El número de explotaciones agrícolas disminuyó un 2,1% en el periodo comprendido entre 2013 y 2016

La superficie utilizada media por explotación se situó en 25,06 hectáreas

La superficie agrícola utilizada disminuyó en España un 0,3% en 2016 respecto a 2013

El número de explotaciones agrícolas se redujo un 2,1% en el año 2016 respecto a 2013. Por su parte, la Superficie Agrícola Utilizada (SAU) disminuyó un 0,3%. Esto se tradujo en un aumento del 1,6% de la superficie agrícola utilizada media por explotación, que pasó de 24,67 hectáreas en 2013 a 25,06 en 2016, según la Encuesta sobre la Estructura de las Explotaciones Agrícolas (EEA) publicada este viernes por el Instituto Nacional de Estadística (INE).

En el periodo comprendido entre 2013 y 2016, la superficie de tierras labradas aumentó un 1,8%, mientras que la de pastos permanentes se redujo un 4,3%.

Los cultivos de herbáceos y barbechos concentraron el 49,3% del total de la SAU en 2016. Los pastos permanentes supusieron el 32,8% del total y los frutales, olivar, viñedo y otros leñosos el 17,9% restante.

La superficie agrícola utilizada media por explotación aumentó un 1,6% en 2016. Por tipo de ganado, el número medio de porcinos creció un 14,2% respecto a 2013, el de aves se incrementó un 12,8% y el bovinos un 8,8%. Por el contrario, el número medio de ovinos por explotación descendió un 0,1%.

Distribución geográfica de la superficie agrícola utilizada

Las comunidades autónomas de Castilla y León (59,71 hectáreas), Aragón (47,57) y Comunidad de Madrid (40,91) presentaron los mayores tamaños medios por explotación en 2016. Por detrás se situaron Extremadura, Comunidad Foral de Navarra y Castilla-La Mancha, todas con valores superiores a la media nacional. En el extremo opuesto, los tamaños medios por explotación más reducidos se registraron en Canarias (4,17 hectáreas), Comunitat Valenciana (5,53) y Galicia (8,35).

Principado de Asturias (6,1%), Región de Murcia (4,0%) y Comunidad de Madrid (2,9%) presentaron los mayores aumentos de la SAU media por explotación entre 2013 y 2016. Por el contrario, País Vasco (–4,2%), Cantabria (–2,9%) y Canarias (–2,7%) registraron los mayores descensos.

Si analizamos las distintas especies ganaderas en 2016, el mayor número de bovinos se concentró en Castilla y León (con más de 1,3 millones de cabezas), Galicia (954.185) y Extremadura (764.439). En el ganado ovino, Castilla y León (con más de 3,3 millones de cabezas), Extremadura (con 3,1 millones) y Castilla-La Mancha (con cerca de 2,6 millones) presentaron las cifras más elevadas. Cataluña fue la primera comunidad en número de porcinos, con más de 6,5 millones de cabezas. Por detrás se situó Aragón, con 5,4 millones, y Andalucía, con 1,9 millones. En cuanto al número de aves, destacaron Cataluña (con más de 43 millones de cabezas), Andalucía (25,7 millones) y Castilla- La Mancha (23,7 millones).

Sé el primero en comentar...

Escribe una respuesta

Tu dirección de correo no será publicada.


*