El PSOE traslada al Gobierno la preocupación del sector pesquero ante la renovación del acuerdo con Portugal

El Gobierno portugués ha reconocido el error cometido con el pesquero “Lozano Abreu”

La Comisión Ejecutiva Provincial del PSOE de Huelva y el Grupo Parlamentario han mantenido un encuentro con el presidente de la Asociación de los Armadores de Punta del Moral, Alonso Abreu, y otros representantes del sector

La Comisión Ejecutiva Provincial (CEP) del PSOE de Huelva y el Grupo Parlamentario han mantenido un encuentro con el presidente de la Asociación de los Armadores de Punta del Moral, Alonso Abreu, y otros representantes del sector, para abordar la situación de incertidumbre ante la renovación del nuevo acuerdo pesquero con Portugal y la situación del pesquero “Lozano Abreu”, apresado el pasado día 15 mientras faenaba en aguas portuguesas. La secretaria territorial de la Costa y diputada nacional, Pepa González Bayo, ha trasladado al sector que desde el PSOE “estaremos vigilantes para que ese acuerdo no perjudique a nuestros pescadores y ha anunciado que se va a presentar una iniciativa en ambas cámaras para que se tengan en cuenta las necesidades del sector que vive de la pesca en la Costa Occidental de Huelva”.

El Grupo Parlamentario de Huelva, también representado en la reunión por el coordinador provincial, el senador Amaro Huelva, en su calidad de portavoz de Pesca en la Comisión de Agricultura, Pesca y Alimentación, va a presentar una moción en la Cámara Alta y una PNL en el Congreso de los Diputados, por las que se insta al Gobierno central del PP a “negociar un convenio bilateral con Portugal donde las condiciones sean equiparables para ambos países y se tenga en cuenta la singularidad de las pesquerías del Norte y Sur de nuestro país, para mantener las operaciones pesqueras en un nivel sostenible y al mismo tiempo se garantice la estabilidad del sector pesquero español; así como a tener en cuenta al sector pesquero en todas aquellas necesidades que plantean, como elegir anualmente la zona donde faenar, dándole oportunidades para mantener la actividad y para crear empleo”.

Para Pepa González Bayo, es muy importante este último aspecto porque “hay que apostar por que el trabajo y el esfuerzo de nuestra flota pesquera repercuta de forma integral en los que trabajan en el sector y se tenga en cuenta la zona donde se realiza ese trabajo, porque solo así se atenderá la singularidad que presenta en un territorio concreto”. El acuerdo pesquero bilateral nuevo, que sea producto de la negociación de las autoridades de ambos países, “debe implicar estabilidad en la actividad pesquera de todos y una gestión sostenible de los recursos pesqueros”, ha dicho la diputada. Para ello, el Ministerio de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente “debería contar con la opinión de los profesionales del mar de las costas gallegas y andaluzas, que son las que faenan en esas aguas –ha proseguido-, para acordar aquellos elementos que pueden aumentar la rentabilidad de la actividad pesquera española, porque cada zona tiene unas singularidad propia, diferencias manifiestas y dinámicas entre las diferentes poblaciones, por lo que cada una presenta distinto asesoramiento y distinta gestión”. Estas modificaciones que el sector pesquero reclama al Ministerio se encuadran en los mecanismos del Reglamento base de la actual Política Pesquera Común en vigor hasta finales de 2020.

Una de las singularidades del convenio actual es, según ha explicado la secretaria territorial de la Costa, que un barco que elige faenar en aguas portuguesas tendrá la obligación de hacerlo por dos años consecutivos. El sector “nos ha trasladado que los afectados quieren que se cambie este aspecto y que se pueda optar por trabajar en un país u otro sin esa atadura bianual”, ha comentado.

En cuanto a la situación del pesquero apresado a mediados de mes por la Policía Marítima Portuguesa, el secretario de Relaciones Transfronterizas de la CEP, Javier Gómez, que acudió también al encuentro, junto con el diputado por la Costa de la Diputación Provincial, Salvador Gómez,  ha querido resaltar, que el Gobierno portugués “ha reconocido el error y ha anunciado que devolverá los 12.000 euros de fianza que se le impuso al barco con base ayamontina en Punta del Moral para poder marcharse”. No obstante, el dueño del barco “ha lamentado haber perdido la pesca que había logrado capturar ese día, unos 250 kilos de crustáceos, y la consiguiente pérdida económica que el incidente ha supuesto para su economía”.

La Ejecutiva y el Grupo Parlamentario se reúnen con el presidente de la Asociación de los Armadores de Punta del Moral y abordan la situación del pesquero “Lozano Abreu”, apresado el pasado día 15

Sé el primero en comentar...

Escribe una respuesta

Tu dirección de correo no será publicada.


*