Csif alerta del “alarmante deterioro” de los vehículos de vigilancia de la Junta y del “peligro” para los trabajadores

Asegura que algunos coches tienen más de 15 años y superan los 600.000 km

La Delegación de Medio Ambiente es una de las que cuenta con vehículos en muy mal estado, según Csif

La flota de vehículos que emplea la Junta de Andalucía para labores de vigilancia del medio natural, marítimo y carreteras cuenta con coches que, según ha denunciado el sindicato CSIF, están “obsoletos y deteriorados” y suponen “un peligro” para los trabajadores que los utilizan a diario.

La central sindical ha denunciado, en este sentido, que algunos vehículos cuentan con más de 15 años de servicio y la mayoría de ellos tienen un elevado kilometraje superando los 400.000 y, en algunos casos, llegan a los 600.000. El problema, según CSIF, es que la demanda para utilizar estos coches es muy alta y la flota resulta insuficiente. A ello se suma, la “falta de mantenimiento” y la “escasa renovación” de los vehículos que hace la Administración.

Esta situación se da en tres delegaciones territoriales de Huelva; en concreto, en Medio Ambiente y Ordenación del Territorio, en Fomento y Vivienda y en la Delegación de Agricultura, Pesca y Desarrollo Rural. En ninguna de ellas, asegura CSIF, se ha renovado ni un solo vehículo de vigilancia durante el año 2017. Por este motivo, la central sindical urge a la Junta a aprobar un plan de inversión para sustituir estos coches de forma urgente.

Manuel Antonio Conde, responsable provincial del sector de Administración General de la Junta de Andalucía, asegura que desde el sindicato se lleva advirtiendo del problema desde hace varios años y que “la respuesta continúa siendo el silencio a nuestras innumerables denuncias y escritos”. Conde lamenta que la Junta “no sea consciente del riesgo que corren los empleados públicos que utilizan estos vehículos y del peligro que supone para su integridad física”. Esa inseguridad, añade, se deriva de la falta de mantenimiento, la antigüedad y el desgaste.

Incumple su normativa

CSIF asegura, en este sentido, que la Junta de Andalucía “está incumpliendo su propia normativa” (Instrucción de la Viceconsejería de Economía y Hacienda de 8 de mayo de 2008) sobre la adquisición de vehículos donde se recogen los criterios de antigüedad  y kilometraje que se tienen en consideración para realizar la sustitución. En el caso del coche todoterreno se establece una antigüedad de 6 años y de 300.000 kilómetros, un criterio que la Administración no está aplicando en la provincia de Huelva, según el sindicato.

En la Delegación de Medio Ambiente una de las últimas actuaciones, que la propia Junta de Andalucía publicó como algo meritorio, fue la renovación en el año 2016 de cuatro de los aproximadamente 78 vehículos con los que cuentan los agentes de Medio Ambiente para las labores de vigilancia y custodia del medio natural, de realización de informes y actas de inspección y de control de condicionados, según explica el sindicato. Esto pone de manifiesto que “la Junta no tiene ningún plan de mejora progresiva de la flota de vehículos para ninguna de estas tres delegaciones y desde CSIF entendemos que estos vehículos son una herramienta básica para la prestación de los servicios públicos por lo que debe tomarse en serio este problema y atajarlo urgentemente”, ha manifestado Conde.

Finalmente, el portavoz de CSIF remarca que “entendemos que la Junta de Andalucía, una vez más, incumple deliberadamente su propia normativa reguladora de la flota de vehículos poniendo en serio peligro a los empleados públicos que utilizan diariamente estos coches obsoletos y peligrosos para la realización de su trabajo de custodia, vigilancia y preservación de nuestras carreteras y nuestro entorno natural y marítimo”.

Sé el primero en comentar...

Escribe una respuesta

Tu dirección de correo no será publicada.


*