Durante 2016 se registraron en Huelva 24 nuevos casos de Sida y se realizaron 335 pruebas

Dalud recuerda a la población la importancia de protegerse ante el VIH

Mantener medidas de prevención y solicitar una prueba, fundamental para evitar el contagio de Sida

Durante 2016 se registraron en Huelva 24 nuevos casos de Sida, un número muy inferior a las cifras que se manejaban en ejercicios anteriores, según ha confirmado el Servicio Andaluz de Salud con motivo del Día Mundial de la lucha contra el Sida que se celebra este vienres, 1 de diciembre.

Además, se realizaron 335 pruebas en Huelva por parte de los profesionales de Cruz Roja, la Asociación Arrabales, la Fundación Triángulo y la ONG Mujeres en Zona de Conflicto, que son las encargadas de la realización de los test, dentro de un programa de colaboración con la administración sanitaria, con vistas a facilitar la accesibilidad de estas pruebas rápidas a la población diana.

En cuanto al perfil medio de los 24 nuevos casos de infección por VIH detectados en Huelva el pasado año, es de un hombre con una media de edad de 37 años. La categoría de transmisión más frecuente en toda Andalucía fue la de hombres que tienen sexo con hombres (HSH) en más de un 50% de los casos, seguida de la transmisión heterosexual, con más de un 22% del total, si bien en el caso de los usuarios de drogas por vía intravenosa (UDI) apenas superó el 2%.

Estos datos son similares a los publicados recientemente por el Ministerio de Sanidad a nivel nacional. Precisamente con el fin de prevenir el contagio en la población más vulnerable y en adolescentes y jóvenes en general, donde las cifras son mayores, la Junta viene distribuyendo material de prevención y poniendo en marcha acciones específicas de concienciación.  

Diagnóstico precoz

Mantener una serie de medidas de prevención frente al virus VIH y facilitar un diagnóstico precoz con la realización de una prueba de detección, bien a través de la saliva o de un análisis de sangre en caso realizar ciertas prácticas de riesgo, son los consejos fundamentales que la Unidad de Enfermedades Infecciosas de Huelva quiere hacer llegar a la población como una forma eficaz de evitar la enfermedad.

Unas recomendaciones por parte de los especialistas en Infectología de los hospitales Juan Ramón Jiménez e Infanta Elena, que van dirigidas a continuar con la tendencia a la baja que viene registrando la provincia en los últimos dos años en cuanto al número de nuevos diagnósticos de infección por el VIH.

Continuar con esta tendencia de disminución de nuevos casos y de detección precoz de la infección con el fin de iniciar cuanto antes el tratamiento, son ahora los objetivos que se plantean desde la administración sanitaria para la provincia, enmarcados dentro de la estrategia del Plan Andaluz frente al VIH/SIDA y otras Infecciones de Transmisión Sexual (ITS) que se encuentra desarrollando la Consejería de Salud y que integra toda una batería de medidas para erradicar la enfermedad en la comunidad.

Precisamente con esta intención se encuentra en funcionamiento el Programa de Detección Precoz del VIH, liderado por la Delegación Territorial de Igualdad, Salud y Políticas Sociales en colaboración con varias asociaciones y ONGs de la provincia. Se trata de una de las principales líneas de trabajo de la Junta que posibilita, a partir de la recogida de saliva o de una pequeña muestra de sangre similar a las utilizadas para el control de la glucosa, el diagnóstico precoz de los anticuerpos que produce el organismo en respuesta al virus y que está recomendado para aquellas personas que hayan realizado alguna práctica de riesgo, como mantener relaciones sexuales sin protección o compartir material de inyección para el consumo de drogas.

El 18% de los infectados lo desconocen

Según los últimos datos ofrecidos por el Ministerio de Sanidad, se estima que alrededor de un 18% de las personas que presentan infección por VIH no lo saben, lo que implican que puede transmitirlo a otras personas si mantienen prácticas sexuales de riesgo. A ello hay que añadir un retraso en el inicio del tratamiento y peor pronóstico de la enfermedad, con el perjuicio en su calidad de vida.

Además de distribuir los test de diagnóstico rápido -denominados Oral Quick– a las asociaciones, la Consejería de Salud es la responsable de la formación de los profesionales de las entidades encargados de realizarlos, en la que se incide en el aprendizaje de habilidades emocionales para la atención a usuarios con VIH y de comunicación con pacientes, allegados y otros profesionales, así como el protocolo de uso del test.

Otro de los objetivos de la misma estrategia del Plan Andaluz frente al VIH/Sida y otras ITS es garantizar que todas las personas con infección por el VIH reciban atención sanitaria en el nivel más adecuado a su situación y accedan al tratamiento con criterios de calidad y equidad. El tratamiento antirretroviral disminuye de forma drástica la morbimortalidad e incrementa la expectativa de vida de los pacientes con infección por el VIH. Pero además, mejora notablemente la calidad de vida, que ahora puede ser prácticamente normal para la mayoría de los pacientes.

En este sentido, desde la propia Unidad de Enfermedades Infecciosas se viene trabajando en varios proyectos de investigación nacionales e internacionales ligados a ensayos clínicos, con el fin de mejorar las estrategias de tratamiento para los pacientes con VIH con el fin de reducir toxicidades y efectos secundarios sin restar eficacia alguna a los fármacos. Los resultados de ambos estudios, que están contribuyendo a cambiar de forma efectiva la práctica clínica en todo el país, han sido reconocidos a nivel internacional con su publicación en una de las revistas más prestigiosas del mundo en este campo.

Sé el primero en comentar...

Escribe una respuesta

Tu dirección de correo no será publicada.


*


LinkedIn Auto Publish Powered By : XYZScripts.com