El Hospital Infanta Elena impulsa una unidad especial para el manejo de pacientes con alto riesgo vascular

Equipo de la Unidad de Riesgo Vascular del Infanta Elena

Con el objetivo fundamental de evitar que aquellos pacientes que presentan algún factor de alto riesgo desarrollen una enfermedad vascular o vean agravado su estado de salud, el Hospital Infanta Elena ha impulsado una Unidad específica de Lípidos y Alto Riesgo Vascular dentro del Servicio de Medicina Interna, que está dedicada al manejo integral de este tipo de pacientes, ayudando así a reducir el riesgo de sufrir un episodio grave que ponga en riesgo su vida o limite sus capacidades de forma permanente.

La Unidad, que está acreditada por la Sociedad Española de Arterioesclerosis, va dirigida a aquellos pacientes que presentan algunos o todos los factores considerados de alto riesgo vascular, como la diabetes, la hipertensión arterial o la hipercolesterolemia, entre otros, pero en sus formas más complejas o que presentan un difícil manejo, bien por el propio desarrollo de la enfermedad o bien por las patologías asociadas que afectan en muchos casos al paciente. Este nuevo dispositivo asistencial pretende ofrecer una respuesta coordinada en las situaciones en las que éstos no responden a los tratamientos convencionales y requieren, por lo tanto, de un abordaje más especializado.

No hay que olvidar que las enfermedades vasculares están consideradas la primera causa de muerte y de incapacidad en los países occidentales, entre las que se incluyen la cardiopatía isquémica, como el infarto cardíaco, el ictus y la enfermedad arterial periférica, entre otras. Todas ellas susceptibles de prevención mediante intervenciones adecuadas sobre los denominados factores de riesgo vascular, entre los que se incluye también el tabaquismo y la obesidad.

Si bien para el abordaje de este tipo de enfermedades en sus formas más prevalentes, la red de Atención Primaria cumple un papel decisivo en el diagnóstico, tratamiento y seguimiento de los pacientes, en ocasiones se registran situaciones que requieren de la atención y control hospitalario. En ambos niveles se está realizando, por parte del Servicio Andaluz de Salud, un esfuerzo importante. En el ámbito de Primaria se ha iniciado la implantación efectiva de la Estrategia de Renovación que contempla, entre otros, el modelo integrado de atención a pacientes crónicos complejos y, dentro del ámbito de Especializada, la puesta en marcha de este tipo de dispositivos que complementan la atención a los pacientes que lo requieren.

En este sentido, la Unidad está especialmente dirigida a aquellos pacientes que presentan una hipertensión maligna o acelerada, se sospeche que sea secundaria o refractaria. En el caso de estos índices de presión arterial tan elevada, se tiene en cuenta también si el paciente sufre un agravamiento progresivo a pesar de estar recibiendo un tratamiento correcto o se registran complicaciones orgánicas que precisan de control hospitalario.

En el caso de los pacientes con altos niveles de colesterol asociados, desde el Hospital Infanta Elena se está desarrollando también una labor muy importante en la detección y estudio de la hipercolesterolemia familiar, que presenta un claro componente genético y que requiere un abordaje más específico. Además, se encuentran también integrados dentro del grupo de alto riesgo aquellos pacientes que no responden a los distintos tratamientos o que ya han sufrido algún infarto cardíaco en edades muy tempranas.

Otros problemas, como el control deficiente de los niveles de glucosa o la combinación de algunos de estos factores de alto riesgo de forma conjunta o con otras patologías, son también motivos de inclusión en la Unidad, que lleva a cabo una valoración global del riesgo cardiovascular gracias a la realización de pruebas diagnósticas de ámbito hospitalario, como la valoración vascular de carótidas y femorales, la monitorización ambulatoria a través de un holter de tensión o la medición del índice tobillo-brazo para la enfermedad arterial periférica, entre otros.

Participación en proyectos de investigación

La Unidad tiene también una doble vocación docente e investigadora, que se traduce en la promoción y difusión de los nuevos conocimientos y avances en la mejora de los factores de riesgo vascular, arterioesclerosis y enfermedades vasculares entre los profesionales sanitarios y en formación, así como la participación en cuatro proyectos de investigación a nivel nacional en colaboración con la Sociedad Española de Arterioesclerosis o en el seno del Grupo de Trabajo de Riesgo Vascular de la Sociedad Española de Medicina Interna.

Dichos proyectos se han centrado, entre otras cuestiones, en el estudio de las características de los pacientes con altos índices de colesterol y prediabetes, en el análisis de la población anciana con alto riesgo cardiovascular, en las consecuencias que sobre la placa de ateroma que aparece en las arterias ocasionan enfermedades infecciosas como el VIH y la hepatitis C, así como en la detección de las personas con hipercolesterolemia familiar en la provincia de Huelva.

Desde la Unidad se lleva a cabo también un esfuerzo importante en la formación y sensibilización de la población en general sobre los factores de riesgo vascular y la importancia de mantener unos hábitos saludables, que eviten la agudización de estas patologías y que permitan disfrutar de una buena calidad de vida, en la que destacan de forma decisiva el abandono del tabaquismo, el mantenimiento de una dieta sana y variada, la práctica de ejercicio físico moderado y la prevención del sobrepeso.

 

El objetivo es conseguir que aquellas personas con factores de riesgo de difícil control no desarrollen una enfermedad vascular, considerada la primera causa de muerte en los países occidentales

Sé el primero en comentar...

Escribe una respuesta

Tu dirección de correo no será publicada.


*


LinkedIn Auto Publish Powered By : XYZScripts.com