El invierno se echa encima con mínimas de 3ºC en Huelva y disparará el consumo

El bajo nivel de los embalses y la menor producción eólica también jugará en contra del consumidor

Llega el frío de golpe y la falta de agua hará que la factura de la luz suba

Tras un verano de temperaturas medias de récords, un calurosísimo otoño y tres años de déficit hidrológico, el invierno se echará de golpe sobre Huelva con un descenso de 6ºC respecto a las mínimas de las últimas jornadas, llegándose a los 3ºC la madrugada del viernes, informaba esta mañana la Aemet. Todo ello supondrá el consiguiente incremento de consumo energético y, por tanto, en la factura de los consumidores, tanto en los hogares como en los negocios de los autónomos y pymes, recuerda la comercializadora de energía verde Unieléctrica.

Así, de una curva de demanda de energía del hasta ahora tibio otoño como la del pasado lunes, con un pico máximo de demanda nacional en torno a 37.000 MW (según datos de la Red Eléctrica Española-REE) se pasará a una curva diaria de demanda de energía típica del invierno, como la de finales del pasado enero, con un pico que se acercaría a los 40.000 MW sobre las 22.00 horas, además de una ‘meseta’ de demanda de energía mucho más alta a lo largo de la jornada laboral.

Gráfico de demanda de energía a las 10.28 horas de hoy
Gráfico de demanda de energía a las 10.28 horas de hoy

El principal reflejo de este aumento de demanda no estará en los grandes consumidores (con un gasto muy determinado y estable y tarifas pactadas con grandes comercializadoras), sino en los hogares y pymes, ante lo cual la comercializadora Unieléctrica recuerda la necesidad de tomar iniciativas que ayuden a reducir en lo posible el gasto.

En primer lugar, y no porque ser medidas de cierto sentido común, hay que aconsejar “guardar” en lo posible el calor actual en las dependencias de viviendas y negocios para prolongar el confort con el mínimo uso de calefacción. Aprovechar las horas de luz y las que el sol entre en las habitaciones abriendo persianas y cortinas para cerrarlas cuando el sol se haya ido, ayudando a retener el calor en el interior de los cuartos. También hay que conocer el tipo de contrato que se tiene y si es con discriminación horaria, aprovechar los tramos más baratos de energía, que de final de octubre a finales de marzo es desde las 22.00 a las 12.00 horas del día siguiente. En los contratos sin discriminación horaria (la mayoría) hay que evitar en lo posible poner fuerte la calefacción. Los termostatos son claves en este capítulo y los expertos aconsejan que, si la dependencia no va a estar desocupada  más de dos días, muchas veces sale más a cuenta dejar la calefacción a un mínimo para que temple la habitación que calentarla a golpes de periodos con el calefactor al máximo. Otra ayuda es huir del consumo fantasma y desenchufar electrodomésticos en ‘stand by’. Pocos saben que se sigue gastando energía con ordenadores, televisores o cargadores de móviles enchufados y que este gasto puede llegar a ser el 12% del total.

En un segundo momento, con más tiempo, hay que insistir en la necesidad de aislar ventanas e incluso puertas con burletes o sustituir las bombillas incandescentes por otras de bajo consumo. Su precio, un poco más elevado, se ve compensado con creces con el ahorro económico que nos supondrán a medio y largo plazo. Además de ahorrar hasta un 80% de energía, tienen una vida 8 veces más larga que el resto de bombillas y ofrecen la misma intensidad lumínica. Y sobre todo, ajustar la tarifa a las necesidades reales de la vida o el trabajo cotidiano, por ejemplo, reduciendo en el contrato la potencia (más vale alguna vez tener que volver a conectar el ‘interruptor general’, como popularmente se le conoce, porque haya saltado tras superarse la potencia contratada que estar pagando hasta un 25% más de la factura por una potencia que rarísimamente se usará alguna vez) o contratar una tarifa que se ajuste a nuestro horario de estancia en la vivienda o en el trabajo.

Unieléctrica es una comercializadora, la 14ª del país, que factura únicamente renovables y que tiene como parte de su filosofía de empresa el consumo responsable de la energía. La comercializadora está especializada en atender a negocios de autónomos y pymes (los habituales contratos 3.0A), con estudios previos de necesidades del cliente y reducción de costes que en ocasiones llegan a un ahorro del 30% en la factura respecto a los anteriores recibos.

Unieléctrica aconseja medidas ‘de choque’ domésticas y en las pymes para evitar que las facturas se desboquen

soap-bubble-1959327_1920

A medio plazo, ajustar la potencia del contrato, usar termostatos y sellar los cierres están entre las acciones básicas para ahorrar

Sé el primero en comentar...

Escribe una respuesta

Tu dirección de correo no será publicada.


*


LinkedIn Auto Publish Powered By : XYZScripts.com