La Junta destinará 28,8 millones de euros a reforzar la atención temprana en 2018, un 44% más que en 2017

Se aumentarán las sesiones y el precio por sesión que se abona a entidades

La consejera de Salud Marina Álvarez

La consejera de Salud, Marina Álvarez, ha asegurado este jueves en el Parlamento andaluz que el presupuesto para la atención infantil temprana para el próximo ejercicio 2018 asciende a 28,8 millones de euros, un 44% más que en el periodo anterior, “lo que demuestra la apuesta de la Junta para seguir mejorando esta prestación gratuita” para los menores de 0 a 6 con trastornos del desarrollo o riesgo de padecerlos.

Álvarez ha detallado que el presupuesto para 2018 se destinará a los Centros de Atención Infantil Temprana, tanto para los concertados con entidades del sector como para las delegaciones de competencias a los ayuntamientos, a la creación de una nueva Unidad de Atención Infantil Temprana en Sevilla, a las Unidades de Atención Infantil Temprana en marcha, a formación, a mantenimiento de sistemas de información y a gastos de plan integral, entre otros conceptos. Asimismo, ha detallado que, con este importe, se financiará una media de 7 sesiones mensuales por menor, abonando a las entidades un precio de 22 euros por sesión.

Sin listas de espera

Álvarez ha recordado que Andalucía cuenta desde abril del pasado año con un decreto específico que refuerza las políticas autonómicas en materia de atención temprana a los menores de seis años. La consejera ha manifestado que el desarrollo de la normativa ha permitido eliminar las listas de espera, aumentar el tiempo de las sesiones de 45 minutos a una hora, aumentar el número de sesiones por menor, además de garantizar un aumento progresivo de las partidas, desde los 11,8 millones de euros en 2016 a los 34 previstos para 2019, “triplicando prácticamente el presupuesto en tres años”.

Álvarez ha recordado que el decreto andaluz de atención temprana ha permitido establecer “criterios de homogeneidad y equidad en el tratamiento en las unidades y centros de toda la comunidad”. Asimismo, la normativa incorpora dos novedades no reguladas en otras comunidades: la creación en el sistema sanitario público de unidades específicas para la valoración y el establecimiento de un tiempo máximo de respuesta de 30 días para la misma.

La consejera también ha destacado “el gran esfuerzo” realizado en la comunidad en los últimos años y ha señalado que se están cumpliendo todos los compromisos adquiridos con el CERMI, profesionales y asociaciones del sector. Así, se está “desarrollando normativamente este Decreto –como la unificación de unidades y centros y está en desarrollo la orden de segunda opinión y la orden de criterios de calidad-“, en respuesta también, según ha señalado, a “la evidencia científica disponible”. El objetivo de 2019 es alcanzar los 33 millones de euros de presupuesto, las 8 sesiones de media al mes y los 28 euros por sesión. Todo ello, respondiendo a la evidencia científica y demostrando que los recursos que se están destinando permiten dar respuesta a esta prestación en Andalucía.

La consejera ha concluido que el modelo andaluz de atención infantil temprana es “integral” que garantiza la “equidad”, agrupando las actuaciones de los ámbitos sanitario, educativo y social, con el fin de favorecer el óptimo desarrollo y autonomía personal de los menores con trastornos del desarrollo o riesgo de padecerlos, a través de medidas de prevención, detección precoz, diagnóstico, tratamiento y participación de familias y entorno social.

Sé el primero en comentar...

Escribe una respuesta

Tu dirección de correo no será publicada.


*


LinkedIn Auto Publish Powered By : XYZScripts.com