Rajoy confía en aprobar los Presupuestos para 2018 y asegura que no hay un ‘plan B’

Recurrirá al Constitucional si hay una investidura "fraudulenta" de Puigdemont

Mariano Rajoy junto a Carlos Alsina en el programa 'Más de uno' de Onda Cero

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ha asegurado este miéroles en una entrevista en el programa ‘Más de uno’ de Onda Cero, que el Gobierno no está “haciendo ningún plan B”, sino que está “en conversaciones para intentar aprobar los Presupuestos“. Sobre este proceso de diálogo, ha explicado que “hay que darle un poco de tiempo” porque “estas cosas, como saben, no son fáciles” y “llevan su tiempo”. En cualquier caso, se ha mostrado tajante al asegurar que “habrá Presupuestos”.

También ha afirmado que, una vez que estén las cosas claras sobre los Presupuestos, podría celebrarse el Debate sobre el estado de la Nación. “Me gustaría hacerlo en primavera”, ha señalado.

En este punto, el presidente del Gobierno ha subrayado que, afortunadamente, la economía española se ha recuperado, ahora genera confianza, crecimiento económico y empleo y, además, este año se ha cumplido con el objetivo de déficit (el 3,1%) y la prima de riesgo ha descendido hasta los 80 puntos básicos (llegó a superar los 600 pb).

El futuro de Cataluña

Con respecto a la intención del presidente del Parlamento de Cataluña, Roger Torrent, de celebrar un encuentro, el jefe del Ejecutivo ha expresado su sorpresa porque nunca antes ha mantenido “una reunión para ver cómo se celebra una sesión de investidura con ningún presidente de un parlamento”. Rajoy sí ha señalado que no entrará en nada que no sea de su competencia, como son “todos los referidos a los temas judiciales” porque “esto es una democracia con división de poderes”.

Rajoy ha afirmado que su Gobierno “tomó las decisiones que debía tomar” con respecto a Cataluña, decisiones que “no fueron fáciles” y que se centraron principalmente en la aplicación del artículo 155 de la Constitución, con el consenso del PSOE y de Ciudadanos, y en la convocatoria de las elecciones del pasado 21 de diciembre.

Carles Puigdemont

El presidente del Gobierno ha asegurado que si se produce una investidura “fraudulenta” de Carles Puigdemont, se recurrirá al Tribunal Constitucional.”El Gobierno de España hará todo lo posible para que se cumpla la ley en España y esa es nuestra obligación y yo la voy a cumplir”, ha manifestado. Según ha explicado, la aplicación del artículo 155 “ha demostrado que la democracia española tiene instrumentos para defenderse cuando alguien la ataca”.

Al respecto, Rajoy ha subrayado que sus deseos para Cataluña son que sus instituciones respeten la ley para que pueda recuperarse “la normalidad institucional, económica y social”, que “es lo que quieren la inmensa mayoría de las personas”. Ha agregado que si Puigdemont viene a España, “será detenido” porque los jueces han emitido una orden de búsqueda y captura contra él y porque es “la instrucción que tienen los responsables policiales españoles”.

Preguntado por la posibilidad de que, si falla la opción de Puigdemont, fuera Oriol Junqueras el candidato a la investidura como presidente de la Generalitat, el jefe del Ejecutivo ha aclarado que “es una decisión que corresponde a los jueces”. Ha añadido que, en función de las decisiones que tomen los responsables políticos, “veremos si se quiere continuar en una etapa de inestabilidad o se intenta construir”.

Tras recordar que el 1 de octubre no se celebró ningún referéndum -entre otras cosas, “ni había junta electoral ni soporte informático para llevar a cabo el recuento”-, el presidente del Gobierno ha afirmado que los operativos policiales “han hecho una extraordinaria labor a lo largo de todo este tiempo en Cataluña, en una situación de una enorme dificultad”.

En cualquier caso, Rajoy ha subrayado que “la responsabilidad de lo que ha pasado en Cataluña la tienen quienes han infringido la ley y se han lanzado a una operación absolutamente demencial, que no conduce a ninguna parte y que perjudica a todo el mundo”.

Asimismo, el presidente del Gobierno se ha mostrado “dispuesto a hablar” sobre Cataluña tanto con el presidente de la Generalitat como con los grupos políticos. La única línea roja, ha explicado, es el respeto a la ley porque “un país que no tiene reglas de juego o que las rompe es un país que tiene muy serios problemas de futuro”. La ley, ha agregado, es la garantía de los derechos de todos.

Mariano Rajoy ha vuelto a defender el derecho de todos los españoles a opinar sobre lo que es España.”Eso es la soberanía nacional y eso es España y eso es lo que parece que algunos no han entendido todavía”, ha indicado y ha añadido que, “cuando uno reclama para sí el derecho a decidir, se lo está quitando al resto de los españoles”. 

Cambios en el Gobierno

Rajoy ha rechazado que vaya a hacer cambios en su Gabinete, si bien, ha aclarado, “siempre que uno hace remodelaciones del Gobierno, las cuenta al día siguiente”. Además, se ha referido al nombramiento de José Luis Ayllón como jefe de Gabinete de la Presidencia del Gobierno. Según ha dicho, es la persona “adecuada” porque conoce muy bien tanto Moncloa como la cuestión catalana.

Corrupción

Sobre los casos de corrupción que han afectado a su partido, el presidente del Gobierno ha subrayado que ahora es a los jueces a quienes corresponde actuar porque el Gobierno ya hizo su labor.”Hemos aprobado muchas leyes para hacer más difícil que estos casos de corrupción se produzcan”, ha manifestado al respecto.

Por otro lado, Rajoy se ha mostrado partidario de luchar contra la discriminación de las mujeres en el ámbito laboral y ha destacado que se están dando pasos en la buena dirección, ya que la brecha salarial se está reduciendo.

Preguntado por la situación de Venezuela, el presidente del Gobierno, después de mostrar su apoyo a las sanciones que va a poner en marcha la Unión Europea contra el Gobierno de Nicolás Maduro,  ha asegurado que quiere “para los venezolanos lo mismo que quiere para los españoles”.

Sé el primero en comentar...

Escribe una respuesta

Tu dirección de correo no será publicada.


*