El tráfico en el centro de Huelva cambia a partir de este miércoles por las obras en Padre Marchena

Los cambios se extenderán toda la segunda quincena de agosto

El cambio de tráfico afectará a las calles San Salvador, Fernando El Católico y Padre Marchena

El Ayuntamiento de Huelva, a través de la Concejalía de Seguridad Ciudadana, Movilidad y Tráfico, va a poner en marcha a partir de este miércoles, 16 de agosto, un cambio de tráfico en la zona Centro, que afectará a las calles San Salvador, Fernando El Católico y Padre Marchena, como consecuencia de las obras de consolidación del pavimento en esta última.

Según ha informado el concejal de Seguridad Ciudadana, Movilidad y Tráfico, Enrique Gaviño, “la actuación que el Consistorio va a realizar en el último tramo de la calle Padre Marchena y, como consecuencia, el cierre al tráfico de esta vía, nos obliga a reorganizar la circulación de la toda la zona mientras duren los trabajos, así como las salidas y entradas a garajes y la parada de taxis ubicada en este calle”.

De esta manera, a partir del miércoles, los vehículos procedentes de la calle Palos y Fernando El Católico, dirección a la Plaza del Punto, tendrán que bajar por la calle San Salvador, que quedará limpia de coches estacionados, y continuar por la Gran Vía. Sólo tendrán acceso por la calle Fernando El Católico los vehículos que vayan a acceder a los garajes y parking. La salida de los garajes y parking situados en la calle Fernando El Católico y Padre Marchena se hará a través de las calles Arquitecto Monis, calle Diego Díaz Hierro y San Salvador hacia Gran Vía.

Cambio de la parada de taxis

De otra parte, la parada de taxis situada en la calle Padre Marchena se trasladará la próxima quincena a la Plaza del Punto, frente a la Casa Colón.

Los cambios están previstos que se mantengan toda la segunda quincena de agosto. Durante este periodo, el Ayuntamiento, a través de la Concejalía de Infraestructuras y Servicios Públicos, va a llevar a cabo una reparación del pavimento del tramo final de la calle Padre Marchena, donde se sitúa el paso de peatones.

Con esta actuación, que afecta a unos 64 metros cuadrados, se pretenden resolver de manera definitiva los problemas de hundimiento de una zona que ya había sido reparada en sucesivas ocasiones, dotando para ello a la base del terreno de una mayor solidez  que le permita soportar el tráfico.

Sé el primero en comentar...

Escribe una respuesta

Tu dirección de correo no será publicada.


*


LinkedIn Auto Publish Powered By : XYZScripts.com