El Ayuntamiento inicia la demolición de las antiguas viviendas de los vecinos del ‘Casa por Casa’ de Santa Lucía

Derribos en Santa Lucía

El Ayuntamiento de Huelva, a través de la Concejalía de Urbanismo y Patrimonio Municipal, ha iniciado hoy los trabajos para la demolición de las antiguas viviendas de los vecinos de Santa Lucía beneficiarios del ‘Casa por Casa’ de Marismas del Odiel, programa de realojo concertado con la Junta de Andalucía.

Las tareas han comenzado por la calle Tamarindos con el desmontaje de las placas de fibrocemento y la retirada de los elementos de las cubiertas para proceder posteriormente al derribo de los inmuebles.

Como ha señalado el concejal del área, Manuel Gómez Márquez, esta actuación municipal tendrá un coste aproximado de 142.000 euros y está previsto que se acometa hasta principios del mes de octubre.

El Consistorio ha consensuado con el colectivo vecinal afectado la planificación de los derribos, una vez que el pasado 3 de julio se les hizo entrega de las llaves de sus nuevos hogares y la inmensa mayoría se encuentra en vías de mudanza.

En cumplimiento del convenio de rehabilitación concertada que vincula al Gobierno andaluz y el Ayuntamiento de Huelva, corresponde al Consistorio la demolición de casi un centenar de edificaciones, en buena parte infraviviendas, en el marco de la transformación urbanística contemplada para toda la zona de Marismas del Odiel.

“Desde que llegamos al Gobierno del Ayuntamiento de Huelva -ha destacado el concejal-, para nosotros ha sido prioritario cumplir los compromisos contraídos anteriormente con los vecinos de Santa Lucía, que llevan muchos años luchando para cumplir este sueño y por fin van a vivir en las condiciones dignas que merecen. Y una de las primeras cosas que hicimos fue aprobar una modificación presupuestaria de 3,2 millones de euros para cumplir un acuerdo que se remontaba a nueve años atrás, indemnizando a estas familias por el vuelo de sus antiguas casas”.

Así, la entrega de llaves ha marcado el punto de inflexión definitivo para culminar todo lo que atañe a este sector con la demolición de las antiguas edificaciones “renovando progresivamente la imagen de la barriada Marismas del Odiel y, al mismo tiempo, mejorando la calidad de vida de las familias que allí residen”.

 

La actuación, que ha comenzado por la calle Tamarindos con el desmontaje de las cubiertas, tendrá un coste aproximado de 142.000 euros

Los trabajos de derribo ya han comenzado
Los trabajos de derribo ya han comenzado

 

Sé el primero en comentar...

Escribe una respuesta

Tu dirección de correo no será publicada.


*


LinkedIn Auto Publish Powered By : XYZScripts.com