Herido un vigilante de seguridad del Hospital Juan Ramón Jiménez tras ser agredido por un paciente

El SPV dice que estas escenas se han convertido en rutina y denuncia "precariedad"

Un vigilante de seguridad ha sido agredido por un paciente en el Juan Ramón Jiménez

La dirección del Área Hospitalaria Juan Ramón Jiménez de Huelva ha condenado la agresión sufrida este lunes por un vigilante de seguridad de la empresa contratada para esta función en el servicio de Urgencias del centro hospitalario por parte de un paciente y ha mostrado su solidaridad con el trabajador afectado.

Según ha explicado el centro, el vigilante acudió a una de las dependencias de Urgencias en el desarrollo de su labor habitual cuando un paciente le agredió “de manera sorpresiva y violenta”, teniendo que ser atendido a causa de las lesiones ocasionadas. Tras este suceso, la Policía Nacional levantó atestado de lo sucedido y el vigilante ha interpuesto la correspondiente denuncia en la Comisaría provincial.

Desde el centro han querido, una vez más, mostrar su rechazo a esta clase de actos, resaltando que cualquier tipo de violencia, tanto física como verbal, “no puede justificarse bajo ningún concepto”, por lo que se quiere hacer un llamamiento público en contra de esta clase de comportamientos incívicos. Asimismo, ha señalado que “este hecho aislado no refleja en absoluto el comportamiento habitual de los miles de usuarios que son atendidos cada día en los diferentes centros del Área Hospitalaria”.

Rotura del labio

De igual modo, el Sindicato Profesional de Vigilantes (SPV) ha mostrado también su rechazo al agente de seguridad privada, explicando que los hechos se desencadenaron cuando el vigilante de seguridad “le indicó a un familiar que abandonara una sala reservada exclusivamente para pacientes en observación, reaccionando el enfermo de forma violenta y agresiva contra el vigilante, que tuvo que recibir atención sanitaria por la rotura del labio y otras contusiones en diversas partes del cuerpo”.

Según el sindicato, el suceso levantó tal revuelo en la sala que se vivieron momentos “de pánico” por la contundencia que el enfermo empleó contra el vigilante, “con la consiguiente preocupación de los presentes por su integridad física, de manera que la presencia policial en el lugar de los hechos calmó los ánimos”.

El SPV ha mostrado su “gran preocupación”, ya que escenas como la vivida en este hospital “se están convirtiendo en una rutina casi diaria, ya que los profesionales de la seguridad privada están sufriendo constantes agresiones en el ejercicio de sus funciones, en las distintas áreas de actuación, ya sean centros hospitalarios de atención primaria o urgencias, eventos públicos de grandes aglomeraciones, centros comerciales o grandes superficies”.

Además, el sindicato de vigilantes ha puesto el acento sobre “la precariedad” con la que tienen que hacer frente los agentes de la seguridad privada a situaciones de riesgo y peligrosidad “con una notoria falta de personal, de medios y de protección jurídica”.

Sé el primero en comentar...

Escribe una respuesta

Tu dirección de correo no será publicada.


*


LinkedIn Auto Publish Powered By : XYZScripts.com