Archivada una querella del PSOE contra el exalcalde de Gibraleón por la construcción de un parque

El PP exige a los socialistas que "pidan perdón" a Gómez Cueli

José Ramón Gómez Cueli atiende a los medios de comunicación ante la Audiencia

El Juzgado de Instrucción Nº 4 de Huelva ha acordado el sobreseimiento provisional y el archivo de una querella interpuesta por el Partido Socialista contra el exalcalde de Gibraleón, el popular José Ramón Gómez Cueli, por la construcción de un parque en el municipio.

En la querella, ahora archivada, se citaban presuntos delitos contra la ordenación del territorio, prevaricación administrativa, malversación, fraude en la contratación pública o falsedad documental en una actuación consistente en la recuperación de zonas degradadas mediante la creación de 10.000m2 de zonas verdes de ocio y esparcimiento para niños y mayores en el entorno de la estación donde se ubica, desde 1995, la Escuela de Música Municipal.

Según señala el auto judicial, en la querella se establecían “una retahíla de delitos, algunos incluso groseramente ajenos a los que fueron objeto de querella y fundamentados en una interpretación manifiestamente errónea” y añade que “se puede dar a entender que el hecho de que los querellantes estuvieran en la oposición cuando el querellado era alcalde de Gibraleón no sea del todo ajeno a los motivos de fondo que fundamentan la querella”.

Ante este pronunciamiento judicial, el PP de Gibraleón ha exigido al PSOE que “pida perdón” al exalcalde de la localidad por el archivo de “la enésima querella interpuesta por miembros del PSOE de Gibraleón contra Gómez Cueli”. Para los populares, “ha quedado al descubierto la utilización de la Justicia por parte del PSOE para intentar desprestigiar personal y políticamente a Gómez Cueli, contra el que José Manuel Álvarez Gómez y José Agustín Medina Medel, concejales del PSOE entonces, interpusieron una querella criminal por la ejecución de un parque urbano en la entrada a la población”.

 A juicio del PP, “se trata de una actuación permitida por la ley en ese tipo de suelo que fue financiada y controlada por la Administración Central, la Junta de Andalucía y la Diputación Provincial a cargo del Profea y que contó con todos los informes favorables de técnicos y funcionarios pertinentes”.

Los populares olontenses afirman que, por tanto, “ha quedado acreditado” que en la actuación del entonces alcalde de Gibraleón “no existió ni el menor indicio de los delitos atribuidos en la querella”. Además, precisan, en el auto se describe como “temerario” el argumento de que la obra no era autorizable “pues basta constatar la naturaleza de las obras y contrastarla con el PGOU para sentar que la obra planeada y ejecutada es compatible con el Plan y, por ello, carece de relevancia penal alguna, como, por lo demás, se desprende del propio informe del Seprona”.

Descartada la inexistencia de delito contra la ordenación del territorio, continúa el auto, “cae también la alegada prevaricación que fue objeto de denuncia”, al igual que la invocación del tipo de malversación “es meramente retórica, pues existe un presupuesto aprobado destinado al abono de partidas de la obra que han sido ejecutadas”.

Por tanto, desde el PP de Gibraleón han afirmado que “todo fue una maniobra del PSOE de Gibraleón y de los concejales que se prestaron a tan temeraria y grosera acción para intentar ensuciar la buena imagen y la gestión realizada por José Ramón Gómez Cueli”. Para el PP, el único objetivo del PSOE “era el de acabar con su trayectoria política a base de acusaciones que la Justicia ha dictaminado como temerarias e infundadas”.

El PP ha recordado también el archivo en enero de 2016 de otra la denuncia, en este caso interpuesta por el concejal del PSOE, José Luis Moreno, por la contratación de tres asesores, denuncia que fue calificada por el juez como “temeraria”.

Sé el primero en comentar...

Escribe una respuesta

Tu dirección de correo no será publicada.


*


LinkedIn Auto Publish Powered By : XYZScripts.com