El jurado popular del doble crimen de Almonte estará formado por cinco hombres y cuatro mujeres

El único acusado se enfrenta a una pena máxima de 50 años de prisión

Imagen de una detención por la Guardia Civil

Cinco hombres y cuatro mujeres integrarán el jurado popular que deliberará sobre la culpabilidad de F.J.M., único acusado de los hechos, en el juicio del doble crimen de Almonte (Huelva), en el que en abril de 2013 murieron una menor de ocho años y su padre, y que ha arrancado este miércoles en la Audiencia Provincial de Huelva con la conformación del jurado, que cuenta a su vez con dos suplentes.

Durante el juicio será juzgado F.J.M, que se encuentra en prisión desde junio de 2014 como presunto autor del doble crimen y que mantenía una relación sentimental con la madre y expareja de los fallecidos cuando ocurrieron los hechos. El acusado se enfrenta a 50 años de prisión.

Este jueves se abordarán las cuestiones previas de las partes personadas en la causa, antes de la declaración del acusado y el juicio está previsto que dure hasta el 4 de octubre. Para los días posteriores, están citados más de 40 testigos, entre los que se encuentran la madre y expareja de los fallecidos, familiares y vecinos, además de guardias civiles y peritos.

La Fiscalía solicita para el acusado 50 años, la máxima pena, por dos delitos de asesinato (25 por cada uno), así como el pago de una indemnización de 200.000 euros para la expareja y madre de la niña y de 100.000 para los padres del fallecido, y el alejamiento y la prohibición de aproximarse y comunicarse con estas personas por cualquier medio a una distancia no inferior a 500 metros durante diez años.

Por celos

Según consta en el registro del fiscal, antes de las 22.00 horas del 27 de abril de 2013, el acusado, “decidido a acabar” con la vida de este hombre, con cuya esposa mantenía una relación sentimental de forma paralela desde hace años, y “movido por los celos hacia éste, se acercó a la vivienda debidamente pertrechado y provisto de guantes y accedió a su interior”.

Una vez allí, inició una discusión con la víctima, que acababa de salir de la ducha para ir a cenar con su hija, y durante la misma, valiéndose de un cuchillo que portaba, “comenzó a asestarle puñaladas por todo el cuerpo de forma indiscriminada, causándole 47 heridas”.

En el domicilio también se encontraba la hija de éste y de la que era su pareja, de ocho años de edad, y el acusado, “decidido también a acabar con su vida y para evitar que ésta le delatara, le asestó de forma repetida y por todo el cuerpo múltiples cuchilladas causándoles 104 heridas”.

El fiscal considera que el acusado, una vez cometidos los hechos, abandonó la citada vivienda, mientras que los cuerpos sin vida fueron encontrados dos días después, el 29 de abril, por el abuelo materno de la niña.

Sé el primero en comentar...

Escribe una respuesta

Tu dirección de correo no será publicada.


*


LinkedIn Auto Publish Powered By : XYZScripts.com