El TSJA deniega la libertad del acusado del doble crimen de Almonte al existir “suficientes indicios”

El abogado de la acusación particular, "satisfecho" por la marcha del juicio

El TSJA cree que hay "suficientes indicios" para denegar la libertad del acusado del crimen de Almonte

El Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA) ha denegado la petición de libertad provisional de F.J.M., acusado del doble crimen de Almonte (Huelva), en el que fallecieron en abril de 2013 una niña de ocho años y su padre, al considerar que existen “suficientes indicios” de su intervención en los hechos.

El juicio arrancó en la Sección Primera de la Audiencia Provincial de Huelva el pasado 6 de septiembre y el acusado, que lleva en prisión preventiva desde junio de 2014, se enfrenta a 50 años de cárcel.

El TSJA ha dado respuesta ahora a un recurso de apelación presentado por la defensa a finales del pasado mes de julio ante el alto tribunal andaluz contra el auto dictado por la Sección Primera, que desestimaba la petición de su libertad provisional por riesgo de fuga y manipulación de pruebas.

Participación en los hechos

Gustavo Arduán, abogado de la acusación particular ejercida por la familia paterna de los fallecidos, ha subrayado a las puertas del juzgado, que esta decisión del TSJA es “importante porque el fundamento es que existen bastantes y suficientes indicios para poder hablar de la participación de este hombre en los hechos”. De igual modo, ha asegurado que si el TSJA “hubiera encontrado alguna irregularidad o inconveniencia en las decisiones tomadas por los jueces anteriores, hubiese acordado la libertad provisional”.

Sobre la marcha del juicio, Arduán se ha mostrado “satisfecho” porque considera que “se están constatando los datos que hemos venido manteniendo y que acusaban e indicaban la participación del acusado en los hechos”.

Por otro lado, la defensa ha anunciado la petición de la nulidad de la prueba de ADN hallado en tres toallas de la vivienda, donde aparecieron los cadáveres, y que contenía restos de los residentes en la casa y del único acusado por los hechos, al considerar que ha podido romperse la cadena de custodia, cuestionando, a su vez, la acreditación de la toma de muestras de su cliente.

Arduán ha precisado que es “una buena noticia”, ya que pone de manifiesto que esa parte “quiere agotar todos los mecanismos de defensa y conseguir una solución contra la contundencia de pruebas que tiene en contra”.

Sé el primero en comentar...

Escribe una respuesta

Tu dirección de correo no será publicada.


*


LinkedIn Auto Publish Powered By : XYZScripts.com