesario especificarlo en el CV, sí lo es a la hora de avanzar en la entrevista, con la premisa de que decir la verdad suele ser la respuesta correcta. “Partiendo de la base en que ahora los seleccionadores cuentan con herramientas para poder contrastar las respuestas de los entrevistados, es más que recomendable que nos adelantemos a este tipo de preguntas para que no nos cojan por sorpresa y podamos ofrecer una respuesta que no perjudique nuestra candidatura aunque los motivos sean difíciles de explicar”, asegura Javier Caparrós, director general internacional de Trabajando.com y HR-Consulting.

Por tanto, cuando el motivo de la renuncia al último puesto está relacionado con un despido, las causas que lo propiciaron pueden ser de diversa índole por lo que saber aprovechar el argumento para salir fortalecidos es, en esta fase, clave:

  • Si la empresa cerró: si es este el motivo del despido, entonces los candidatos deben explicar brevemente los motivos del cierre dado que demuestra conocimiento e interés en la empresa y el sector en el que se operaba. El entrevistador podrá ver hasta qué punto esa persona se involucra en la evolución de la compañía para la que desempeña su actividad.
  • Si la empresa disminuye su actividad: aunque es similar al cierre, el entrevistador tratará de conocer porque, sin haber cerrado, es el entrevistado el que ha sido despedido y no otros compañeros. La mejor respuesta aquí es ser honestos, siempre sin hablar mal de la empresa, o antiguos jefes y compañeros.

 

  • Si el contrato finalizó: en este caso, la respuesta es concreta y precisa, poco más hay que explicar: el contrato tenía una duración y no cabía la renovación o bien porque era un acuerdo de sustitución por baja o por aumento puntual de la productividad. A ningún seleccionador le extrañará que no se renovara, pasa a diario.

 

  • Me despidieron de forma procedente/improcedente: si realmente ocurrió algo muy grave y el despido fue procedente, el candidato debe aquí seleccionador con extrema prudencia cada palabra que utilizará para explicar los motivos sin caer en la mentira, ya que no puedes comunicar este hecho dándole aún mayor gravedad. No mientas, pero sé cuidadoso. Si por el contrario, el despido fue improcedente, se debe explicar pero evitando hablar mal de la empresa, jefes o compañeros de trabajo. En este caso, lo recomendable es centrarse en la experiencia adquirida y los conocimientos enriquecedores que aportó esa etapa a la carrera profesional.

 “Nunca escondas el motivo de un despido o cese de relación laboral. Lo único que podemos conseguir con una mentira es ser descartados automáticamente de un proceso de selección. Si la verdad “no es agradable”, prepararemos con anterioridad nuestra respuesta para que nos fortalezca como candidato ideal ya que siempre será mejor decir la verdad de la mejor forma posible, a que te descubran en alguna mentira”, señala Caparrós.

Sé el primero en comentar...

Escribe una respuesta

Tu dirección de correo no será publicada.


*


LinkedIn Auto Publish Powered By : XYZScripts.com