Transformación digital ¿Deshumanización o rehumanización?

Francisco Javier Muñoz González

Francisco Javier Muñoz González.
De un tiempo para acá venimos siendo golpeados por el mantra de la necesariedad de la “transformación digital” de las empresas, de la sociedad, de la urgencia de afrontarla, de la necesidad de hacerlo, de no quedarse atrás en las nuevas tecnologías, o estás en el mundo digital y pisas firme en él o no existes… ¿pero que hay de verdad en ello?
Resulta evidente que cuando un tsunami se genera en alta mar y se acerca hacia la costa quedarte parado o resistirte a él resulta cuando menos una estupidez, no querer verlo tal vez resulte aún más estúpido que la opción anterior y una actitud inteligente, aunque sea por instinto de supervivencia, sería analizar por dónde viene, adelantarte a su llegada a tierra y, a ser posible, salir reforzado tras su paso.
Pues la transformación digital es eso, un imparable tsunami que arrasará con un mundo “analógico” que hasta la fecha hemos disfrutado. Ese mundo analógico será sustituido, guste o no, por un mundo digital en el que las máquinas, los robots… harán todos aquellos trabajos recurrentes que no precisan una especial pericia. Con el tiempo (muy corto en todo caso) también se afrontarán aquellas labores que sí que precisan esa especial pericia. En resumen, los hombres seremos en gran medida sustituidos por las máquinas, por la tecnología, por lo digital…
Pero este nuevo mundo, con sus indudables luces y con sus no menores sombras, es un mundo diseñado por tecnólogos, por informáticos, por ingenieros… por personas, por profesionales metódicos, analistas, procedimentados y que resuelven cualquier algoritmo de una manera brillante, de un modo racionalmente estructurado y que siempre obtienen una respuesta lógica a un planteamiento determinado aplicando unas complejas fórmulas basadas en evidencias, en porcentajes de probabilidad de ocurrencia de un determinado suceso.
Pero ese nuevo mundo tecnológico no está hecho por humanistas, es un mundo racionalmente deshumanizado que olvida que pese a la digitalización de la empresa, de la sociedad.. el mundo está poblado de seres humanos que sienten y que precisan en muchos casos no una respuesta lógica y racional sino una mentira piadosa, un abrazo, un hombro en el que apoyarse… que no sea metálico ni frío sino carnalmente humano.
Esa transformación digital irrefrenable, positiva si se enfoca bien, no creará una máquina con capacidad de inventar a un Beethoven, de hacerte vibrar con unas “Palabras de Amor” de Joan Manuel Serrat o de sentir el calor de un médico que te dice las palabras que precisas cuando el miedo a la muerte es tu único sentimiento… Esa transformación digital está bien, pero humanizada…
FRANCISCO JAVIER MUÑOZ GONZÁLEZ
Socio.director Lawyer

Sé el primero en comentar...

Escribe una respuesta

Tu dirección de correo no será publicada.


*


LinkedIn Auto Publish Powered By : XYZScripts.com