Emirates comprará Airbus A380 por valor de 16.000 millones de dólares

La aeronáutica andaluza genera 180 millones de euros al año en torno al súperjumbo

El vicepresidente y primer ministro de Emiratos, Mohamed bin Rashid al Maktum, afirmó que “este acuerdo refleja el compromiso de la aerolínea en avanzar en los planes de Dubái de asentarse como un destino de clase mundial y un centro de conexión aérea”.

Se zanja así la preocupación sobre el futuro de este superjumbo, que ya había comunicado el jefe comercial de Airbus, John Leahy, cuando dijo que si no se cerraba el acuerdo con Emirates, el fabricante europeo tendría que poner fin al programa del A380. Emirates es el primer cliente de esa aeronave gigante, puesto que ya ha comprado 179 de los 353 que ha vendido el fabricante europeo.

Airbus no vendió ninguna unidad del A380 el pasado año y tiene 95 aparatos pendientes de entrega, doce de los cuales saldrán este año de su planta de ensamblaje en Touluse, en el sur de Francia, según los planes anunciados por la compañía. El programa del A380, que puede transportar más de 500 pasajeros en su configuración estándar, fue lanzado en 2000 y realizó su primer vuelo de prueba en 2005.

El pedido de Emirates es una buena noticia para la industria andaluza. Cuando el A380 ha estado en su pico máximo de producción ha generado el 8% del negocio total de la industria aeronáutica andaluza (que alcanza los 2.400 millones de euros anuales), según la memoria que realiza anualmente la Fundación Hélice. Así, el impacto global sobre los ingresos del sector en la región sería de unos 190 millones de euros al año. 

La principal pieza del jumbo europeo realizada en Andalucía es la «belly fairing» (la panza del avión), fabricada por Alestis. A su vez, en las plantas andaluzas de Airbus (CBC en Puerto Real y Tablada) también se producen los «fan cowl» (el recubrimiento de los motores). Parte de esta caída del negocio está amortizada, ya que en el último año ya se ha reducido el ritmo de producción del A380.

 

Fabrice Brégier, el director de Operaciones del grupo y presidente de Aviones Comerciales de Airbus, que también abandonará la empresa el mes próximo después de cerrarle el paso a la presidencia ejecutiva, confirmó que la producción del A380 caerá aún más en un intento por mantener la línea de producción hasta que la demanda se reactive.

Este año, Airbus producirá 12 aviones, reduciéndolos a ocho el año próximo. Después de eso, dijo, “tenemos un proceso industrialmente robusto para entregar hasta seis por año y podemos mantener este nivel en los años venideros”.

Leahy calculó que la tasa de seis por año podría durar entre “ocho y 10 años”. Pero era inevitable que las aerolíneas tuvieran que volver a la idea de un avión muy grande, dado que la demanda de viajes aéreos seguía aumentando mientras que los aeropuertos estaban cada vez más congestionados. “Este es un avión al que aseguro llegará su momento”, dijo.

 

Sé el primero en comentar...

Escribe una respuesta

Tu dirección de correo no será publicada.


*