Aprobación unánime de la moción de IU Cartaya para bajar la tasa por veladores

Veladores de la calle Odiel, en El Rompido

El Pleno del Ayuntamiento de Cartaya ha aprobado por unanimidad la moción de IU para bajar la tasa sobre mesas y sillas, en colaboración con el sector hostelero. Entre los acuerdos, se incluye la valoración de criterios de progresividad como superficie ocupada, “periodo de utilización real” y otros relacionados con la estacionalidad.

Esta moción aprobada a IU en el último Pleno Municipal propone que se adopten medidas como “ofrecer tarifas flexibles que diferencien dos periodos del año, en temporadas baja y alta, con tratamientos fiscales diferentes; introducir categorías fiscales en función de las zonas o descontar  los días en que no se puedan instalar veladores por actuaciones públicas como festejos u obras”.

Cartaya, entre los municipios andaluces con mayor tasa por veladores

El Ayuntamiento de Cartaya cobra 120 euros anuales por una mesa y cuatro sillas, duplicando la tarifa de los municipios andaluces entre 15.000 y 20.000 habitantes, cuya media no supera los 50 euros anuales por mesa. Cartaya es una de las localidades andaluzas con mayor tasa por veladores, junto a La Zubia (Granada), Huercal-Overa (Almería) y Albolote (Granada).

La mayoría de los municipios de la costa andaluza fijan una cuota muy inferior a la del consistorio cartayero. En Conil (Cádiz) los bares pagan de 7 a 17 euros anuales por metro cuadrado de velador con sombrilla, en función de la zona; en Tarifa, de 7 a 26 euros; en El Puerto de Santa María, 38 euros anuales y en Torrox (Málaga), de 24 a 54 euros por mesa, según la zona donde se ubique el establecimiento.

Cartaya también encabeza el ranking de las tasas más caras por veladores entre los municipios onubenses con población superior a 10.000 habitantes. La cuota de Cartaya, de 120 euros anuales por mesa, supera ampliamente la de de municipios como Aljaraque (25 euros anuales por mesa), Lepe (de 10 a 21 euros el metro cuadrado anual), Isla Cristina (36 euros anuales por m2), Almonte (11,50 euros anuales por m2), Moguer (87 euros por mesa), Huelva (de 15 a 20 euros anuales por velador) y Punta Umbría (de 25 a 61 euros anuales por mesa según zona).

La Ordenanza de esta tasa en Cartaya no incluye criterios de progresividad contemplados en otros municipios, como superficie ocupada (Tarifa, Isla Cristina o Almonte), zona (Punta Umbría o Lepe), periodo “real de ocupación” (Albolote) o temporada (Santa Fe o Baena). En Cartaya un bar tributa lo mismo por mesas de tres metros cuadrados que por mesas de un metro, por instalar veladores en temporada estival que por hacerlo en febrero o por ocupar zonas de máxima afluencia que zonas residenciales.

“Cuidar a nuestras empresas familiares, que soportan una de las mayores cargas fiscales del país, no sólo es justo, es útil para impulsar el progreso y la creación de empleo”

David Calderón, concejal de IU, defendió en Pleno Municipal al sector hostelero, “que genera uno de cada diez empleos en nuestro país, como uno de los principales motores económicos de Cartaya, El Rompido y Nuevo Portil. Cuidar a nuestras pequeñas empresas familiares no sólo es justo, es útil para impulsar el progreso y la creación de empleo”. Lamentablemente, prosiguió, “la actual tasa por veladores no mejora la situación de nuestras pequeñas empresas familiares, que ya soportan una de las mayores cargas fiscales del país. Ello frena a un sector que sostiene 1,7 millones de empleos a nivel nacional. Las administraciones públicas deben crear las condiciones para impulsar nuestras principales fuentes de empleo. En Cartaya, potenciar la justicia fiscal y adaptar la gestión pública a las singularidades de nuestro municipio mejora las condiciones para el desarrollo económico y la creación de empleo”.

Calderón defendió que “con esta moción IU profundiza en su proyecto para una fiscalidad municipal más justa. La aplicación de las mociones de IU del aumento del IAE a las grandes empresas y la tasa a las eléctricas han hecho crecer casi 300.000 euros los ingresos del Ayuntamiento. Garantizar que las grandes empresas contribuyan más justamente permite aliviar ahora la carga fiscal de las pequeñas empresas. Es hora de modificar la tasa por veladores para hacerla más moderada, justa, flexible y adaptada a las características del municipio”.

Sé el primero en comentar...

Escribe una respuesta

Tu dirección de correo no será publicada.


*