Se rompe la tendencia en el consumo de tabaco en Andalucía y se reduce a la mitad el hábito en jóvenes

En Andalucía, se calculan alrededor de 10.000 muertes al año por tabaco

Cada vez son más los fumadores que abandonan el hábito

La consejera de Salud, Marina Álvarez, ha afirmado hoy en Comisión parlamentaria que en Andalucía se han conseguido “unos resultados en salud importantes, fruto de un intenso trabajo realizado desde el Plan Integral de Tabaquismo y por toda la sociedad andaluza”. De este modo, la labor de intervención, control, concienciación y sensibilización realizado por profesionales del sector sanitario, educativo, laboral o asociativo, entre otros, con el respaldo de toda la sociedad y el apoyo del Gobierno de la Junta de Andalucía, han sido determinantes, como también lo ha sido la aceptación social que han alcanzado las medidas incluidas en la Ley de Medidas Sanitarias frente al Tabaquismo.

Así, la última Encuesta Andaluza de Salud ha arrojado unos datos que confirman una reducción en el consumo diario de 3 puntos desde 2011 (del 30,9% al 27,9%). “Esto supone un cambio importante en la tendencia, que se había mantenido estable desde 1999”, ha expresado la consejera. Igualmente, la evolución del tabaquismo en la población más joven muestra “datos esperanzadores”, ya que entre 2011 y 2014 se ha reducido a la mitad el porcentaje de jóvenes que fuman a diario en Andalucía. Asimismo, se ha observado por primera vez una reducción en el consumo de tabaco entre las mujeres, tras una tendencia que se había mantenido ascendente desde 1999 a 2011 (22,9 a 25,2).

No obstante, y según ha matizado la titular de Salud, esta evolución no ha afectado de igual modo a toda la población, observándose diferencias por género y clase social, similares a las que se dan en el resto de los países y regiones europeas. Por ello, “tenemos que continuar trabajando, con el compromiso de todos, para que la tendencia que se ha iniciado se consolide y, sobre todo, se reduzcan las desigualdades que afectan a la población con mayores desventajas”, ha añadido, a la vez que ha reiterado el compromiso de la Junta y ha pedido el apoyo de todos los grupos políticos para conseguir estos objetivos.

Plan Integral de Tabaquismo

El tabaquismo es considerado uno de los problemas de salud pública más importantes a nivel mundial, ya que sigue siendo la principal causa de morbilidad y de mortalidad prematura evitable. En Andalucía, se calculan alrededor de 10.000 muertes al año por tabaco, motivo por el que desde el Gobierno andaluz, según ha recordado la consejera de Salud, se puso en marcha, en 2005, el Plan Integral de Tabaquismo, con la finalidad de coordinar todas las actuaciones necesarias para prevenirlo y abordarlo con procedimientos de efectividad probada, incorporando medidas novedosas para vincular a toda la sociedad en la lucha frente al tabaquismo.

Este Plan se ha venido actualizando según la evaluación anual realizada, y sus líneas de acción siguen plenamente vigentes. Su objetivo fundamental es extender los espacios libres de humo, desarrollar estrategias de prevención y facilitar a la población los recursos necesarios para la deshabituación tabáquica, basados en la evidencia científica, fundamentalmente la intervención básica y la intervención avanzada, individual y grupal.

En la actualidad, hay 543 profesionales referentes en 381 centros de salud trabajando para luchar contra el hábito de fumar. La intervención básica alcanza actualmente a más de 50.000 personas fumadoras cada año, mientras que la intervención avanzada se realiza anualmente en más de 22.000 personas.

“Me gustaría destacar que estas medidas se han beneficiado de las sinergias alcanzadas con todos los planes integrales y procesos asistenciales, puesto que el tabaquismo es un factor de riesgo a abordar en la mayoría de ellos”, ha expresado Álvarez antes de especificar que “tanto el Plan Integral de Diabetes, como el de Oncología, Cardiopatías o Salud Mental tienen entre sus objetivos la prevención y el control del tabaquismo y promueven la implantación de las medidas incluidas en el Plan Integral de Tabaquismo”.

Por otra parte, la titular de Salud ha recordado que en 2007 se puso en marcha una línea telefónica gratuita para prestar atención a la deshabituación, la Quit Line (900 850 300), que durante 2016 atendió a 741 personas fumadoras. Además, Andalucía cuenta desde 2006 con una Red de Formación en Tabaquismo, que ya ha formado a más de 20.000 profesionales en técnicas de deshabituación y acompañamiento de personas fumadoras. En 2017 está prevista la realización de ocho cursos de intervención avanzada y 24 de formación básica.

Red de Espacios Libres de Humo

“De especial interés”, según las palabras de Marina Álvarez, ha sido la creación de la Red Andaluza de Servicios Sanitarios y Espacios Libres de Humo, que forma parte de la Red mundial. Esta Red nació en 2010 para reforzar el trabajo de los hospitales en materia de tabaquismo, en línea con la Red Mundial y en 2015 se incorporaron los centros de Atención Primaria.

Desde el año pasado, la Red está abierta a todos los centros, entidades y organizaciones que trabajan en prevención o sensibilización sobre este factor de riesgo, como las Asociaciones de pacientes, los Centros de Mayores, los Centros Residenciales o los Centros Penitenciarios. A día de hoy, se encuentran adheridos a la Red Andaluza de Servicios Sanitarios y Espacios Libres de Humo 441 centros y entidades.

El pasado 31 de mayo, se adhirió el Consejo Andaluz de Colegios de Farmacéuticos, con sus ocho colegios provinciales, lo que supone “un gran valor añadido dada la amplia cobertura de las farmacias andaluzas y su reconocido compromiso con la salud y la sanidad pública en Andalucía”, ha enfatizado la consejera, como también ha querido destacar la pertenencia a esta Red de diversos centros de FAISEM. “Actualmente, el trabajo de deshabituación tabáquica en personas con enfermedad mental grave forma parte de sus programas habituales, junto a la promoción de la actividad física y la alimentación equilibrada, en el marco del III Plan Integral de Salud Mental”, ha añadido.

Prevención desde la infancia

En el ámbito de la prevención, la consejera ha asegurado que su departamento trabaja intensamente en concienciar a la población para ofrecer una infancia libre del humo de tabaco, animando a las familias a abandonar el hábito y a mantener los espacios de convivencia libres de este humo. De este modo, se ofertan los recursos disponibles para ello, con diferentes programas de deshabituación y a través de la plataforma online ‘Ventana abierta a las familias’, que alcanza a más de 19.000 familias inscritas.

Al mismo tiempo, ha destacado el trabajo realizado en los entornos escolares y de ocio juvenil, en colaboración con la Consejería de Educación y el Instituto Andaluz de la Juventud. En el programa ‘A no fumar me apunto’, dirigido a estudiantes de ESO y bachillerato, FP y otras enseñanzas, regladas y no regladas, se inscribieron 684 centros en 2016. Por su parte, el programa ‘Forma Joven’ tiene un papel relevante en la prevención del inicio del hábito tabáquico, al trabajar sobre las capacidades de los jóvenes para gestionar su propia salud.

Empresas ‘libres de humo’

De especial interés también ha sido, en estos años, el programa de ‘Empresas Libres de Humo’, que fue el origen de la Red de centros de trabajo promotores de salud. Actualmente está conformada por más de 400 centros, que desarrollan actuaciones para mejorar el entorno laboral y facilitar el acceso a recursos para mejorar la salud en el ámbito del tabaquismo, la actividad física, la alimentación equilibrada o el control de estrés laboral, entre otros.

En este programa se realizan sesiones de sensibilización y talleres dirigidos a las personas que trabajan en los centros inscritos, así como actividades de información y formación para los equipos que trabajan en los servicios de promoción, prevención y salud laboral. Hasta el momento se han formado más de 1.200 profesionales de las empresas adheridas.

Vigilancia, control y sanciones

La consejera de Salud ha valorado el papel de los inspectores de salud en la lucha contra el tabaquismo, ya que vigilan el cumplimiento de la normativa sobre tabaco en lugares públicos. Desde 2007 se han realizado cerca de 540.000 controles en establecimientos de hostelería, con un incremento muy importante de la actividad a lo largo de todo este período. Así, se ha pasado de 2.285 controles realizados en 2007 a 77.025 en 2016. En el primer trimestre de este año ya se han realizado 19.828 controles y se han visitado 16.785 establecimientos, con un buen cumplimiento en el 97% de los casos (96,8% en 2016). Durante el pasado año también se realizaron 5.671 inspecciones en centros sanitarios (1.653 en lo que va de este año).

Las denuncias tramitadas durante 2016 en las Delegaciones Territoriales de Igualdad, Salud y Políticas Sociales fueron 1.400, con resultado de sanción en 811 casos, por una cuantía superior a los 360.000 euros (360.418 €).

Presencia en la Unión Europea

La consejera de Salud ha concluido su intervención avanzando que Andalucía ha sido designada por el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad para participar en la Primera Acción Conjunto sobre Control de Tabaquismo de la Comisión Europa, que dará comienzo en septiembre con una duración de 3 años. “Es el reflejo de la extensa trayectoria de colaboración que mantiene la Administración sanitaria en la lucha contra el tabaco”, ha aseverado. Desde la comunidad autónoma se han apoyado  diversas investigaciones de gran calado, como el estudio de los efectos de las advertencias visuales en los paquetes de tabaco o la influencia del empaquetado genérico (envases neutros).

En este impulso a la generación del conocimiento, según Álvarez, también se ha trabajado conjuntamente con la Consejería de Agricultura, Pesca y Desarrollo Rural, a través del Laboratorio Agroalimentario de Sevilla, que desde el año 2000 incluye dentro de sus líneas de actividad el análisis de contenidos y emisiones de humo de productos del tabaco, tanto en marcas comerciales tradicionales, como en las denominadas “marcas baratas” o en los cigarrillos electrónicos.

En población general, el consumo diario baja del 30,9% al 27,9%, mientras que en jóvenes se ha reducido a la mitad y en mujeres baja por primera vez

Sé el primero en comentar...

Escribe una respuesta

Tu dirección de correo no será publicada.


*


LinkedIn Auto Publish Powered By : XYZScripts.com