La tasa de variación anual del Índice de Precios del Trabajo en 2015 fue del 0,7%

La comunidad autónoma en la que más creció el IPT fue País Vasco (2,9%)

Las mayores bajadas en el precio del trabajo en 2015 se dieron en la Hostelería

El objetivo del Índice de Precios del Trabajo es medir la evolución temporal del precio de la mano de obra, sin que dicha medida esté afectada por los cambios en la calidad y cantidad del factor trabajo. De esta forma, se descuenta el efecto composición, que se debe, entre otros factores, tanto a los cambios en el número de horas trabajadas, en el tipo de contrato, en las características de los trabajadores, como a los deslizamientos por antigüedad y promociones de los trabajadores. Se trata, por tanto, de medir la variación del coste salarial pagado por los empleadores por el conjunto de puestos de trabajo existentes, suponiendo que se mantiene la misma composición de puestos de trabajo del año anterior.

Evolución anual de los precios del trabajo

La variación anual del Índice de Precios del Trabajo (IPT) en 2015 fue del 0,7%. Esta tasa es una décima menor que la registrada en 2014.

Resultados según características del puesto de trabajo

Las actividades económicas que presentaron los mayores aumentos en el precio del trabajo en 2015 respecto a 2014 fueron Educación (6,2%), Actividades inmobiliarias y Administración Pública y Defensa; Seguridad Social obligatoria (3,2% ambas). Por el contrario, las mayores bajadas se dieron en Hostelería (–5,7%), Industrias extractivas (–2,6%) y Otros servicios (–1,2%).

La ocupación es una de las variables que más influye en el precio de la mano de obra. Los Empleados contables, administrativos y otros empleados de oficina y los Técnicos; profesionales de apoyo, tuvieron en 2015 las tasas anuales más elevadas (3,6% y 2,0%, respectivamente). Por el contrario, los mayores descensos se produjeron en Directores y gerentes (–4,9%) y Técnicos y profesionales científicos e intelectuales (–1,1%).

En cuanto al tipo de contrato, la tasa de variación anual en 2015 de los contratos temporales fue superior a la de los contratos indefinidos (1,4% frente a 0,5%).

Respecto al tamaño del centro de trabajo, el Indice presentó el mayor aumento en los centros de 50 a 199 trabajadores (1,1%). En los centros más pequeños se incrementó un 0,2% y en los de 200 o más trabajadores un 0,8%.

En cuanto a la antigüedad en el centro de trabajo, la tasa de variación anual del IPT descendió en los puestos de trabajo ocupados por trabajadores con menos de un año de antigüedad (–5,9%). En el resto de intervalos las tasas anuales fueron positivas. El mayor aumento se dio en el de los puestos con antigüedad entre 11 y 20 años (un 2,2%).

Resultados según características del trabajador

Considerando la variable sexo, la tasa de variación anual del IPT en 2015 fue del 0,4% para los hombres y del 1,0% para las mujeres.

Las tasas de variación del IPT en 2015 respecto a 2014 fueron positivas en casi todos los grupos de edad. El mayor aumento se dio en el grupo de entre 35 y 44 años (1,0%). Por su parte, la única tasa negativa fue en el grupo de menores de 25 años (–0,3%).

Respecto a la nacionalidad, el IPT registró una tasa anual del 0,7% para los trabajadores españoles, mientras que la variación fue negativa para los trabajadores extranjeros (–1,2%).

Resultados por comunidades autónomas

La tasa de variación del IPT en 2015 respecto a 2014 presentó valores positivos en 12 comunidades autónomas y fue negativa en cinco (Comunidad de Madrid, Región de Murcia, Castilla-La Mancha, Islas Baleares y Aragón). Los mayores incrementos se dieron en País Vasco (2,9%), Galicia (2,5%) y Comunidad Foral de Navarra (2,5%). Por su parte, los mayores descensos se observaron en Comunidad de Madrid (–2,4%), Región de Murcia (–0,8%) y Castilla-La Mancha (–0,6%).

El Índice de Precios del Trabajo (IPT), de periodicidad anual, tiene como objetivo medir el cambio en el precio de la mano de obra en el tiempo, sin que dicha medida esté afectada por cambios en la calidad y cantidad de trabajo realizado (por ejemplo, por cambios en la composición de la fuerza de trabajo, en el número de horas trabajadas, en el tipo de contrato, en las características de los asalariados, etc.) o, lo que es lo mismo, descontando el efecto composición. El IPT completa la información existente en España que procede de la Encuesta Trimestral de Coste Laboral, la Anual de Coste Laboral y las de Estructura Salarial del INE. Dicha información consiste en series de resultados promedio del coste laboral y salarial por trabajador. Tales series recogen tanto la variación del coste como los cambios en la composición del empleo.

El mayor descenso se dio en Comunidad de Madrid (–2,4%)

Sé el primero en comentar...

Escribe una respuesta

Tu dirección de correo no será publicada.


*


LinkedIn Auto Publish Powered By : XYZScripts.com