En 2016, el 47,7% de la población de 18 a 64 años realizó alguna actividad formativa

El 42,5% de los adultos podía usar el inglés, el 15,6% el francés y el 3,2% el alemán

De los 14 millones de personas que participaron en actividades formativas en 2016 en nuestro país, la mayor parte pertenecían a la comunidad foral de Navarra y a Madrid, el menor porcentaje a Andalucía

Casi 14 millones de personas entre 18 y 64 años realizaron algún tipo de actividad de formación (formal o no formal) en 2016. Ello supone el 47,7% de dicha población (6,6 puntos más que en 2011, cuando se realizó la anterior encuesta). Los hombres participaron en estas actividades educativas algo más que las mujeres (48,1% del total, frente a 47,3%). El porcentaje de personas que realizaron alguna actividad educativa se va reduciendo con la edad, desde el 83,5% de las personas entre 18 y 24 años hasta el 29,1% de las comprendidas entre 55 y 64 años.

Por comunidades autónomas, las que tuvieron mayor participación en actividades educativas fueron Comunidad Foral de Navarra, Comunidad de Madrid, Cataluña y Castilla y León, todas ellas con una participación superior al 50%. Por el contrario, las que presentaron los menores porcentajes fueron Andalucía, Región de Murcia y Principado de Asturias.

Educación formal

Un total de 4,7 millones de estudiantes participaron en educación formal (o educación proporcionada en el sistema de colegios, institutos, universidades y otras instituciones de educación que conducen a la obtención de un título oficial) en el año 2016. Esto representa el 16,2% de la población de 18 a 64 años. Por sexo, las mujeres participaron más que los hombres (16,7% frente a 15,6%). Por grupos de edad, los más jóvenes participaron en mayor grado (69,3% del total) pues tienen edades muy relacionadas con la finalización de sus estudios de educación formal. La participación se redujo al 22,3% en el grupo de 25 a 34 años y continuó disminuyendo conforme aumentaba la edad. Por tipo de estudios cursados, el 46,3% fueron universitarios y el 37,3% de educación secundaria de segunda etapa (incluida la educación postsecundaria no superior)

Educación no formal

En la educación no formal (actividades educativas organizadas e institucionalizadas que no conducen a la obtención de un título oficial) participaron 11,8 millones de personas en 2016. Al contrario que en la educación formal, los hombres participaron ligeramente más que las mujeres en actividades de educación no formal (40,9% frente a 40,2%). Por grupos de edad, la participación en actividades de educación no formal fue superior en el grupo de edad de 18 a 24 años (52,7% del total). Después, bajó paulatinamente conforme aumentaba la edad. El 58,1% de participantes en educación no formal lo hicieron en actividades relacionadas con la formación guiada en el puesto de trabajo (como por ejemplo, formación para nuevas aplicaciones informáticas o para el manejo de herramientas de trabajo o maquinaria), el 37,6% en cursos teóricos y conferencias y el 32,6% en talleres o seminarios teórico-prácticos (curso para la obtención del permiso de conducir o curso de cocina, entre otros). Por su parte, el 17,7%, recibió clases particulares impartidas por un profesor especializado y que fue remunerado por estas actividades.

Entre 2011 y 2016 la participación en actividades de educación formal ha aumentado en 4,3 puntos (del 11,9% al 16,2%). También ha aumentado en 5,8 puntos la participación en actividades de educación no formal en este periodo.

Aprendizaje informal

Otro tipo de actividad de aprendizaje es el aprendizaje informal, que consiste en adquirir conocimientos de forma menos organizada y estructurada que la educación no formal y sin acudir a ninguna institución educativa. En el año 2016 más de 17,5 millones de personas adultas (el 60,1% del total) intentaron adquirir conocimientos por su cuenta. Las principales vías de obtención de estos conocimientos fueron mediante el uso de ordenador, con o sin Internet, (el 80,0% de estas personas autodidactas), por libros, revistas u otro material impreso (59,7%) y por medio de un familiar, amigo o compañero de trabajo (37,0%).

Uso de idiomas

El 56,3% de las personas de 18 a 64 años conocía en 2016 algún idioma distinto de su lengua materna. Los idiomas extranjeros no maternos que más se podían usar eran el inglés (el 40,3% de la población de 18 a 64 años), el francés (14,0%), el alemán (2,8%), el italiano (2,6%) y el portugués (1,7%).

Si a estos porcentajes se añaden los correspondientes a idiomas maternos, el inglés podía ser usado por el 42,5% de la población y el francés por el 15,6%. Más alejados se encontraban el alemán (3,2%), el italiano (2,8%), el árabe (2,4%), el portugués (2,3%) y el rumano (1,6%). Respecto a las lenguas españolas, como lenguas maternas o no maternas que se podían usar, el 98,9% de la población podía usar el castellano, el 17,5% el catalán, el 6,2% el gallego, el 5,8% el valenciano y el 3,0% el euskera.

Por comunidades autónomas, el catalán podía ser utilizado casi por el 85% de la población de Cataluña y por el 63,1% de la de Illes Balears. El gallego por el 89,0% de la población gallega y el valenciano por el 51,8% de los residentes en Comunitat Valenciana. Por último, el euskera podía ser utilizado por el 55,1% de la población vasca y por el 21,7% de la navarra.

Si nos limitamos a lenguas maternas, el catalán era en 2016 la lengua materna del 55,5% de los catalanes y del 42,9% de los residentes en Illes Balears. El gallego era la lengua materna del 82,8% de los gallegos, el valenciano la del 35,2% de los residentes en Comunitat Valenciana y el euskera la lengua materna del 33,7% de los vascos y el 14,6% de los navarros.

Máximo nivel educativo alcanzado

En 2016, el 25,5% de la población de 18 a 64 años poseía titulación universitaria (5,0 puntos más que en 2011). Por sexo, los porcentajes de estudios alcanzados por hombres y mujeres son similares en la mayoría de niveles. No obstante, cabe destacar que el 29,5% de las mujeres tenía titulación universitaria, frente al 21,5% de los hombres.

La Encuesta sobre la Participación de la Población Adulta en Actividades de Aprendizaje (EADA) ofrece información sobre la participación en actividades de educación y aprendizaje de la población de 18 a 64 años. También proporciona información sobre conocimientos lingüísticos y características educativas. Por su propia naturaleza, es la principal fuente de información sobre el nivel de estudios alcanzados por la población española.

Sé el primero en comentar...

Escribe una respuesta

Tu dirección de correo no será publicada.


*


LinkedIn Auto Publish Powered By : XYZScripts.com