La dirección del Partido Popular de Andalucía no se puede permitir en Huelva otra grave crisis como la de Jaén

Juanma Moreno, presidente regional del PP, sigue muy de cerca cuanto ocurre en Huelva.

Con el antecedente de Jaén, que puede costar caro electoralmente, la dirección del Partido Popular de Andalucía parece seguir muy de cerca todos los movimientos que se suceden en Huelva tras el espontánea encuentro el viernes de la semana pasada en el Comerial de cerca de 200 militantes de la capital en el que se abordó la falta de una estructura de representación local y la necesidad urgente de participar de manera más activa para fortalecer al partido. Juanma Moreno, presidente regional, realizó el viernes visita a Palos de la Frontera y La Palma -municipios ambos de fuerte implantación de los populares- que se hicieron pública pero nada se ha dicho de un encuentro privado antes con el presidente provincial, Manuel Andrés González, al que también asistió la secretaria regional, la valverdeña Loles López.

La situación es complicada porque, desde la reunión de militantes de la capital, algunos miembros del Comité de Dirección provincial -que precisamente también se reunió este viernes por la mañana en la sede- en lugar de valorar el interés de las bases en la capital por ser algo más que interventores de última hora, llamados para cubrir las mesas electorales, hayan afirmado que “ya tienen al candidato a la Alcaldía’ y hasta “la candidatura para la capital’ ante la sorpresa de los actuales miembros del grupo de concejales populares en el Ayuntamiento de Huelva, casi todos con 20 años a su espaldas de gobierno municipal en la etapa de Pedro Rodríguez. La actual portavoz, Pilar Miranda, no sabía por dónde salir cuando en rueda de prensa convocada para otro tema los periodistas, como es lógico, le preguntaron si ella conocía el nombre de este candidato, al no ser ella, que el coordinador y ex acalde de San Juan del Puerto, Juan Carlos Duarte, ya había dado por cerrado por la dirección provincial. Un ‘ninguneo’ que también han padecido otros miembros del grupo y que obligó al presidente provincial, Manuel Andrés González, a comparecer junto a tres concejales para dar una sensación de buena “sintonía” el pasado jueves.

Si la dirección provincial popular sigue adelante y da, al parecer este jueves, el nombre de la candidata/o sin dar una salida orgánica a la inquietud de casi 200 militantes -una cifra desconocida en la movilización de las bases de esta formación política- sería entendido como una “provocación” y “un desaire” a quienes integran el partido, algunos de ellos  considerados como ‘históricos’. La pregunta que se hacían en la reunión del Comercial no era otra que por qué todos los pueblos tienen la posibilidad de celebrar congresos y elegir a sus representantes y en la capital nunca se ha cumplido lo que los estatutos provinciales indican -artículo 7, apartado 1 y 2- en cuanto a una representación por distritos electorales en la capital, como ocurre en las restantes grandes ciudades y sin ir más lejos fue motivo incluso de una visita del propio presidente nacional, Mariano Rajoy, a Sevilla para apoyar esta fórmula de representación que es la que, en definitiva, fortalece una estructura que dé respaldo luego a una candidatura de Huelva capital elegida -y no a dedo por tan sólo cinco dirigentes, que representan más a Lepe, Aljaraque, San Juan y Palos de la Frontera– para los próximos comicios municipales.

Juanma Moreno no quiere más crisis y Loles López menos porque sería en su propia provincia. Las encuestas no son buenas para el PP ni en municipales, ni en autonómicas ni tampoco en generales. El que más se la juega es Manuel Andrés González como presidente provincial porque la capital se gobernaba hasta el 2015 y quedarse con tan sólo cinco o seis concejales sería dramático. Y no digamos si las bases no se sienten representadas por un candidato impuesto. El fracaso, la debacle electoral, sería imputable al presidente provincial aunque quienes muevan los hilos en la provincia, siguiendo instrucciones de la ministra desde Madrid, sean Juan Carlos Duarte y Carmelo Romero, amén de Matías Conde al que le gusta maniobrar desde la sombra. De lo que no hay seguridad por ahora es que este movimiento de la militancia en la capital no tenga otros efectos rebotes también en la provincia. Hay nerviosismo, mucho nerviosismo, y en tiempos de tempestad, dice el refrán, no se deben hacer mudanzas. ¿Se lo aplicará el PP en Huelva?

Sé el primero en comentar...

Escribe una respuesta

Tu dirección de correo no será publicada.


*